16 marzo 2007

Una chica precoz y un resultado claro

El "toque terapéutico" o "terapia de toque", TT, es una pseudoterapia adaptada del Qi gong chino. Sí, ese mismo que la Generalitat acaba de aceptar como terapia médica "alternativa" (lean al respecto una síntesis en Estado de indefensión).
La base del TT es que el "sanador" pasa las manos sobre el cuerpo del paciente sin tocarlo pero equilibrando misteriosamente su campo energético, sea lo que sea tal cosa. No se sabe de qué va ese campo energético porque no hay aparatos para medirlo pero se supone que el practicante no sólo lo nota, detectando además sus desequilibrios, sino que es capaz de manejarlo cambiándolo hasta llegar a un estado armónico (pongan comillas a voluntad en las frases anteriores).
La historia que les cuento se menciona brevemente en "Ciencia o vudú" y me he entretenido en documentar los detalles.

En 1998, el Journal of the American Medical Association publicó un artículo titulado A Close Look at Therapeutic Touch, firmado por cuatro autores, entre ellos una tal Emily Rosa.
Les traduzco no muy atentamente (es muy tarde) los puntos clave del resumen:
  • Contexto: el toque terapéutico (Therapeutic Touch, TT) es una práctica clínica ampliamente utilizada basada en el misticismo pero para la cual se alega la existencia de una base científica. Los practicantes del TT defienden su utilidad médica usando sus manos para manejar un "campo de energía humano" perceptible sobre la piel del paciente.
  • Objetivo: Investigar si los practicantes del TT pueden realmente percibir el "campo energético"
  • Diseño: 21 practicantes del TT con experiencia entre 1 y 27 años han sido probados bajo condiciones de prueba ciega para determinar si pueden ident¡ficar correctamente bajo cual de sus manos está la del investigador. La posición de la mano del investigador se determina tirando al aire una moneda. 14 investigadores fueron sometidos a la prueba 10 veces y otros 7, 20 veces cada uno.
  • Medidas: se les preguntó a los practicantes del TT si la mano del investigador estaba bajo su mano izquierda o derecha. Por azar, los aciertos deberían ser del 50% aproximadamente. Si la TT era cierta, los aciertos deberían ser del 100%.
  • Resultados: los practicantes del TT identificaron correctamente la posición de la mano en 123 de los 280 ensayos (un 44%), lo cual está próximo a lo esperado por azar. No se encontró correlación significativa entre los aciertos y la experiencia (r=0.23).
  • Conclusiones: los 21 exprimentados prácticos del TT fueron incapaces de detectar el "campo energético" del investigador. Este fallo en la confirmación de la base esencial del TT es una evidencia no refutada de que las afirmaciones del TT no tienen fundamento y que su uso profesional no está justificado.
La responsable del estudio fue la mencionada Emily Rosa que, cuando lo hizo, era estudiante en Loveland, Colorado y tenía 9 años.

Como dijo Groucho: "Incluso un niño de cinco años podría entenderlo. ¡Que me traigan un niño de cinco años!."
Porque parece que algunos adultos no acaban de entenderlo.

Referencia:
Linda Rosa, Emily Rosa, Larry Sarner, Stephen Barrett, 1998, A Close Look at Therapeutic Touch, Journal of the American Medical Association, 279: 1005-1010.
Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º