03 febrero 2007

Después del tsunami

El post anterior levantó ampollas. La verdad es que era mi intención, el post era una provocación y lo escribí como tal, pasándome un poco de la raya. Consecuentemente, asumo el rapapolvo. Ahora que el tsunami empieza bajar (aún llegan olas secundarias) y las orejas dejan de pitarme a ratos, debería hacer una reflexión sobre el asunto.
No he hecho estadística de los comentarios pero he apartado los que discuten con argumentos. Algunos están de acuerdo en líneas generales con lo escrito, otros en absoluto, pero da lugar a que a mí me llegue información valiosa y pueda, o no, reconsiderar postulados.
Lo más preocupante, en mi opinión, son dos cosas que siempre pasan. No en este post, sino en cualquier blog donde se toque un tema polémico.
La primera es que poca gente lee los comentarios anteriores por lo que cuestiones ya respondidas se reiteran. La segunda es algo más preocupante y muy de moda en la política pero que debería estar más lejos en este ámbito nuestro: el recurso a la descalificación personal como contra-argumento. Aún así, de todos los comentarios me he hecho una buena idea de mí mismo: soy Mr. Hyde redivivo con un toque del conde Drácula y turbante talibán. Las encuestas de calidad no refrendan eso pero supongo que mis alumnos están aterrorizados.
Cerrando el apartado anterior, me voy a sincerar, esta vez sin ánimo de provocar, respondiendo a algunos comentarios.

La universidad española tiene varios problemas, a cada cual más serio, en todos los ámbitos de decisión, desde el Ministerio del ramo hasta el despacho del último profesor mileurista (que hay muchos). Algunos de esos problemas son solucionables a medio plazo pero no soy optimista. Otros no veo que vayan a mejorar en décadas. En cualquier caso, los alumnos no son responsables de ellos salvo en un aspecto: su ausencia generalizada de los órganos de gobierno donde, aunque no lo sepan o no se lo crean, tienen un peso significativo que podría aprovecharse mejor.

Empezando por arriba: desde el Ministerio, en los últimos años y afectando a ambos partidos políticos gobernantes, no se ha planificado con claridad la transición al EEES. Eso ha supuesto mucha pérdida de tiempo, muchas iniciativas segadas y bastante desaliento entre los profesores que se preocupan (créanme, alguno hay). Aún así, el movimiento alrededor del EEES es posible que genere efectos beneficiosos para algunos de los problemas básicos que mencionan algunos de ustedes, especialmente el mirar más hacia lo que se hace en otros países y, tal vez, adoptar técnicas de enseñanza diferentes cuando sea necesario. Las técnicas de enseñanza y los objetivos que se buscan son esenciales pero están sin definir. Mientras tanto cada profesor hará lo que pueda o quiera, habrá que esperar a ver si el tema se aclara.

La posición de funcionario tiene un efecto perverso, es verdad: nadie puede echarte salvo que entres en la delincuencia más descarada y aún así es difícil. La ventaja es que los que trabajan pueden hacerlo sin la tensión que tienen en sistemas extremadamente competitivos, el otro extremo del péndulo. ¿Qué es lo que pasa aquí? Pues que el profesor bueno lo hace bien y el malo lo hace mal. El profesor que quiere investigar, investiga y el que no, no. El que se molesta está en su despacho o al menos disponible (yo, por ejemplo, estoy a caballo entre dos ciudades y doy el móvil y correo a los alumnos para que las tutorías puedan ser en cualquier momento) y el que no, desaparece días o semanas enteras. El que tiene entrañas renueva su discurso, sus prácticas y sus formas buscando mejorar y el que no sigue trayendo sus transparencias de hace diez años sin mayores reparos.

La calidad del profesorado debe medirse teniendo en cuenta varias claves. La primera es que la mayoría de los profesores actuales sacamos la plaza con la antigua LRU. Eso significaba que dos de los miembros del tribunal los ponía tu departamento (frecuentemente tú mismo) y tres salían a sorteo entre los del área de conocimiento. Lógicamente, el de casa (también llamado "el bicho") jugaba con ventaja siempre y una mayoría de las veces ganaba la oposición. A veces injustamente pero otras no. Mi caso no es de los más descarados: yo no era estrictamente "de la casa" porque, aunque llevaba dos años en el departamento, venía de otra universidad, no era mi área aunque tenía experiencia en ella, también tenía publicaciones y docencia en media docena de maestrías y cursos de doctorado nacionales y extranjeros. El caso es que apenas tuve que pelear porque nadie más vino a competir. Aunque la saqué no tengo la sensación de que fuera un regalo: un año de preparación y un curriculum bastante más largo. De todas formas, el viejo sistema facilitó lo que hoy llamamos "endogamia", donde estabas de meritorio durante años y luego, al cabo del tiempo, como en el ejército, se te premiaba con un ascenso.
La actual LOU creo que tenía buenas intenciones y eliminó lo de los dos miembros del tribunal "a dedo" pero generó un sistema imposible que sólo va a durar unos años porque la actual reforma lo cambia de nuevo. Eso ha generado más frustración entre los aspirantes a profesores que ven que les cambian las reglas del juego constantemente.

¿Más problemas? Pues sí, muchos. Pero los comentaré otro día por mera cuestión de extensión. Hoy, para terminar en positivo y porque aún siento las agujas de vudú clavadas en los riñones, me atrevo, sin prepotencia (creo), a recomendar unas pocas reglas de supervivencia. Porque en la universidad deben ustedes flotar como un corcho para terminar la carrera. No se crean que fuera, en la sociedad real, no hace frío. Lo hace y mucho. Las reglas son pocas pero no veo que casi nadie las siga:
  • ante una nueva asignatura, evalúen al profesor. Los hay de varios tipos pero sólo dos les van a causar problemas: los que exigen sus apuntes al dedillo (y no se te ocurra mirar otros libros) y los que creen que suspendiendo a todos la tienen más larga. En el primer caso, mala suerte (yo tuve dos de esos): sólo hay dos opciones. La primera es agachar la cabeza y pasar por el aro. La segunda es reclamar (veremos eso más adelante). Pregunten a los de otros cursos, recojan información y actúen en consecuencia: el profesor no es necesariamente un enemigo pero tampoco lo contrario.
  • en casi todas las asignaturas basta con elegir un par de buenos libros para saber lo necesario, no sólo para aprobar, sino para saber. Si su profesor no se los menciona (aunque debería) busquen información en otras universidades, con profesionales, en foros... pillen los libros y úsenlos. Muy importante: todo está escrito, el profesor es una figura prácticamente prescindible salvo que sea realmente bueno.
  • no usen excesivamente internet para los trabajos y el estudio. No es que sea una mala fuente en general (la wikipedia es normalmente buena) pero es que se nota mucho cuando se usa el corta/pega y los temas o trabajos quedan mal estructurados.
  • hagan trabajo colectivo, el trabajo individual es necesario pero al 100% no es lo más eficaz. Si tienen, pongamos, 20 temas en una asignatura, pónganse de acuerdo y que cada persona o en grupos de dos preparen a fondo un tema, uno solo, con los libros adecuados. Sería bueno que luego hicieran una puesta en común pero aunque no lo hagan los temas serán mejores y el esfuerzo individual se habrá aprovechado también mejor.
  • háganse un horario y respétenlo; la planifícación es imprescindible para aprovechar el tiempo. Incluyan horas de estudio y biblioteca (documentación) porque sino todo se juntará al final con los resultados previsibles.
  • si hay problemas serios con un profesor únanse, vayan al sindicato de estudiantes y pongan una queja formal al vicerrector de turno. Normalmente esto no se hace porque creen que no va a ser útil. Les aseguro lo contrario. Usen el poder que tienen si alguien pretende abusar del suyo.
  • finalmente, si no hay forma de aprobar, pidan un tribunal. Es un procedimiento reglamentado y que debe usarse. les recomiendo que lo hagan en grupo y que, en ese examen, estudien a fondo.
Y sí, he prometido que haré un post sobre lo que quisiera que los profesores supieran, que tampoco me caso conmigo mismo.

35 comentarios:

Ningu dijo...

Gracias a tus dos últimos post, he podido comprobar que en diez años apenas ha cambiado el sistema universitario. Los problemas que se mencionan desde el punto de vista de alumnos y profesores siguen sin solución.

Como comentas, hay profesores buenos y malos. El problema radica en la proporción. Únicamente encontré tres profesores buenos cuando estudiaba (normalmente tenía dos profesores por asignatura, lo que da una buena cantidad y una triste media). La mayoría no aparecía por los despachos ni a las horas marcadas para tutoría, salvo cuando se acercaban los exámenes. Muchos consideraban requisito imprescindible que tuvieses SU libro y nada de fotocopiarlo. Las clases recitadas como si fuesen una misa o un rosario prefiero ni recordarlas. Por lo que veo, la situación no ha mejorado gran cosa.

A los alumnos sólo puedo recomendarles paciencia, trabajo y suerte. Pensad que, por fortuna, un día se acaba.

A los buenos profesores quiero felicitarlos por su labor. Se llega a acabar tan harto de clases-robot que es un auténtico placer encontrarse con uno capaz de hacer las clases amenas e interesantes.

A los malos profesores, sinceramente los compadezco. Siento que muchos lleguen a un nivel de endiosamiento tal que acaban siendo una auténtica tortura para varias generaciones de alumnos. Y, sobre todo, siento la política de muchos de cubrirle las espaldas al compañero pase lo que pase, normalmente a costa de los alumnos.

No es lo mismo saber que saber enseñar y, aunque es necesario enseñar una base de conocimientos, también es necesario actualizarlos. Por desgracia para todos, parece que las universidades no lo comprenden ni da la impresión de que quieran comprenderlo.

Angel dijo...

En 20 años no ha cambiado demasiado, en efecto (yo terminé hace ese tiempo). Este tipo de cosas se resuelven mediante cambio generacional y eso, obviamente, lleva tiempo. Aún así, yo noto a los profesores nuevos con más ganas, tal vez porque la figura del catedrático como mandamás ya apenas existe y hay más libertad individual.

Anónimo dijo...

el gran problema sigue siendo que:
a)los alumnos no se coordinan, no por que piensen que no va aservir para nada, sino por miedo a represalias. yo denuncié a un profesor que quería que le recopilásemos nosotros los datos para sus publicaciones y como era amigo del decano no le hicieron nada y encima tuve que pasar bronca en su despacho. por suerte era sólo una optativa pero en una obligatoria no es lo mismo.
b) el aborregamiento de mis compañeros permite el punto a). Si hubieran expresado su opinión en público como en privado sobre ese peofesor, en lugar de acobardarse, otro gallo cantaría.
c)El tema de dar los apuntos o no y la asisencia a clase o no, lo veo demasiado complejo como para dar una única respuesta. Yo antes de mi carrera estudié una FP y a algunas asignaturas no veía necesidad de asistir y las aprobaba con facilidad, mientras que en otras asignaturas si veía esa necesidad, y acudía para recibir las explicaciones. La necesidad de asistir a clase no está en la materia en sí sino en el alumno y los conocimientos o aptitudes que ya tenga. El tema de los apuntes, digo lo mismo, si el profesor en sus clases se va a limitar a leernos sus apuntes (como hacen muchos), que mas le da dárnoslo y que nosotros mismos nos los leamos tranquilamente, sin necesidad levantarnos a las 6 de la mañana para ello??? por qué algunos profesores seempeñan tanto en que vayamos a clase???
d) respecto a la selección del profesorado, pienso que todos los profesores deberían acceder por oposiciones anónimas, para impedir el amiguismo que impera y hacer que sólo accedan los que realmente se lo merezcan.
e) Creo que deberían tomarse mas en serio los cuestionarios de evaluación del profesorado. Hay algunos que durante años reciben las peores valoraciones (de forma anónima mis compañeros si dicen lo que pinsan) y siguen ahí. eso es frustrante.
f)debería haber una comisión que se encargara de examinar periódicamente a ls profesores para asegurarse de que están al dia en sus materias y que no haya problemas como el desfase que caracteriza a algunos o que simplemente no saben de que trata su asignatura como les pasa a otros.
g) Anteriormente se ha hablado de la Unex y preguntan que problemas hay: Bién yo estoy en la Unex y espero terminar pronto mi carrera. tan pronto como lo haga, me comprometo a publicar en mi blog una memoria completa y concienzuda de lo que han sido mis años allí. ahora no lo hago por experiencias sufridas relatadas en el apartado a), pero mandaré un enlace a este blog por si al autor le interesa, como punto de vista alternativo concerniente a uno de los post.

un saludo

Angel dijo...

Sobre el tema de las "oposiciones anónimas" no veo la solución. El anonimato es imposible porque sólo por las publicaciones que presentas como mérito ya saben quien eres. Actualmente la defensa del curriculum es en persona por lo que también das la cara. Realmente no sé cómo podría hacerse.

Haggis dijo...

Mira yo he leido tu famoso articulo. Me parece de una supina verguenza que alguien como tu que "trabaja" en una institucion corrupta y poltronera como es la universidad española se atreva a darse esos aires y manifestar tan claramente su mas absoluto desprecio hacia los estudiantes.

Yo he tenido la suerte y el privilegio de poder estudiar en otros sistemas universitarios, el norteamericano y el escoces. y puedo decirte sin lugar a duda alguna que la universidad española, de la que tambien tengo experiencia, es una absoluta verguenza. Lo que trabaja un profesor americano en un mes no lo trabaja un español en varios años de ejercicio. Y es vergonzosa por la actitud y acciones de un profesorado lamentable que solo se preocupa de darse aires y de aprovechar al maximo todas las prevendas que sus sinecuras les otorgan.

Yo directamente he tenido la suerte de poder pasar de todos vosotros. Lo siento por quienes no son tan afortunados.

Una pregunta sencilla si tu no estas para hacer todo eso que dices que no va contigo ¿Cual es tu mision y la de la universidad española? te la digo yo... Evitar en la medida de lo posible que salgan personas con una formacion lo suficientemente buena de la universidad como para que pongan en peligro los trabajos y el estatus quo de todos los demas poltroneros de las corporaciones profesionales que tanto corrupto poder ostentan en nuestro desgraciado pais.

Anónimo dijo...

Querido haggis:

yo soy profesor en la universidad española y también conozco el sistema americano (entre otros). Dices que es infinitamente mejor y que un profesor de allí trabaja en un mes lo que aquí no hacemos en años. Supongo que te referirás a algún profesor en concreto y también me imagino que yo no seré porque te diré que llevo 16 años dando clase y he impartido hasta 8 asignaturas distintas, muchas de ellas mientras hacía mi tesis doctoral. Te aseguro que ningún día en esos 16 años he trabajado menos de 12 horas diarias (muchos sábados y domingos incluidos). Lo puedo demostrar porque tengo la insana costumbre de llevar un diario personal de toda mi actividad docente e investigadora. Con una cuenta muy simple salen 4380 horas en un solo año. Para que un profesor norteamericano trabaje en un mes más que yo en un año necesita trabajar 146 horas diarias. O vive en Plutón o algo no me cuadra, ya que tiene un período de rotación que encaja en esos valores. Podrías tener (tú o alguien similar a ti) la insana idea de pensar que mis 12 horas diarias de esfuerzo personal (ojalá mis alumnos estudiaran a diario la tercera parte) no han sido aprovechadas, pero en relación a esto también tengo que decirte que mientras impartía esas 8 asignaturas me dio tiempo a ganar el premio extraordinario de doctorado, asistir a más de una docena de congresos internacionales y a publicar un par de docenas (las docenas son de doce en la Tierra, en Plutón vete tú a saber...) de artículos en revistas internacionales de prestigio (te puedo facilitar el factor de impacto de las mismas). Si todo esto no te parece suficiente, podemos seguir debatiendo hasta que llegue el Big Crunch, pero me temo que nunca llegaremos a estar de acuerdo, porque tú seguirás viendo las cosas a tu modo y yo al mío (viva la democracia y la libertad de pensamiento y opinión). Para terminar, por ahora, quisiera decirte que conozco a más de un profesor de Plutón (quiero decir, de EE.UU.) y vive en un chalet con piscina frente a un lago precioso. Seguro que gana bastante más que yo. A lo mejor por eso se molesta más en su trabajo. Saludos desde la lejana Tierra...

Angel dijo...

Haggis, no me fastidies ¿me conoces de algo? ¿Dices que "trabajo"? ¿Te has molestado en mirar mis publicaciones? ¿Te ha pasado por la cabeza que dirijo proyectos fin de carrera y tesis sin tener atados a los doctorandos? ¿te han dado en los EE.UU. el poder de la clarividencia?
Las pataletas son de niño malcriado, medita un poco más antes de insultar sin conocer.

Anónimo dijo...

Estimado angel, me ha gustado mucho tu blog.

Antes de empezar debo informarte de que estoy estudiando toda mi carrera desde el principio en el extranjero (concretamente en Alemania).

De todos los españoles (erasmus) que he conocido aqui, la verdad es que lo unico que he sacado claro es que en España la universidad no quiere que apruebes. Todos se asombran cuando les digo que aqui la universidad es como el instituto (al menos como un colegio aleman en España).

Mis profesores quieren que apruebe y lo se porque nos dan todas las facilidades del mundo para ello:

-Nada mas empezar el semestre nos dan todos los apuntes de su asignatura, y muchos nos dan colecciones de problemas del tipo que tendremos que solucionar en los examenes. Estos estan ordenados por dificultad para que si los hacemos en orden vayamos asimilando progresivamente su asignatura. Aparte los examenes de todas las convocatorias de los ultimos 20 años estan disponibles en la biblioteca de la facultad. Los unicos libros que me tengo que comprar son las que vienen con tabalas llenas de datos, tablas que se supone que tengo que saber manejar pero no aprender, porque cambian continuamente.

De cada asignatura tenemos varios tipos de clases:

-Lecturas: Aquí se explica la teoria, y se muestran breves ejemplos.

-Practicas: En las practicas otro profesor nos resume la teoria y nos enseña a aplicarla a los distintos problemas.

-Refuerzo: el profesor y los alumnos (repartidos en grupos pequeños) resuelven algunos de los ejercicios de repaso entregados al principio. Generalmente el profesor obliga a los alumnos a salir y resolver los problemas delante de toda la clase. Para asi poder explicar los fallos mas comunes y las cosas que hay que tener en cuenta. Sabes de antemano que problemas se van a resolver asi que prepararte estas clases depende de ti.

-Tutorias: clases en las que te pones ha hacer los ejercicios de repaso por tu cuenta y en las que tienes a estudiantes de años anteriores que trabajan como ayudantes de investigacion para que te resuelvan las dudas mientras te van surgiendo.

-Horas de preparacion: ayudantes de investigacion te atienden individualmente. Te explican lo que haga falta todas las veces que haga falta hasta que lo entiendas.

-Horas de consulta:los profesores de la asignatura tiene 2 horas de consulta todos los dias. Te reciben con una sonrisa y si no estan contentos de que vayas a preguntarles lo disimulan muy bien.

A parte, despues de cada clase puedes ir a hablar tranquilamente con el profesor sin miedo alguno. Todavia ninguno me ha tratado mal.

Esto pasa casi con cada asignatura. Tengo muchisimas horas de clase a la semana, tantas que podria vivir en la universidad; pero solo voy a las clases a las que necesito ir para aprobar la asignatura. Estas clases me aportan algo y voy por que quiero. Para ir a clases que no me aportan nada prefiero invertir mi tiempo estudiando en la biblioteca, haciendo la compra, lavando la ropa, de fiesta o durmiendo. De las mas de 40 horas de clase que tengo solo voy continuamente a unas 7. Ir a clase no es mi obligacion, mi obligacion es aprobar y la obligacion del profesor es hacer todo lo que este en su mano porque yo apruebe.

Lo de tener los apuntes de antemano es una gran ventaja. En clase no tengo que estar pendiente de copiar todo lo que dice el profesor, sino que puedo estar atendiendo. Y solo anoto los matices que hace el profesor sobre lo que estamos viendo.

Tener los apuntes no hace que la gente deje de ir a clase. Hay clases a las que van 200 personas y clases a las que van 5. Todo depende de la dificultad del temario y de si necesitas que alguien te lo explique o no.

Se que si suspendo una asignatura, la culpa sera mia, porque la universidad habra hecho todo lo que esta en su mano para que apruebe. Todas estas ventajas te ayudan a llegar mas preparado a los examenes, pero nadie te regala nada. Sigue suspendiendo un 60-70%, aunque sin todas estas facilidades no aprobaria ni el 1%.

Luego en algunas asignaturas tienes que entregar trabajos cada semana, con pausa de una semana cada 3 trabajos. Si no sacas cierta puntuacion entre todos los trabajos no te dejan presentarte al examen. Y muchas veces tienes que hacer coloquios (pruebas orales) a parte de todos los trabajos para que te dejen presentarte.

No se como estara el tema en España, pero por lo que dice la gente por internet, no se parece en nada a esto.

Angel dijo...

Aquí hay de todo. Mi carrera fue dura pero te aseguro que solo hubo dos o tres profesores malos. Eso sí, vivíamos en la facultad, desde las 9 de la mañana hasta las 9 de la noche. Eso es lo que echo de menos ahora en mucha gente: la voluntad de trabajar. Por lo que me cuentas, los alumnos se implican mucho en todo el proceso. Aquí no. Yo pongo prácticas optativas y viene un 5%. He puesto exámenes para hacer en casa y me he encontrado, salvo excepciones, con copias literales de "El rincón del vago" o la Wikipedia sin citar. Aún así, me gustaría que se ensayara aquí un método similar al que me cuentas, aver de qué parte se flojeaba más.
Metadatos: en nuestra carrera, que es de segundo ciclo, *todos* los alumnos que han terminado están colocados. El porcentaje de finalización ronda el 95%. Creo que estas cifras cantan por sí solas. Lamentablemente esto que estoy escribiendo no lo leerá el próximo que se lance a llorar por lo mal que le tratamos en la corrupta universidad española. En fin...
Y gracias por el tono del comentario, de verdad se agradece.

Anónimo dijo...

Parece que ya llego tarde para comentar un poco el post, ya que a mi personalmente me duelen ya los ojos d leer,aun asi espero que alguien le eche un ojo.
Angel enhorabuena por el post. Soy un universitario (ingenieria) que esta muy de acuerdo en muchas cosas de las que aquí se comenta, y muy en desacuerdo con otras.
Para empezar hay muchos tipos de personas , tanto profesores como alumnos,y cada uno es de su padre y de su madre, por eso que ya se ha dicho que no se puede generalizar.Yo hablare por mi, y creo que con un criterio medianamente aceptable.
Hay muchas partes por donde coger este tema, intentare hacer un resumen.

En mi opinión el principal problema de todos es que elPLAN DE ESTUDIOS ACTUAL ES UNA BASURA. No puedo entender como a una persona normal se le pueden meter en un mismo cuatrimestre 6 asignaturas, y no teniendo bastante con esas , 3 o 4 no guardan ninguna relacion entre ellas y tratan temas totalmente dispares y a veces deslocalizados del objetivo de la carrera (para aprender cultura hay otros muchos medios).Y no bastando con eso entra el 2º cuatrimestre y con el otras 2 o 3 asignaturas que no aguardan ninguna relacion entre si ni con ninguna d las estudiadas anteriormente!! Nuestra cabeza no es un disco duro en el que se borre y se grabe todo al instante. Por tanto espero que entiendan los profesores que a veces busquemos mas el aprobar que el aprender.Eso ademas ayuda a que nos desinteresemos un poco por las que realmente son importantes.

Otra cosa que no entiendo es porque nos hacen aprendernos cosas y herramientas que tendremos a manos fácilmente cuando lo necesitemos (formulas aisladas y demas) que no hacen otra cosas que engorronar aun mas la cabeza.

Otro tema es las evaluaciones. Porque un examen final hay a bocajarro?eso favorece sin duda al que no a hecho nada durante el curso, aprobando mucho tio listo que no se lo merece.
Tambien me veo obligado a mencionar que no todas las carreras son iguales, hay algunas que se sacan “cos los ojos cerrados” y hay el que no aprueba es porque no quiere y se lleva tol curso arrascandose.Como prueba de ello tengo amigos que no hacen na en tol surso,y en epoca de examnes se ponen 2 semanas y aprueban,y ellos mismo reconocen que les basta con estudiar los mismo que en instituto.Otro detalle es que yo que suelo estudiar en salas de estudio y bibliotecas durante todo el curso, veo como las 2 – 3 semanas antes d los examenes se llenan de una manera exagerada, y me pregunto que hacen el resto del año? Esos seran los que estan tol año por ahí y aparecen solo para los examenes. Y yo en mi carrera que soi incapaz d aprobar las 9 asignaturas que tengo por curso (no soi einstein pero tampoco soi tonto)
Los profesores, estan los que m caen superbien que intentan que nos interesen las clases, poniendo problemas reales y demas, y estan los “otros”.

Y en respuesta a mis constantes preguntas de porque es tan chunga mi carrera y las demas no, un gran amigo mio me dijo un dia: “no cualquiera puede ser ingeniero”.Con eso me quedo y espero que sea verdad.
Un saludo

Angel dijo...

Los planes de estudio han empeorado en algunas de las carreras que conozco. Yo soy partidario de pocas asignaturas anuales, entre otras cosas, pero eso pasó a la historia sin que pueda entender la razón. Es mucho más difícil coordinadar una docena de asignaturas que cinco y eso redunda en un despiste general y no sólo del alumno.
También estoy cansado y un poco hastiado, hasta mañana

sergio dijo...

Bien, soy estudiante de informática pongamos de 4º. Después de leer las provocaciones argumentadas por varios profesores tengo que decir varias cosas:

1) Demasiada fiesta y desmasiado cachondeo hay entre los alumnos (cada cual que viva su vida como quiera) pero estamos en España, ¿qué queríais?. El problema es de la sociedad en general, mucha playa, siesta y café cada hora de trabajo, por eso los países del norte de Europa van como van y aquí vamos como vamos..

2) Soy el típico (o no tan típico)o que no aparece demasiado por clase porque le importa un pepino lo que digan la mayoría de descerebrados que tiene de profesores. No obstante aprobé 79 de los 100.5 créditos que llevaba el año pasado y ni soy un cerebrito ni tan tonto. Lo que pretendo decir con esto es que las clases sirven sólo dependiendo de quién las dé.

3) Las famosas tutorias: No suelo ir demasiado y la última vez que fui me quedé esperando casi 2 horas al señor profesor (sabía que estaba esperándole cuando entró al despacho) y cuando salieron los pesados que habían entrado me salta con que se tiene que ir (dentro de su horario de tutorias) y que no puede atenderme. Después de perder 2 horas alli fuera, ni siquiera una disculpa al irse.

4) Soy totalmente partidario (habrá quien no) de que cada uno estudie por su cuenta, que ya tenemos cierta edad. Creo que hay suficiente material para salir adelante sin clases para el que no pueda con ellas (como yo). Por eso me parece absurdos ciertos comentarios como el de no dejar tomar apuntes a sus alumnos porque les servirá "más" escucharle. En fin...

5) Aproximadamente un 50% de los profesores que he tenido son unos completos incompetentes en su campo. Del 50% restante, sólo el 20% tienen una mínima idea de enseñar lo saben. Esto es para los profesores que se quejan de que las clases estén vacías.. Unos prefieren calentar la silla para tranquilizar su conciencia por no faltar a clase. Otros preferimos no perder el tiempo y estudiar por nuestra cuenta.

6) Siguiendo con el tema de los exámenes, los hay simplemente absurdos. Plantarte un examen de prácticas en el que tengas que saberte de memoria los nombrecitos de X funciones de tal extensión de tal lenguaje de programación.. ¿qué narices se pretende, ver si el alumno sabe programar o desafiar su memoria? para algo están los manuales de librerías, API's, etc. que es lo que usa todo el mundo a la hora de trabajar porque no se trata de saberse los nombres de las cosas de memoria sino de saber como funcionan y saber aplicarlas. Pues nada, a joder a los alumnos. Y como ésta, todo tipo de tonterías que no me harán ser mejor ingeniero por preguntármelas en un examen.

7) Para terminar y en línea de un post en el que se comentaba que en Francia hay una mejor especialización.. he de decir que ni yo ni otros que están a punto de terminar la carrera nos sentimos preparados para trabajar en una empresa medianamente seria. La sensación es que sabemos poco de todo y mucho de nada. Alguien debería plantearse si lo que es necesario es invertir más horas de estudio por nuestra parte en aprender teoremas y demostraciones (en cuarto curso aún perdemos el tiempo con ellas..) o invertirlas por parte de quien corresponda en cambiar el sistema para prepararnos para nuestro futuro y no para parecer matemáticos en lugar de (en mi caso) informáticos.

PD: Disculpad las posibles faltas de ortografía pero no tengo tiempo de repasar lo escrito, demasiadas cosas inutiles me faltan por memorizar de cara a los examenes (porque no me servirán para nada más). ;-)

chechu dijo...

Primeramente me gustaría felicitarlo por su blog. Sobre el tema a tratar yo creo que debemos ir por partes:

Sobre los planes de estudios; efectivamente están muy mal estructurados. En mi caso yo he visto asignaturas que se dan en 3ºque son la continuación natural de asignaturas que se dieron en 1º, otras asignaturas que necesitan unos conocimientos previos que no se imparten en la carrera, asignaturas de 2º que requieren conocimientos de asignaturas de 3º ... ¿Quién tiene la culpa de eso? Evidentemente quienes hace los planes de estudios (que normalmente suelen ser profesores).

Respecto al Sistema de estudios decir que hay que llegar a un término medio. En España nos caracterizamos por un sistema muy anclado en el pasado, con mucha carga teórica y con modelos demasiado rígidos; sin embargo el pacto de Boloña nos va a permitir esa modernización.

Respecto de los profesores tengo que decir que los hay buenos y los hay malos como en todas partes. El problema viene porque tal y como está planteada el sistema universitario un profesor tiene mucha mas motivación para ejercer labores investigadoras que docentes. Los méritos de un profesor no se le reconocen por ser bueno dando clase sino por sus publicaciones; usted como personal docente dígale a su director de departamento que lo que le gusta es dar clase y que "pasa" de investigar.

Sobre los alumnos decirle que no todo es tan negro. Cierto que hay mucho alumno irresponsable pero también es cierto que esos alumnos no duran mucho en las carreras dificiles. Los alumnos están para aprender y formarse; eso no se lo voy a discutir. Pero de ahí a tener que dedicarle a los estudios 12 horas diarias me parece excesivo. Tener tiempo libre es igual de importante para el desarrollo intelectual de una persona. Ese es el problema de muchas ingenierias que tratan de robotizar a los alumnos, quitandole el tiempo libre que pueden dedicar a fomarse en otros aspectos de la vida.

Un saludo

Wizcocho dijo...

Estudio Informática en Coruña y soy un vago. Esto quiere decir que probablemente no soy la persona mas indicada para contradecir tu anterior Post, pero como bien dices la opinion es libre.

Estoy de acuerdo con parte del post, pero MUY en desacuerdo con algunos puntos:
* Dices que la universidad no es como el instituto. Cierto, debería parecerse más al colegio. Cuanto más arriba en la escala de estudios peores son los profesores didacticamente hablando.
* Dices que debes enseñarme las bases del conocimiento, pero yo necesito ciertas habilidades para entender esas bases. Por favor, enseñamelas también.
* Dices que puedes exigirnos más, pero debemos poder saber (y a posteriori averiguar) lo que nos exiges.
* Dices que la universidad es mi trabajo a jornada completa. Mentira, un trabajo es algo por lo que me pagan, no algo por lo que pago. Y dejando de lado la cuestion del dinero, la jornada completa de un trabajo son como mucho 8 horas, no de 9 a 9 como dices que se hacia en tu época, y como tengo que hacer yo, que soy un vago, demasiadas veces cada año.
* Lo de preguntar si tal cosa entra en examen no es tan dificil de entender. No lo es. Además, no creo que suponga mucho problema decirlo. Entra dentro de lo de "saber que se nos exige".
* Lo de meterse con la noche de los jueves es una generalización que no procede. Hay gente que sale y cumple igual, hay gente que no sale, y hay gente que le da igual que sea jueves o martes. Y "gente" incluye a los profesores, como uno que tuve que no llego a un examen porque se quedo dormido tras una noche de marcha.

Por lo demas, estoy de acuerdo con los puntos que se refieren a las empresas. Buscar curro es cosa mia.También con el punto del messenger: la de veces que busque un ordenador libre en un laboratorio, y el 60% de la gente jugando al Ogame.

En mi caso, y soy un vago, tengo que decir que para mi las causas de que la universidad no funcione incluyen:

1º: hay demasiados alumnos vagos, como yo. Siempre va a haberlos,pero ¿por que ahora mismo hay tantos? Pues yo estoy muy desganado, quiza porque

2º: hay "overbooking". Desde el primer año tengo clases con demasiada gente. Clases de 200 personas que no caben (literalmente) en el aula. Esto provoca que

3º: los profesores son impersonales. Si no te sientas en las 2 primeras filas no existes (y eso si tienes suerte). Es dificil escuchar y ver el encerado(o ese nuevo proyector de 3000 € que tenemos en cada aula). Esto acaba provocando que

4º: no se va a clase. Lo cual seria realmente malo si las clases se dieran bien, pero como tu dices, en general

5º: el profesor es prescindible. Esto quiere decir que al menos en mi caso mas de la mitad de los profesores sobraban.Los hay que son robots, los hay que son cerebritos pero no saben explicar, los hay que ponen las transparencias y las leen (solamente las leen, vamos, para torturarlos). Tambien hay algunos normales, alguno bueno, y uno o dos muy buenos. De esto, un vago como yo deduce que en mas de la mitad de los casos es una perdida de tiempo realmente estupida ir a clase (incumpliendo por cierto mi obligación). Y menos mál, porque sino

6º: no hay tiempo para hacer todo lo que se nos exige (o al menos lo que sabemos que se nos exige). No lo hay dentro de las horas que estoy dispuesto a dedicarle a la carrera. Tengo una vida. Bueno, no tengo mucha, pero pretendo tenerla. 9 a 9, o 13 a 6AM en mi caso cuando se acerga alguna entrega no es aceptable. Punto. Todos estos factores redundan en

7º: estoy muuuy desmotivado. Soy vago, salvo cuando algo me interesa. Lo que explican en la carrera no me interesa (en general), y no es precisamente el argumento lo que me desagrada, sinó mas bien como se desarrolla la película.

En resumen, no estoy dispuesto a trabajar tanto (por ahora, mientras papa y mama me paguen, y mientras me motive tan poco la carrera) como es necesario para ir curso por año.

Coincido con un amigo en que hoy por hoy, la universidad española no es más que el mejor método para tener 2 millones de parados menos.

Por cierto, lo de los jueves no se me aplica. Y también por cierto, me gustaría una prueba de que eso de poner una queja a un profesor funciona.

Orges dijo...

Básicamente, estoy de acuerdo tanto con la filosofía de exigencia de algo más al alumno que comenta Ángel en el primer post, como con las críticas al profesorado universitario que se han venido vertiendo (soy uno de ellos, de la Universidad de Extremadura, conozco la desidia, la desfachatez y el desconocimiento).

Por cierto, que yo también he estado en una universidas americana, de hecho una de las mejores, y hay, como en botica, de todo. Es verdad que los límites astronómicos de vagancia y desidida que tienen algunos compañeros no se permitirían, pero desde luego yo era siempre el último en irme y casi el único en la universidad los días de fiesta, y aquí no han cambiado mucho las cosas en mis horarios.

Angel dijo...

Los casos personales son importntes pero no representan la situación general. El botellón, por poner un ejemplo, no lo hace todo el mundo pero en algunos sitios se ha hecho muy popular y es un acto social generalizado. ¿Qué pasa cuando se hace la noche del jueves? Pues que el viernes es un día perdido absolutamente y claro, los dos días siguientes son fin de semana. Eso son 3 días de 7, suponiendo que la tarde del jueves se aproveche.
El punto clave de todo esto es que las carreras se superan trabajando y eso es hincando los codos en la mesa durante algunas horas. No muchas pero sí sistemáticas.
Por ejemplo, ¿cuántas personas se hacen un horario con tiempo de estudio diario? Bueno, hay días que los tienes muy cargados, vale. Pero el siguiente no, úsalo.

Aparte de lo anterior, meterse en la universidad es una decisión voluntaria y ahí chirrían muchos de los comentarios del anterior post. ¿Para qué te metes o por qué sigues si es la institución más corrupta que existe? Para ganar dinero la mejor opción en estos momentos es la FP y tener un oficio demandado, como electricista o fontanero.

Hay muuuuchos comentarios que afirman no sólo que hay profesores malos (que sí) sino que son la mayoría. Eso merece cierta reflexión. Yo tengo acceso a las encuestas de calidad de casi 60 profesores y salen malparados 6. Eso son estadísticas contantes y sonantes, rellenas por los alumnos. ¿Cuales son las pruebas? Francamente, me gustaría ver a alguno de los críticos abordando una clase estándar un viernes por la mañana o cualquier día a las 4 de la tarde. Porque desde la barrera todos los toros son pequeños.

Nota: esto son reflexiones generales no una respuesta a nadie en concreto.

wizcocho: "Estudio Informática en Coruña y soy un vago".
Pues con ese comienzo y con tu permiso paso de leerte porque sólo merecen crédito los que se lo curran.

Anónimo dijo...

Estoy de acuerdo con parte del post, pero MUY en desacuerdo con algunos puntos:
* Dices que la universidad no es como el instituto. Cierto, debería parecerse más al colegio. Cuanto más arriba en la escala de estudios peores son los profesores didacticamente hablando.
* Dices que debes enseñarme las bases del conocimiento, pero yo necesito ciertas habilidades para entender esas bases. Por favor, enseñamelas también.
* Dices que puedes exigirnos más, pero debemos poder saber (y a posteriori averiguar) lo que nos exiges.
* Dices que la universidad es mi trabajo a jornada completa. Mentira, un trabajo es algo por lo que me pagan, no algo por lo que pago. Y dejando de lado la cuestion del dinero, la jornada completa de un trabajo son como mucho 8 horas, no de 9 a 9 como dices que se hacia en tu época, y como tengo que hacer yo, que soy un vago, demasiadas veces cada año.
* Lo de preguntar si tal cosa entra en examen no es tan dificil de entender. No lo es. Además, no creo que suponga mucho problema decirlo. Entra dentro de lo de "saber que se nos exige".
* Lo de meterse con la noche de los jueves es una generalización que no procede. Hay gente que sale y cumple igual, hay gente que no sale, y hay gente que le da igual que sea jueves o martes. Y "gente" incluye a los profesores, como uno que tuve que no llego a un examen porque se quedo dormido tras una noche de marcha.

Por lo demas, estoy de acuerdo con los puntos que se refieren a las empresas. Buscar curro es cosa mia.También con el punto del messenger: la de veces que busque un ordenador libre en un laboratorio, y el 60% de la gente jugando al Ogame.

En mi caso, y soy un vago, tengo que decir que para mi las causas de que la universidad no funcione incluyen:

1º: hay demasiados alumnos vagos, como yo. Siempre va a haberlos,pero ¿por que ahora mismo hay tantos? Pues yo estoy muy desganado, quiza porque

2º: hay "overbooking". Desde el primer año tengo clases con demasiada gente. Clases de 200 personas que no caben (literalmente) en el aula. Esto provoca que

3º: los profesores son impersonales. Si no te sientas en las 2 primeras filas no existes (y eso si tienes suerte). Es dificil escuchar y ver el encerado(o ese nuevo proyector de 3000 € que tenemos en cada aula). Esto acaba provocando que

4º: no se va a clase. Lo cual seria realmente malo si las clases se dieran bien, pero como tu dices, en general

5º: el profesor es prescindible. Esto quiere decir que al menos en mi caso mas de la mitad de los profesores sobraban.Los hay que son robots, los hay que son cerebritos pero no saben explicar, los hay que ponen las transparencias y las leen (solamente las leen, vamos, para torturarlos). Tambien hay algunos normales, alguno bueno, y uno o dos muy buenos. De esto, un vago como yo deduce que en mas de la mitad de los casos es una perdida de tiempo realmente estupida ir a clase (incumpliendo por cierto mi obligación). Y menos mál, porque sino

6º: no hay tiempo para hacer todo lo que se nos exige (o al menos lo que sabemos que se nos exige). No lo hay dentro de las horas que estoy dispuesto a dedicarle a la carrera. Tengo una vida. Bueno, no tengo mucha, pero pretendo tenerla. 9 a 9, o 13 a 6AM en mi caso cuando se acerga alguna entrega no es aceptable. Punto. Todos estos factores redundan en

7º: estoy muuuy desmotivado. Soy vago, salvo cuando algo me interesa. Lo que explican en la carrera no me interesa (en general), y no es precisamente el argumento lo que me desagrada, sinó mas bien como se desarrolla la película.

En resumen, no estoy dispuesto a trabajar tanto (por ahora, mientras papa y mama me paguen, y mientras me motive tan poco la carrera) como es necesario para ir curso por año.

Coincido con un amigo en que hoy por hoy, la universidad española no es más que el mejor método para tener 2 millones de parados menos.

Por cierto, lo de los jueves no se me aplica. Y también por cierto, me gustaría una prueba de que eso de poner una queja a un profesor funciona.

A ver si así te lo lees...

Anónimo dijo...

Al que ha mencionado lo del overbucking, informarle que en alemania hay clases en las que eramos 1000 personas en clase (para ser mas precisos sobre las 985) y eso no influia para nada. La gente que llegaba tarde se tenia que sentar en las escaleras, en el suelo, o quedarse de pie. Con llegar 5 minutos antes a clase siempre encontraba sitio.

De todas formas el profesor hablaba por los altavoces, habia dos camaras uno cerca y otro mas alejado y se proyectaban los experimentos en la pared tras el profesor. Ademas, las clases se subian luego en video a internet, para que el que quisiera se las descargara. Con todas estas facilidades me extraño muchisimo que llegado enero mas de 700 personas siguiesen llendo a clase. Pero como he escrito en un post anterior, todo es cuestion de querer enseñar bien. Una vez que el profesor se decide por intentar que sus alumnos aprueben hay infinidad de medios tecnicos que le ayudaran a lograrlo.

Ana dijo...

Ángel: Leí tu post anterior, el que provocó el tsunami, con mucho gusto, porque eso que anotaste me gustaría decírselo a mis alumnos. Aclaro desde ahora que no trabajo en España sino en América, y no se hagan ilusiones, no en EEUU sino en Centro América.

En general, y eso es lo importante, lo que escribiste es lo que un profesor DEDICADO le dice o debería decirle a los estudiantes. Los otros profesores, los que pasan por ahí, no exigen nada a sus alumnos porque en el fondo solo les interesan por carambola. Y ponen buenas calificaciones a diestra y siniestra sin exigir. Y son populares, e inamovibles.

Dicen algunos de los tsunamistas que hay buenos y malos catedráticos. Qué descubrimiento. Todos pasamos por la U y tenemos memoria de algunos profesores extraordinarios, otros malísimos; como en todas partes se cuecen habas.

Ahora bien, ni vos ni yo, ni ningún profesor es responsable de los catedráticos mediocres. No contratamos a nadie. No dirigimos nada como no sea dentro de nuestras aulas.

Lo que nadie logró comprender de ese post que provocó el aluvión --miralo por el lado positivo cuánta gente te lee aunque no esté de acuerdo con vos-- es que exigir lo que vos anotaste indica una sincera preocupación por los estudiantes.

Se dejaron ir con las vísceras y no con la razón.

Cualquier profesor que de verdad esté profundamente implicado en la formación de sus alumnos comprende la angustia que corre por debajo de tu sermón del viernes y lo sustenta.

Yo la vivo cuando me doy cuenta de que un gran porcentaje de los jóvenes llegan a la U en plan de cualquier cosa menos de estudiar. Quieren un diploma, sí, pero a costa del menor esfuerzo posible.

Y sí, estudiar es un trabajo a tiempo completo. He pasado varias veces por la universidad, siempre cuando ya trabajaba para ganarme la vida, y muchas de las actividades del tiempo de ocio se fueron a la diabla para cumplir mis tareas.

Gracias por apreciar a tus estudiantes y creer que pueden agregar la calidad a su vida.

David Santo Orcero dijo...

Pues por mi no debes recular. ;-)


Estoy de acuerdo con un porcentaje muy importante de lo que dices, y coincide con mi experiencia dando clases.

Te contesto y matizo a tí y a los que referencias en mi blog.

Un saludo:

David

Guillemo dijo...

Muy bien, pero como sabeis no todo depende del alumno en la universidad y desde mi punto devista la experiencia en la universidad no es solamente academica. En la universidad se aprende mucho mas que solamente lo que un profesor te cuenta en las clases. Los libros y la informacion simpre estan ahi para cosultarlo. Lo qe se empolla se olvida lo que se vive queda y te marca como persona. Lo que se aprende con los amigos en la cantina o saliendo con ellos es impagable y si no lo haces en la tu paso por la universidad no lo haras nunca. Parami la universidad no es solo estudiar e ir a clase, correrse juergas tambien te enseñan mucho de la vida. Porque en la vida no te vas a dedicar solamente a trabajar, tambien vas a tener que tratar con personas y si las entiendes mejor te ira. Gente, con esto digo que hay que socializarse en la uni. Mi consejo es, que estudies para sacarte los examenes aprobando que te quedes con lo basico en el coco, y que te corras muchas juergas (no hace falta simpre emborracharse mucho) que te eches algunas novias Erasmus y entre polvete y povete aprendas otro idioma. Que las visites en sus paises y veas como son sus culturas(eso luego queda al pelo en tu curriculum)y ademas te pegue juergas allí para comparar. Que veas muchas cosas distintas para luego tener criterio y poder comparar. EL resumen es que viajes. Joe, que mejor cosa que aprender disfrutando! Que es compatible.LO Importante dela uni es que vas a aprender a compaginar lo que sea tu trabajo con tu vida, y si en la uni te centras solo en aprender y estudiar lo que hayas escogido,cuando salgassolo sabras eso de la vida y tededicaras solo a eso. Contra, que la cultura no solo se aprende en la uni y una persona culta no tiene por que ser un raton de biblioteca, esas personas sulen aislarse socialmente y acaban con esquizofrenia! madre mia lo qu llega aescribir uno...

Angel dijo...

Ana da en el clavo en varias cosas una de las cuales quisiera enfatizar ahora que la marea baja. La desesperación. El post no surge en un calentón de fin de semana (o sí, bueno) pero hay historia detrás. Y no sé qué coño pasa pero cada vez es más difícil hacer una labor decente. Los consejos positivos que puse en este post, trabajar en grupo, por ejemplo, los digo permanentemente en las asignaturas que tengo. El resultado es nulo. Lo mismo que las lecturas recomendadas, es necesario hacerlas obligatorias para que algunos (no todos) se las lean. Este año. por fin. han editado un libro que probablemente podré seguir el próximo curso para facilitar las cosas (antes no había nada digno de usar más que en fragmentos). Pero está en inglés, ufff, ya me estoy imaginando las caras de sorpresa.

David Santo (gracias) ha sabido reelaborar con más sabiduría y menos agresividad mi queja en su blog. A ver si hay suerte y se puede entrar en un debate razonable. Mientras tanto, como dice Ana, yo no nombro catedráticos ni puedo intervenir en las tutorías de otros. Soy responsable de las mías, eso sí, pero creo que eso nunca lo he negado.

Otacon Emmerich dijo...

Y sin embargo, sigo pensando que todos un poco, nos olvidamos de que el problema no está en la Universidad. No al menos en quién enseña o quién recibe el material.

Sino en qué conceptos hay al llegar al punto.

Si de algo estoy seguro es que por muy bueno que sea un profesor, que en general el alumno venga esquilmado por un sistema educativo pésimo como el actual en el que la repetición y la rutina se convierte en lo único para lo que sirves, no ayuda, precisamente, para nada.
Del mismo modo, que un profesor tenga la sensación de haber llegado a su puesto de rebote, o sólo como testigo de cargo de la panda de cabezas de alcornoque que el bachillerato ha escupido a sus pies, no creo que sea tampoco el mejor panorama.

Me gusta lo que pinta el chico que ha estudiado en Alemania. Imagino que, como bien se apunta a lo largo de todo el discurso, en todos lados se cuecen habas. Pero a efectos prácticos, aunque he visto tímidos acercamientos en los modos de enseñanza españoles, se convierte en una frustración para los pocos que lo puedan intentar.

Es esa la constante: un problema educativo, no sólo a nivel de instituciones sino ya con una forma más bien social.
Aquí, en España, el instituto está diseñado para que hagas y no pienses, dando salida a una caterva de estúpidos de la que sólo unos pocos sí han sabido prescindir de esa robótica de pensamiento.

Y además, somos un país en el que se aplaude el vaguerío, la desvergüenza y la inutilidad con una alegría alucinante, como si ahora, no dar palo al agua y ser insultantemente vegetal mereciera incluso una medallita.

Así pues, hasta que no dejemos de comportarnos como estúpidos, tendremos la educación que nos merecemos. Y peor que eso: no sabremos buscarle según qué soluciones.

Anónimo dijo...

Si los profesores opinan que los alumnos son una nulidad que no deberían cursar sus estudios y los alumnos piensan que los profesores son una nulidad que no deberían impartir clases,¿por que sigue la sociedad manteniendo tan grande farsa?. Cierto es que lo mismo vale para la Sanidad, la Justicia y el resto de pilares del "estado del bienestar", donde solo hay derechos y no deberes. Creo que la ineptitud generalizada devorará al sistema.

Angel dijo...

Buena pregunta, aunque por suerte no es esa la realidad. Los profesores no creemos que los alumnos sean una nulidad (salvo algún psicópata), sino tiraríamos la toalla y no lo hacemos. El problema de base no es sólo universitario como bien dices, es de un ambiente que ha dejado de valorar el esfuerzo personal considerándolo poco menos que una estupidez. La enseñanza secundaria sufre un par de problemas muy serios que trajo la LOGSE y eso se nota.
Aún así, yo tengo gente brillante trabajando conmigo y han salido del alumnado, y todos los años hay gente estupenda que es la que te anima a intentarlo una vez más.
Por suerte no todo es tan negro pero hay que reaccionar. A veces creo que los alumnos se infravaloran y no entienden que pueden ser muy buenos. Otras veces pienso que les da igual, que ser muy buenos no es una idea que les atraiga...

Joaquin dijo...

Hola, yo no soy mas que un simple estudiante vago que intenta terminar la carrera sea como sea.

En mi caso en el instituto, trabajaba mucho mas que en la universidad, jamas me había caído una asignatura, pero fue llegar a la universidad y irse todo al garete. Gracias a la actitud de ayuda de los profesores, no eran capaces de ayudar en nada, eramos una molestia muchas veces.

Yo fui a varias tutorías y me quedaba igual que si no fuera, pase de gustarme las asignaturas a contar el numero de hojas que faltaban por terminar de estudiarmela.

Este es mi 6 año de universidad y me durara 1 año mas. Y sinceramente creo que sabia mas de informática los dos primeros años que ahora. Este sistema de dar muchísimas cosas de muchísimas ramas, acaba uno por saber algo de todo, pero poco de algo.

Y no, no creo que un profesor español tenga algo que envidiarle a un extranjero, los hay cabrones, hp, imbéciles en cualquier lado, pero también trabajadores, amables y buena gente. Gracias a Dios he podido estudiar fuera de España este año y ver que lo importante es saber quien es el profesor que te puede ayudar.

Angel dijo...

Uno de los argumentos esgrimidos en la bronca del fin de semana fue, sintetizando, aquello de "donde pago, cago". Es decir, como pago mi matrícula tengo derecho a hacer lo que me apetezca. Lo que pasa es que nadie miró cifras reales: una matrícula media en España supone el 20% del coste real por alumno. O dicho de otra forma, cada plaza está subvencionada con dinero público en un 80%. Supongo que esto debería tener implicaciones éticas en la conducta de cada cual aparte de desmontar el argumento original.

Portorosa dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Darkknight dijo...

Buenos dias.
Soy estudiante de Ingenieria tecnica en informática y quiero finalizar la carrera en mi cuarto año, con lo cual, aunque no haya sido una lumbrera, acabaría dentro de un margen aceptable.

En mi carrera, como en todas supongo, hay profesores buenos y malos, pero he de señalar que abundan mas los malos que los buenos.
En los 3 años de carrera que llevo cursados, habré asistido a clase de teoría, solamente a 3 o 4 asignaturas, debido a que en el resto o no me enseñaban nada que no apareciera en las transparencias y en otras el profesor, explica realmente mal. En cambio, a prácticas no he faltado casi nunca, aprovechando mucho mas el tiempo y aplicando en la mayoría de los casos la teoría a la práctica aprobando siempre las practicas en la convocatoria correspondiente y con muy buenas notas. A lo que vengo a decir es:
¿les aburrirán a los profesores tanto la teoría como a los alumnos? ¿porque el nivel mejora en las clases practicas?

Para destacar, este año en una asignatura anual, que alguno la tachan de la hueso del año, decir que el profesor (da teoria y practicas) es el mejor que he tenido en toda la carrera. En teoría nos enseña los fundamentos de su asignatura y nos motiva para que después en casa miremos mas allá de donde el nos explicó y en sus practicas, no exige que hagamos un trabajo constante y muy intenso, pero que al final se agradece.
Sobra decir, que a sus clases de teoría asiste casi el 100% de los matriculados.

Angel dijo...

Portorosa: no me lo tomo a mal sino como un acicate.
Aunque no sea una disculpa porque creo que todos deberíamos escribir con corrección los posts no son mi vida y a veces no los reviso o los reviso mal. Espero que la mayor parte sean faltas de mecanografía y no de ortografía.
De todas formas, si te parece, envíame a mi correo personal lo que hayas visto porque es la forma de corregir y mejorar.
Saludos

Portorosa dijo...

Eso haré. Debería haber pensado en eso desde el principio.

Un abrazo.

apfelbaum dijo...

Soy visitante asiduo de GOLEM, aunque no suela hacer comentarios... Confieso que me he leído estos dos posts con sus comentarios (no sé si con suficiente tranquilidad) y me sorprende la falta de matices que se aprecia en muchos casos.
Antes de nada, tengo que señalar que casi hablo de recuerdos, porque hace muchos años que "salí" de la universidad y mi carrera la hice mientras trabajaba. No trabajo en la universidad. Me hubiese gustado y creo que lo hubiese hecho bien, pero por "misterios" inexplicados, aunque probablemente "explicables", no me consideraron "bueno"... Aún así, he trabajado en condiciones "leoninas" para la universidad, con una "contradictoria" beca de "investigación"... También he vivido la universidad desde otra óptica cuando mis hijos han estado en ella (ya acabaron ambos). Uno de ellos, sobre todo, acabó absolutamente asqueado...
Pues bien, en principio, suscribo bastantes aspectos de lo que decías en el post anterior, y creo que la función del profesor no es en absoluto la de dictar apuntes, sino la de "orientar" el estudio de los alumnos. Creo también que la universidad no debería ser una prolongación del instituto, aunque me temo que en eso es en lo que se ha convertido y lo que desean con todas sus fuerzas quienes dirigen el invento.
Durante mi vida universitaria, he conocido todo tipo de profesores. Todavía me pregunto cómo llegó a ser titular alguno, sin saber escribir (tiene publicado algún libro que es prácticamente ilegible). He conocido a otros a quienes los han machacado literalmente, gente que comenzó con una ilusión enorme y en este momento están quemados. También conozco a figurones y a quienes se han dedicado a publicar el mismo artículo quince veces. Podría extenderme horas y horas. Y sé de profesores que, sencillamente, no saben... Por supuesto, conozco también a profesores que son brillantes, queridos por sus alumnos, sin que eso suponga que sean "blandos" ni que den "mascada" su asignatura.
Sí quiero señalar que me parece un tremendo error mantener el funcionariado docente. La "tranquilidad laboral", imprescindible para realizar un trabajo intelectual medio decente, puede conseguirse por otros medios y sería muy bueno y aleccionador que gentes que llevan años sin una mala publicación pudiesen ser expulsados por incumplimiento de contrato.
Ni que decir tiene que el alumnado actual está llegando con peor preparación a la universidad. No le echo la culpa, como tampoco a los profesores de secundaria. Hay de todo, pero la culpa no la tienen ellos. Obviamente, los alumnos tendrían que llegar a la universidad sabiendo cómo estudiar por su cuenta, sin estar pendientes de los puntos, las comas y los chistes del profe de turno, pero no es así.
Aunque de nada sirva, creo que el sistema educativo ha ido empeorando con cada reforma, a la que el público ha (hemos) asistido impotentes, porque la "democracia" se limita a echar papelitos en urnas cuando nos lo mandan... si posibilidad real de intervenir en algo tan esencial.
En fin, no sé siquiera si lo que he escrito guarda cierta coherencia. El tema daría para mil matices y muchas páginas.
En todo caso, si es que algún interés tiene lo que yo pueda decir, invitaría a todos a pensarse las cosas con más calma, reduciendo la enorme violencia que a veces destilamos y aceptando de una vez el principio de que todo el mundo pretende hacer las cosas bien...
Saludos.

Angel dijo...

"En fin, no sé siquiera si lo que he escrito guarda cierta coherencia"
La mezcla de impresiones, recuerdos, sensaciones que has hecho es la misma que podría hacer yo y con la misma (in)coherencia.
"Sí quiero señalar que me parece un tremendo error mantener el funcionariado docente"
Yo soy funcionario desde hace menos de cinco años. Por fin tengo tranquilidad laboral después de años de becario, contratado temporal, autónomo, profesor asociado... pero estoy de acuerdo con eso.
Gracias por seguir el blog.

Wizcocho dijo...

"Pues con ese comienzo y con tu permiso paso de leerte porque sólo merecen crédito los que se lo curran"

Oh, fantástico, que típica actitud de profesor malo. Es lo que me pasó las 2 primeras veces que se me ocurrió hacer una pregunta en la universidad. El profesor respondió una vez con una bordería y en otra ocasión con un comentario que me dejaba en ridículo delante de mis 200 compañeros de clase (que no llegan a 1000, pero son bastantes).
En uno de esos casos pretendía saber qué era una V tachada, pero claro, como es conocimiento básico el "para todo" en lenguaje matemático, un colega de usted, señor Angel, no tuvo mejor idea que realizar un comentario hilarante.

Oh que gran motivación para implicarse en clase.

Sobre lo de no leer mi post, señor Angel, ¿pasa usted de leerlo porque soy vago o porque era muy largo y usted es vago? Quizá si lo leyese entendería algunas cosas.

Se le pueden exigir muchas cosas a los alumnos. Yo a los profesores sólo les exijo conocimiento de su materia y habilidad para explicarla. Esto último es más dificil sobre todo en profesores universitarios, pero es algo que estoy en mi derecho a exigir. Bueno, no yo, mis padres, que pagan MI matricula y SUS impuestos, en el fondo pagan SU sueldo, que no es por cierto para quejarse.

Por otro lado, soy de la opinión de que los funcionarios en general deberían tener algo más de presión y el riesgo de quedarse sin trabajo, porque no me vale de nada que usted se esfuerce si un alto porcentaje de otros profesores no lo hacen.

Por cierto, sin conocerlo no me tiene pinta de profesor malo, ya sea solo por ofrecerse para un linchamiento público.

¡Ah!, le doy mi permiso para no leerme, claro, ¡pero no lo diga después de un post así de largo! Con el curro que me dio...

Angel dijo...

"Oh, fantástico, que típica actitud de profesor malo."
Has dado en el clavo wizcocho

Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º