01 febrero 2007

Estado de indefensión

La Generalitat catalana ha publicado el Decreto 31/2007 “por el que se regulan las condiciones para el ejercicio de determinadas terapias naturales” (en catalán en el original).
El proyecto de decreto fue objeto de una intensa discusión hace unos meses. En este blog hablamos de él en algunas ocasiones que les recomiendo relean para ponerse al día:
Además de otras iniciativas paralelas igualmente majaderas
La vía legal para oponerse a la barbaridad es, en la legislación española, la de presentar alegaciones ante la propuesta de decreto.
Así se hizo desde ARP- Sociedad para el Pensamiento Crítico a través de un documento firmado por unos cuantos, entre ellos yo.
Nuestra legislación prevé que las alegaciones deben ser contestadas individualmente, dando razón de su aceptación o rechazo.
Este mecanismo legal, de salvaguarda de los derechos del ciudadano, no se ha respetado. Nadie ha contestado a las alegaciones y el decreto sale tal como estaba.

Para cerrar.
En este país estan pasando cosas muy raras últimamente. Sin mezclar churras con merinas acabo observando que todas ellas tienen un factor común: se ha renunciado a la inteligencia y con ello a muchas otras cosas como efecto colateral.
Esto permite que algunos personajes demasiado estúpidos para triunfar en una profesión exigente medren en las aguas turbias de la política donde, ese es el problema, tienen poder.
Ese poder, con la estupidez adosada como un parásito, se propaga poco a poco invadiendo ámbitos donde ya no podemos reírnos o acudir a la ironía distante: la educación, la cultura y la salud.
El defensor del pueblo, instancia a la cual acudí en su momento para pedir su intervención ante el reconocimiento de los "medicamentos" homeopáticos echa balones fuera y dice que no puede entrar a valorar la verdad o mentira de la homeopatía.
Los derechos fundamentales quedan al arbitrio de un parlamento de indocumentados.
La Generalitat no contesta a las alegaciones.

Esto tiene un nombre: estado de indefensión.

Nota: querida L. Este año no pudiste empezar a estudiar medicina, tu vocación desde siempre. La nota de corte era alta y no pudo ser, un año en secano. O no. No te preocupes y, sobre todo, no seas idiota. Hay un sitio donde podrás ejercer cualquier mancia con unos cursitos impartidos por gente tan de fiar como este sujeto y su maravilloso curriculum. Podrás ganar un montón de guita administrando agua y flores a la gente. De paso quedarás bien y harás amigos porque podrás criticar la anquilosada medicina tradicional mientras das unos pases por el canal energético “mu” para liberar a la paciente de su molesto cáncer de pecho, producto de un desequilibrio energético en sus canales "fu". En caso de deceso puedes decirle a los familiares que hablen con la consejera Marina Geli.

Más información en el blog de Alfonso López y en el de Javier Armentia.

12 comentarios:

apfelbaum dijo...

Veo con alegría que todavía conservo la capacidad de asombrarme... Y me ha parecido rayana en lo genial esta frase del proemio del decreto de marras: "Los criterios en los que se basan las terapias naturales parten de una base filosófica diferente de la que respalda la medicina convencional o alopática y aplican procesos de diagnóstico y terapéuticos propios". En mi inocencia, creía que, aunque quizá no pueda hablarse de "un método científico", la base filosófica, gnoseológica, de cualquier disciplina aceptable sería la misma. Que quien firma ese decreto, con el Presidente de la Generalidad, sea una médica y, encima, especialista en medicina interna, me deja atónito. Cuando, al ir leyendo el decreto, se encuentra uno con la vía "paralela" de acceso al ejercicio de un tipo de medicina, mi grado de asombro roza lo sublime...
En fin, gracias por el post y, si no tienes inconveniente, me gustaría utilizar la información para hacer un comentario en el mío.
Saludos.

Angel dijo...

Usa lo que haga falta, por supuesto, que para eso está la licencia Creative Commons. Además será bueno dar a conocerm esta historia lo más ampliamente posible.

keiso dijo...

Me parece atrevido, para una persona que desconoce completamente la medicina alternativa, proponer tales afirmaciones.
Desde luego, el que cree que los que usan este tipo de medicina creen que suple a la "inteligente" (como usted la llama) demuestra ignorancia por su parte.
¿por qué no deja a los que no piensan como usted tranquilos?

Por cierto, ¿sabe lo que piensan los americanos de esto?
http://nccam.nih.gov/

Iván dijo...

Curioso keiso, pruebas empiricas y que no es posible rechazar muestran que la medicina normal cura, ¿puede deir lo mismo la homeopatia? no se moleste ya le contesto yo con un "ja ja", mas quisieran, segur que si algun dia desarrolla un cancer no se lo intentra curar con puntos energeticos y demas chorradas.

Una cosa, si la generalitar no ha respetado la ley en lo referente a las alegaciones, ha incumplido esta en la aprobacion de la norma, ¿no se puede actuar por ahi?

Angel dijo...

Mire keiso, mi respuesta está a través de los múltiples posts y comentarios que se han hecho a las entradas que refiero en el texto y que veo que usted o no ha leido o no ha entendido.
Lo siento pero no, los estudios que comento, los meta-análisis, la esperanza de vida en los países donde estas medicinas tienen arraigo son muy claros.
¿Quiere debatir? Estoy dispuesto: deme un estudio donde se pruebe con tests estadísticos y pruebas doble ciego que alguna "medicina" alternativa funciona. Pero temo que esperaré en vano.
Nota 1: mi ignorancia es algo que usted supone, no tiene pruebas de ello, no use argumentos ad hominem por favor.
Nota 2: "¿por qué no deja a los que no piensan como usted tranquilos?" Porque perder el tiempo con las "medidicinas" alternativas puede suponer un retraso en acudir a la Medicina real que consecuencia de muerte. Sólo por eso. ¡Ah! Sí, y porque son falsas, se me olvidaba.
Saludos. Quedo a la espera del estudio.

keiso dijo...

Pregunten a un médico:
1. ¿Qué le manda la medicina "inteligente" para "curar" una gripe?
2. ¿Y para un cancer terminal?

Aquí están lo que espera, no hacía falta más que pinchar en el link...

K.M. Newton, S.D. Reed, A.Z. LaCroix, et al. Treatment of Vasomotor Symptoms of Menopause with Black Cohosh, Multibotanicals, Soy, Hormonal Therapy, or Placebo: A Randomized Trial. Annals of Internal Medicine, December 2006

Elvira V. Lang, Kevin S. Berbaum, Salomao Faintuch, et al. Adjunctive self-hypnotic relaxation for outpatient medical procedures: A prospective randomized trial with women undergoing large core breast biopsy. Pain, December 2006

¿De verdad habla de lo que sabe?

keiso dijo...

¡Ah y no se moleste en buscarlo!

Annals of Internal Medicine; Impact Factor: 13.254 (2005)

Pain; Impact factor: 4.309 (2005)

Angel dijo...

No entiendo las primeras preguntas: para una gripe (origen vírico) no se dan medicamentos para "curarla", solo para reducir el malestar. Lo mismo para un cáncer terminal que por su propio nombre ya no tiene solución. No sé qué quiere decir.

Respecto a las publicaciones:
La primera dice en sus resultados:
Vasomotor symptoms per day, symptom intensity, Wiklund Vasomotor Symptom Subscale score did not differ between the herbal interventions and placebo at 3, 6, or 12 months or for
the average over all the follow-up time points (P 0.05 for all
comparisons) with 1 exception...

O sea, que no me parece un ejemplo especialmente aplastante teniendo en cuenta que esa excepción podría producirse por azar una de cada 100 veces y que pasó a los *12 meses* con lo que cualquier otra causa (el mismo tiempo transcurrido) pudo influir en el resultado. Hace falta algo más aunque sólo sea lo que se les exige a los medicamentos "convencionales".

Aún así, y refiriéndome también al segundo trabajo sobre dolor, me pne usted ejemplos que no son estrictamente alternativos: los tratamientos a base de extractos vegetales pueden funcionar perfectamente para según qué cosas teniendo en cuenta que la mayoría de los medicamentos tienen su origen ahí, en la naturaleza. Lo mismo pasa con las técnicas de relajación. Eso no son terapias alternativas, están bien integradas en la medicina.
Si antes de irnos más por las ramas volvemos al origen de todo esto, el decreto de la generalitat, verá que se habla de homeopatía, por ejemplo. A este respecto hay trabajos en los post anteriores que analizan los estudios previos; écheles un vistazo y verá que son demoledores.
De todas formas: ¿es usted capaz de explicarme cómo funciona la homeopatía, cómo guarda el agua la memoria de los principios activos y cuáles son los mecanismos fisiológicos en nuestro cuerpo?
¿Es usted capaz de demostrarme cómo se definen los canales energéticos, cómo se miden y cómo puede determinarse la influencia de ellos en cualquier dolencia?
¿Puede usted demostrarme que hay diferencias esenciales entre un tratamiento homeopático y una imposición de manos del sanador de mi pueblo?
Temo que no nos pondremos de acuerdo.
Por si le aborrece buscar las referencias:
Stefania Milazzo, Nancy Russell, Edzard Ernst (2006). Efficacy of homeopathic therapy in cancer treatment. European Journal of Cancer, 42: 282-289.

Aijing Shang, Karin Huwiler-Müntener, Linda Nartey, Peter Jüni, Stephan Dörig, Jonathan A C Sterne, Daniel Pewsner, Matthias Egger (2005) Are the clinical effects of homoeopathy placebo effects? Comparative study of placebo-controlled trials of homoeopathy and allopathy. Lancet, 366: 726-732.

Los tiene comentados en
http://golemp.blogspot.com/2006/03/ni-quito-ni-pongo-rey-meta-anlisis.html
Saludos

Angel dijo...

¿Sabrán estos de lo que hablan o serán también unos ignorantes?
A mí no me apetece decir más:

Editorial de The Lancet (factor de impacto: 23.88) titulado “The end of homoeopathy”:

“Que a la homeopatía le haya ido mal en comparación con la alopatía en la evaluación sistemática de Aijing Shang y colaboradores no es sorprendente. Es interesante que este debate continúe después de 150 años de resultados desfavorables. Cuanto más se diluye la evidencia sobre la homeopatía, mayor parece su popularidad.
Durante mucho tiempo se ha manifestado una actitud de corrección política de “laissez-faire” hacia la homeopatía pero hay nuevos signos de lucidez desde lugares diversos.
El UK Parliamentary Select Committee on Science and Technology publicó en el año 2000 un informe sobre las medicinas complementarias y alternativas. Y recomienda que “cualquier terapia que hace afirmaciones específicas de poder tratar algo en condiciones específicas debe presentar evidencia de ser capaz de hacerlo por encima de y más allá del efecto placebo” (1). Dando un paso más, el Gobierno de Suiza, tras 5 años de ensayo clínico, ha retirado la cobertura de la seguridad social para la homeopatía y otros cuatro tratamientos complementarios debido a que no cumplen las condiciones de eficacia ni rentabilidad”.
[…]
Ya ha pasado el tiempo para análisis selectivos, informes sesgados o más inversiones en investigación para perpetuar el debate entre homeopatía y alopatía. Los nuevos doctores deben ser claros y honrados con sus pacientes sobre la ausencia de beneficios de la homeopatía y consigo mismos sobre los fallos de la medicina moderna para abordar las necesidades específicas de sus pacientes en el tratamiento personalizado.
The Lancet”
[Fin del editorial]

Rubiales dijo...

No sé si esto se trata de un debate científico, debate de tertuliano, o las dos cosas a la vez...
Empiezo dejando clara mi opinión. “Ni soy médico ni creo en la medicina alternativa. Pero la respeto.”

Parece ya asumido que la medicina alternativa tiene sus seguidores, (aunque os pese) y que muchos (con datos científicos, aunque también os pese) reconocen su aplicabilidad a determinadas patologías. Probablemente el caso más claro es el de las relacionadas con el dolor.

Los datos científicos están ahi, pero ¿como interpretarlos? pues sinceramente, no me parece tan fácil. Acabo de descubrir la plataforma de búsqueda sobre lo que (acabo de aprender) viene denominado como CAM. El volumen de artículos que la apoya es notable, (más de 4500 artículos sobre artritis, por ejemplo) no creo que te compense echar por tierra los resultados positivos de uno tras otro, Ángel, entre otras cosas porque no creo que lo consiguieses. Pero también es cierto que es quizá despreciable si se compara con el de medicina “moderna”.

Ahora bien, tengo muchas preguntas sobre el debate.

1. ¿no os olvidáis de la tradición? (vuelvo a mi óptica de relatividad que expresé en otro comentario que he realizado en este blog). Para mí está claro que el desarrollo de la ciencia sigue caminos de inercia. ¡Qué difícil es convencer a los otros de algo que desde siempre se da por erróneo!
2. ¿no está también relacionado con que la tradición científica en occidente no se centraba en esos caminos? ¿no es un reflejo de los poderes cientificos? En diferentes foros se ha hablado de que hasta ahora muchos países asiáticos no entraban en las vías convencionales de difusión científica.
3. ¿el desprestigio a la CAM se apoya en datos verosímiles? ¿no es una corriente de opinión? Como el que enlazas tú de The Lancet (es decir, sin verdad absoluta probada) ¿cuántos recursos se han dedicado, si se comparan con otras vías de investigación “moderna” fallida?
4. Y la que más gracia me hace y más claro tengo ¿todo lo que se publica con factor de impacto es verdad? La respuesta es un no con mayúsculas, aunque sea una medida de verosimilitud y un instrumento de consenso en la ciencia.

Demasiadas preguntas, para decantarse por eliminar ese tipo de investigación. Pero tampoco me parece prudente llamar majaderos a los que los apoyan. Ya ves lo que pasó con los de los castaños y las hayas, por ejemplo... Por mi parte, adelante con la investigación “alternativa” con mis impuestos. Decidamos con más datos. Y sobre todo, decidamos nosotros, todos, que somos los nos tratamos…

Angel dijo...

He revisado los comentarios de la casi docena de posts previos sobre este tema o similares. La conclusión es que nos reiteramos una y otra vez y que no merece la pena seguir repitiéndonos.
Sí quiero responder a dos cosas que comentas pero de otra índole:
1. "¿todo lo que se publica con factor de impacto es verdad?" NO. Puse el factor impacto de The Lancet sólo y exclusivamente porque en el comentario anterior lo usaban como apoyo a los dos trabajos que mencionaban. Y si vamos al "yo la tengo más grande", The Lancet gana.
2. "tampoco me parece prudente llamar majaderos a los que los apoyan"
No lo he hecho, el adjetivo está asignado a las iniciativas que me parecen "necias y porfiadas" como dice el RAE.
Para terminar: las prácticas incluidas en esto de las "terapias alternativas" deben ser reguladas, eso es obvio. El problema es que el decreto famoso es técnicamente muy malo (lo explico detalladamente en el primer post) e incurre en defectos que traerán muchos problemas aparte de que no aplica garantías a los consumidores.
Échale un vistazo a "Discovery Salud" si quieres ver hasta dónde se puede llegar por una mala técnica legislativa.
Por cierto, mi post iba de otra cosa, de la indefensión ante los legisladores que se saltan el procedimiento porque les da la gana.

Republica bananera dijo...

"Los derechos fundamentales quedan al arbitrio de un parlamento de indocumentados"

No sería la primera vez. Se pueden recordar casos históricos como la "Indiana Pi Bill"

Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º