23 marzo 2006

La Generalitat regula las “terapias naturales“. Introito.

Donde estoy en desacuerdo con todo lo que el borrador de Decreto sobre regulación de "terapias naturales" contiene y sugiere.
Seny es un palabra catalana que representa una suerte de reposado sentido común que se supone es propio de los catalanes por aquello de su educación y pragmatismo. Ahora tienen la oportunidad de demostrarlo en una prueba que, la verdad, tampoco debería ser difícil. Pero…
Se trata de que el Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya, capitaneado por la consejera Marina Geli i Fàbrega, ha iniciado un proceso para regular la práctica de las “teràpies naturals”.
A tal fin acaba de hacer público un “Proyecto de decreto por el cual se regulan las condiciones para el ejercicio de determinadas terapias naturales” (está en catalán pero a partir de ahora lo traduciré, no duden ustedes de que hablo catalán en la intimidad).
El proyecto, vaya por delante mi opinión general, es un ejemplo de legislación basura. No por el tema que trata sino porque se limita a definir una red de regulaciones administrativas cuyo único objetivo aparente es el control de una actividad susceptible de generar cuantiosos ingresos a la Administración a través de licencias y similares. Esto lo regulan de forma rutinaria, el resto es un alegre chapoteo en bosta de búfalo.
Salvando el tema de la regulación administrativa, que dará tal vez para un post específico, quiero hoy comentar sólo parte de la introducción y exponer los 2 primeros artículos. El comienzo es:
La existencia de diversas formas de entender la persona, el diagnóstico, la enfermedad y el tratamiento, relacionadas con la tradición de las diferentes culturas, condiciona criterios u opciones médicas y terapéuticas distintas.
Existen la medicina oficial, convencional o alopática y el resto de criterios llamados no convencionales, complementarios, alternativos, naturales u holísticos. Cada uno de estos criterios utiliza diferentes remedios o técnicas.
Se entiende por criterio natural a aquellos que parten de una base filosófica diferente a la medicina convencional o alopática y aplican procesos de diagnóstico y terapéuticas propias.
No estoy de acuerdo con nada. El primer párrafo es una concesión a la corrección política extrema que justifica diferentes medicinas en función de la “cultura”. Lo cual nos lleva a un tratamiento igualitario “a priori” del curanderismo, chamanismo, brujería y cualquier otra práctica siempre que esté integrada en una cierta “cultura”. Las medicinas fueron “culturales” cuando no existía la ciencia y se usaban criterios mágicos que sólo ocasionalmente tenían apoyo en la experiencia. Pero ya no estamos en la Edad Media, la Medicina ya no es cultural sino científica. Y la diarrea que mata a miles de niños diariamente en el Tercer Mundo opera con los mismos mecanismos biológicos aquí que entre los onas (si aún existieran). Sólo que aquí tenemos prácticas no-culturales que hacen que el niño no muera deshidratado con una eficacia próxima al 100%.
El segundo párrafo pone en igualdad a dos supuestas medicinas: la “oficial” (¿qué puñetas significa eso de “oficial”?) y la “alternativa”. Curiosamente ignora que los logros y fracasos de ambas supuestas medicinas son algo diferentes. A la primera debemos la erradicación de la viruela y la vacuna contra la poliomielitis, por ejemplo. A la segunda no debemos nada.
Finalmente, el tercer párrafo es una definición directamente falsa. El “criterio natural” no parte de una “base filosófica” diferente a la Medicina. Precisamente, el éxito de la Medicina (la única que hay) es que, obviando la filosofía, se apoya en el “criterio natural” para entender los fenómenos físicos, químicos y biológicos que están detrás de la enfermedad, del deterioro celular y de otros fenómenos básicos como la herencia. Lo que distingue a las “prácticas alternativas” es, justamente la falta de criterio, perdido en una maraña de especulaciones filosóficas con nulo apoyo en la realidad biológica. Los cromosomas los descubrieron científicos, no monjes en levitación.
En toda la Unión Europea y en diversos países del mundo se constata un incremento de la demanda de terapias naturales para satisfacer las necesidades de salud de la población. Paralelamente a esta demanda se advierte que estas prácticas suscitan un interés creciente como profesión, tanto por parte de profesionales sanitarios como de personas que no lo son.
Estos párrafos, analizados de acuerdo con los principios del análisis semántico (permítanme la broma), no significan nada. Son supuestos datos sobre un presunto interés genérico que parecen usarse como justificación para tomar en serio las “terapias alternativas” (me niego a llamarlas naturales) como contraposición a la Medicina.
Podría seguir comentando párrafo a párrafo pero para no aburrir más, acabo con el último de la primera página, que tiene enjundia:
La medicina convencional o alopática puede ser aplicada solamente por profesionales sanitarios que son, en consecuencia, las únicas personas habilitadas para hacer un diagnóstico y tratamiento alopático. Los criterios en que se basan las terapias naturales, objeto de regulación en este Decreto, podrán ser aplicadas, en cambio, por personal sanitario y no sanitario, siempre que acrediten disponer de unos conocimientos específicos que han de ser objeto de aprobación por parte de la Administración sanitaria.
Traducido: los que quieran ser médicos tienen que hacer la carrera y la especialidad. En cambio, las “terapias alternativas” las puede ejercer cualquiera que pillemos por ahí siempre que “acredite disponer de unos conocimientos específicos”. Pero ¿no es eso lo que se les pide a los médicos y a cualquier otra titulación? Un médico es, precisamente, el que ha demostrado reiteradamente poseer conocimientos específicos de su disciplina, vaya novedad. Pero resulta que para ser médico hay que cursar 6 años de carrera y un mínimo de 3 de especialidad, previa oposición, y pasar numerosos exámenes teóricos y prácticos durante ese periodo. Pero a los de la TA no, basta con un examen. Por cierto que tengo gran curiosidad sobre cómo se hará un examen de homeopatía ¿hábil manejo del cuentagotas?
El abrir prácticas con evidente incidencia en la salud a “prácticos” sin formación sanitaria es, en mi opinión, un error monumental. Como nota al margen, ni el ya mencionado presidente del Colegio Oficial de Médicos de Badajoz llegaba a tanto ya que tenía muy claro que la capacidad de diagnóstico era propia y exclusiva de médicos.
Pero seguimos (saltando algunas cosas, que tampoco hay que ponerse pesados):
Artículo 1. Objeto.
Este Decreto tiene por objeto establecer las condiciones de ejecicio en Cataluña de las terapias naturales siguientes:
  • Acupuntura y terapias orientales afines
  • Criterio naturista
  • Terapias y técnicas manuales
  • Criterio homeopático
(sigue con los aspectos de regulación administrativa)

Artículo 2. Definiciones.
Las terapias naturales objeto de este Decreto se definen de la forma siguiente:
Acupuntura y terapias orientales afines: la aplicación de un método terapéutico a partir de un diagnóstico diferencial según los parámetros de la medicina oriental ofreciendo soluciones a los problemas de salud teniendo en cuenta los aspectos físicos, psíquicos, energéticos, espirituales y sociales de la persona como un todo unitario que ha de estar en armonía según unas leyes naturales.
Criterio naturista: la atención a las persona de manera integral con el objetivo de ayudar a equilibrar, restaurar y armonizar su salud tanto en la vertiente preventiva, conservadora como terapéutica, utilizando criterios que apliquen estímulos o agentes naturales que actúen en el mismo sentido en que lo haría la naturaleza del individuo para potenciar su capacidad regeneradora y curativa.
Terapias y técnicas manuales: son terapias manuales todas aquellas modalidades que usan las manos para ayudar a restaurar la salud de las personas de manera preventiva o terapéutica. Se entiende por técnicas manuales aquellas que usan las manos para ayudar a mantener y conservar la salud y no para el tratamiento de procesos patológicos.
Criterio homeopático: el método terapéutico consistente en tratar las enfermedades mediante la administración de preparados homeopáticos de acuerdo con el principio de la similitud

Y con dos cojones, añado yo.
Estaremos atentos a la evolución de esta historia.

35 comentarios:

Macías P. dijo...

Pues para tener miedo... mucho miedo. Ahora en serio: Las administraciones no tendrían los güebos de hacer estas cosas si se las declarase responsables subsidiarias de todos los curanderos a los que acrediten.

Xer dijo...

¿Lo que me intriga es cómo se acreditarán las "academias" que proporcionen los títulos oficiales?. Porque no creo que nadie haga un master en naturopatía en una facultad de medicina cuando te puede firmar el título el gurú de turno. Pero ¿qué le pedirá la Generalitat al gurú para poder firmar el título?. Y, sobre todo, ¿tendremos todas la variaciones posibles de las diferentes escuelas a las que son tan dadas todas estas estupideces?. ¿Aparecerá entonces una acupuntura o un chamanismo oficial y otra alternativa?.

Manolo_elmas dijo...

... Y aún más, amigos:
¿Tendrán huevos las Aseguradoras para firmar pólizas con los sanapollos éstos? Porque los cirujanos sí tienen seguro, para salvar errores, pero ¿y los gurús y los naturópatas? ¿Responderán ante las Compañías y la Justicia con el mismo criterio?
Ni de coña, vaya.

AGRA dijo...

Pero, ¿no hay forma de parar esto? ¿Cómo es posible que en un Decreto se incluyan la sarta de estupideces irracionales que aparecen sólo en el preambulo y el artículo 1? ¿Es que no se les puede denunciar al estilo de las denuncias a los consejos escolares yankis que proponían el diseño inteligente en las escuelas? Es que no es miedo, es pánico y horror lo que produce pensar en la perspectiva de que se legisle reconociendo a la homeopatía y similares.

Angel dijo...

En un intento de llamar la atención, he escrito a la consejera de salud Marina Geli (consellera.salut@gencat.net) un correo comentándole brevemente mi opinión y dándole el enlace de este post. También entiendo que la consejera debe tener sus asesores y les hará más caso a ellos que a un espontáneo que, además, no vive en Cataluña. Pero bueno, por voluntad que no falte. Espero, al menos, recibir una contestación (os comento que sigo esperando una respuesta del presidente del Colegio de Médicos de Badajoz).

Anónimo dijo...

Asusta leer esto, lo digo en serio; si un decreto así prosperase seria como el triumfo de lo irracional frente a lo racional siendo maximes representantes tristemente quienes no gobiernan.
Algo así no puede prosperar por el enorme perjuicio que podría generar; ¿no hay alguna carta o plantilla que se pueda firmar y entregar a los responsables?.

Angel dijo...

Por el momento no hay carta de ningún tipo. Lo que sí estoy haciendo es revisar la literatura científica donde se hayan hecho valoraciones sobre la homeopatía para que la señora consejera tenga algo más de bibliografía que un ensayo clínico aún sin realizar del Hospital de Mataró (lo comentaré en un post próximo). Una vez revisado esto volveré a escribir a la consejera, ya más extensamente, argumentando sobre la inconveniencia de su decreto.

Acupuntora dijo...

De verdad que no deja de sorprenderme que la gente se anime tan alegremente a hacer comentarios tan categóricos sin saber de qué está hablando.

Mira Ángel, para hablar de lo que distingue a las prácticas alternativas de esa que tú llamas ostentosamente la "única medicina que hay", es necesario saber algo de esas otras prácticas. Como resulta que yo he necesitado 4 años para saber algo del tema, no voy a tratar de explicártelo, pero quédate con la idea de que hay muchas diferencias.

Tu comentario: "Pero resulta que para ser médico hay que cursar 6 años de carrera y un mínimo de 3 de especialidad, previa oposición, y pasar numerosos exámenes teóricos y prácticos durante ese periodo. Pero a los de la TA no, basta con un examen." A parte de un examen (cada 10 años, majete, que eso te has olvidado de comentarlo), se exige aprobarlo. Y para aprobarlo se ha de estudiar. No un total de 9 años, cierto, pero bueno, en la mayoría de profesiones no hace falta cursar estudios de 9 años y eso no es argumento para desprestigiarlas.


Y, por supuesto, tu apunte: "Como nota al margen, ni el ya mencionado presidente del Colegio Oficial de Médicos de Badajoz llegaba a tanto ya que tenía muy claro que la capacidad de diagnóstico era propia y exclusiva de médicos." A ver, ¿cómo se os ha de decir que no queremos ni necesitamos hacer diagnósticos? ¿Tantos años de carrera no os dan para entender esta frase tan secilla? NO QUEREMOS HACER DIAGNÓSTICOS. No hace falta que gruñáis como un perro que sufre por su comida, de verdad. Mira, si quisiesemos ser médicos estudiaríamos medicina. Pero resulta que no, que queremos ser exactamente lo que somos. Aunque a algunos les parece imposible, hay gente que no quiere ser médico. Sé que es difícil de entender, pero repite conmigo: "n o t o d o e l m u n d o q u i e r e s e r m é d i c o"

Sobre el agudo análisis de Manolo_elmas: qué tal si me buscas los datos sobre denúncias por negligencia médica y las que se han interpuesto a terapeutas y me das los resultados? Te llevarías una sorpresa, y eso que todos los médicos que ejercen en españa han estudiado 9 añitos de carrera.

En fin, que lo que a mí me asusta es que haya tanto bocas dispuesto a insultar sin tener ni idea de está hablando.

Angel dijo...

Creía que estaba claro desde el título de post que estoy hablando del borrador de decreto de la Generalitat, donde se habla, exactamente, de un examen. ¿Cada diez años? Mucho más fácil que ejercer la medicina todos los días, un examen diario y sin anestesia.
Que los homeópatas no quieran diagnosticar me parece lógico, pero eso no aparece en el decreto, donde no es una práctica excluida sino todo lo contrario.
Que no hableis de ser médicos, lógico también, pero cuando se trata de salud se habla de medicina no de otra cosa, no vale escurrir el bulto.
Que los "alternativos" no quieran diagnosticar me parece lógico porque es un riesgo inasumible, es más cómodo dar tratamientos placebo. Por eso hay denuncias a los médicos y no a los homeópatas, que al fin y al cabo, sólo dan agua.
Sobre saber de que se habla, precisamente acabo de terminar la revisión blibliográfica del papel de la homeopatía en la medicina. Pero claro, los resultados no valdrán porque las revistas científicas son ciegas y no quieren admitir la verdad. Eso lo pondré en otra entrada próximamente, en cuanto tenga un poco de tiempo. Mientras tanto seguiré buscando la base física de los puntos energéticos donde se pincha, que ha debido traspapelarse porque no la encuentro por ningún lado.
Salud.

Acupuntora dijo...

Te ha quedad realmente dramático, eso de ejercer la medicina todos los días, un examen diario y sin anestesia, es verdad, ¿como puedo yo comparame a mi médico de cabezera? Él está todo el día mirándose gente durante 3 munutos y recetando todo el rato lo mismo. Yo, en cambio, sólo atiendo a los que ya han pasado por la medicina occidental y no han encontrado una solución ¿Cómo puedo respirar el mismo aire que los méicos?

Porcierto, eso de que no aparece en el decreto que los homeópatas no puedan diagnosticar no es cierto: es ese sitio donde se dice que no se nos habilita para hacer cosas propias de los médicos y también donde dice que la medicina alopática es cosa de médicos. Mira, cuando me refiero a hacer un diagnóstico quiero decir que yo no puedo decirle a alguien: tienes una angina de pecho. Eso lo ha de hacer un médico. Pero eso no quita que yo deba tener unas nociones mínimas para sospecharlo, porque a mi consulta acude gente enferma. De la misma manera que un maestro ha de saber sospechar una dislexia (lo cual no quiere decir que la pueda diagnosticar), es mi deber detectar posibles enfermedades y decirle a mi cliente: Usted debería ir a que lo visite el médico. ¿Tan herético te parece eso? Y donde dice en el Decreto "valorar el estado de salud" se está refiriendo a hacer un diagnóstico naturopático, chino o lo que corresponda. Oh! He dicho diagnóstico! Perdóname. Mira, nos guste o no, hoy en día la palabra diagnóstico se reserva para lo que hacen los médicos. Y lo que yo hago, que sí, es un diagnóstico también, se lo llama valorar el estado. Mira tú qué gilipolleces, pero bueno, es para que nos entendamos. Yo, al valorar el estado de salud lo que decido no es si el paciente tiene una angina de pecho, sino si tiene un bloqueo en un meridiano, o si tiene una Plenitud de un Zang-Fu. Es diferente. Y a tí te puede parecer una estupidez, pero mira por donde en este caso lo que tu opinies (sin fundamento) no importa a casi nadie.

Respecto a los putos placebos, que me tiene ya harta el tema, por qué no buscas en otras fuentes a parte de science y demás grupos con intereses? A ver, de verdad crees que un placebo puede hacer mejorar a niños de pecho o a animales? ¿Tú sabes lo que es un placebo? Claro que hay un efecto placebo en las medicinas alternativas, pero en la medicina alopática también. Eso no importa, lo que importa es que más allá del placebo haya otros efectos. Porqué no buscas resultados clínicos en la sanidad china? Hay multitiud de informes que están traducidos.

Voy a hablarte de un estudio. Los datos están sacados de un artícluo firmado por el Dr. Miquel Masgrau (doctor en medicina) en la revista Integral, donde relata los resultados del informe del Iternational Acupuncture and Physical Therapy Research Institute de Hong Kong, informe que cuenta con los datos extraídos de las estadísticas de la propia sandidad china. Te resumo los resultados porque lo tengo en papel.

- Recuperación de las secuelas de los accidentes vasculares cerebrales. En todas las estadísticas se reseña un porcentaje de éxitos del 80% siempre que el tratamiento empiece antes de los 6 meses posteriores al ataque. Después de los 2 años no cabe esperar mejorías. De este 80% el 16'3 quedan prácticamente restablecidos y un 23'5 muy mejorados. A este respecto se ha podido cuantificar un aumento de la circulación sanguínea cerebral y la amplitud de los registros electromagnéticos.
- Recupaeración de parálisis: citando las estadísticas del Hospital de MTC de Pequín sobre recuperaciones de paraplejias postraumáticas (incluso tras la corrección quierúrgica fracasada, con desplazameinto de la columna y seción total de la médula). Se obtienen los siguientes números: un 15'2 pdieron andar sin apoyo, un 30'6 con muletas y un 37'8 con soporte (estadísticas más detalladas en la revista Ciencia Noviembre 1983, volumen III)
- Patologías cardíacas: citando las estadísticas del Hopital nº2 de Pequín, elaboradas por el Dr. Wang (Docotor en Medicina). La exploración técnica del corazón de pacientes con cardiopatías coronarias tratados con acupuntura demuestra que el grosor de la pared posterior del ventrículo izquierdo pasa de 6'84mm a 8'87mm; que el volumen sisitólico pasa de 65'59 a 81'72ml; y que el volumen minuto pasa de 4'95 a 6'28L/min. Este estudio se realizó sobre personas no enfermas sin obtener estos resultados y también se realizó con punciones falsas, tampoco con los mismos resultados

Quiero hacer notar que el paciente chino no está fascinado por el misticismo oriental de la terapia, que tantos se empeñan en relacionar con una potenciación del placebo. Y hablando de placebo, voy a citar (prometo ser brebe) un par de experimentos realizados sobre animales (que, como todo el mundo sabe, no pueden sugestionarse con una esperanza de curación cuando se les clavan agujas, ya que si fuesen capaces de esta lucidez no intentarían huir del veterinario)

- Se puede demostrar la acción protectora de la acupuntura en el infarto de miocardio cuando se inyecta a conejos tratados previamente una sustancia que provoca la constricción de las arterias: se requieren dosis mayores para producir el infarto que en conejos no tratados.

- Se puede demostrar la acción protectora de la acupuntura en casos de estrés extremos cuando, tras copiossas sangrías experimentales en gatos la presión arterial del grupo tratado tarda el doble en descender a 50mmHg y para que el animal entre en estado de shock. A las tres horas de empezar el experimento, todos los gatos no tratados habían muerto, mientras que del grupo tratado sólo habían una cuarta parte (25%, sí os gusta más)

- Se pueden demostrar, así mismo, los resultados terapéuticos en parálisis por sección medular en perros (recuperación de la capacidad de andar completa a los tres meses iniciar un tratamiento inmediato e intensivo)

Bueno, ahí lo tienes. Estudios los tienen las dos medicinas. Pero 3000 años de resultados no los tiene la medicina occidental, y la china sí y creo que eso al menos debería bastar para que esta medicina comparativamente advenediza le concediese el beneficio de la duda a la acupuntura y a sus practicantes con respeto.

Aunque la ciencia no ha podido explicar satisfactoriamente todavía los mecanismos de la acupuntura o de la homeopatía, eso no quiere decir que no haya multitud de ensayos que demuestren que sí que funcionan.

Salud para tí también.

Angel dijo...

Hola de nuevo, la primera parte de tu respuesta permíteme que me la salte porque no llegaremos a nada y perderemos el tiempo tú y yo. La segunda es más interesante porque por fin alguien se decide a mencionar estudios concretos sobre resultados.
Echemos un vistazo rápido:
Empezamos un poco mal porque el doctor Miquel Masgrau Bartis será médico pero no parece ser doctor. Para ser doctor hay que realizar y defender con éxito una tesis doctoral. En España existe una base de datos pública (http://www.mcu.es/TESEO/teseo.html) donde están todas las tesis desde 1976.
Hay 6 tesis con apellido Masgrau y ninguna es de don Miquel. Conste que no me molesta demasiado que los médicos se “doctoren” sin tesis porque ya les cuesta lo suyo terminar la carrera pero quiero dejar las cosas claras desde el principio.
Más datos: en http://www.sciencedirect.com/ se puede acceder a los artículos científicos de más de 2000 revistas. Hay 8 artículos firmados por “Masgraus”, entre ellos 3 de medicina o biología, pero ninguno es don Miquel. ¿Cuál es la credibilidad de alguien que no ha aportado nada al avance de su disciplina? Practicar en su consulta privada no es aportar nada al conocimiento común, si sabe algo importante debería publicarlo pero no lo ha hecho.
Hoy no puedo mirar en la “Web of Science” que contiene prácticamente todas las revistas científicas pero mañana lo hago y pongo aquí lo que salga.

Y claro, desde mi conservadora perspectiva de ciencia oficial veo más problemas. Por ejemplo: “Integral” no es una revista científica, lo siento. Es el vehículo de una línea de pensamiento naturista/alternativa y punto. ¿Qué significa eso? Pues que no tiene comité científico que valore la validez de los artículos, que no está sometido a ningún control de calidad, que no tiene bibliografía… junto con otros aspectos que detallo en algunos posts de hace unas semanas (Ciencia y no-ciencia). En la biblioteca de mi pueblo la tienen y prometo mirar el número donde está dicho artículo (“Exitos de la acupuntura”, núm. 280, p. 54).
¿Cómo distingue lo verdadero de lo falso Integral? Pues no tengo ni idea porque junto con artículos inocuos de autoayuda (“Pensamientos positivos”) contiene otros cuyo mero título es alucinógeno como “Criar niños sin antibióticos” y otros que son lugares comunes en las leyendas mágico-recreativas (por ejemplo, “Cristales medicinales”: la expedición de unos médicos tibetanos en el corazón del Himalaya en busca de unos cristales medicinales que usan para sanar a la gente de la remota región de Ladakh, en la India, junto al Tíbet).
Es decir, si hay que buscar sectarismo en las revistas, esta no sería un contraejemplo. Y la verdad, que me compares Science con Integral no tiene pase. Por cierto que los meta-análisis están publicados en “The Lancet” no en Science, pero cuyo abrumador factor de impacto tampoco te valdrá, me temo.

El estudio procede, dices, del International Acupuncture and Physical Therapy Research Institute de Hong Kong. Con este tipo de organismos siempre pasa lo mismo: no aparecen por ningún sitio. Busco “Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas” y me sale la página web del centro, repleta de información (incluye publicaciones) junto con 76000 enlaces (Google). Busco “International Acupuncture and Physical Therapy Research Institute” y me salen 6 (seis) enlaces personales biográficos ninguno de lo cuales me permite saber absolutamente nada de las actividades, publicaciones, estadísticas… de dicho centro.

Y no hay mucho más que contar porque no nos pondremos de acuerdo sobre lo que es la ciencia y para qué vale, sobre cómo diferenciar en lo posible lo verdadero de lo falso. Si quieres seguir discutiendo (no hay problema si nos mantenemos dentro de una disensión educada) hay dos palabras mágicas: “clinical trial” = ensayo clínico.
Mientras no haya ensayos clínicos con controles adecuados es como si estuviéramos hablando del Pato Donald.

Para finalizar, comentar que la sanidad china debe ser estupenda, ya que se basa en sabiduría de 3000 años. La pena es que esa superioridad no se refleje en la esperanza de vida sana al nacer (63.1/65.2 años) ni en la mortalidad infantil (32/43 por 1000).
Mientras que en España, país dominado por la medicina oficial, está en 69.9/75.3 años y 5/4 por 1000 para la mortalidad infantil. Datos OMS (http://www.who.int/).

AGRA dijo...

"Diagnosticar": Recoger y analizar datos para evaluar problemas de distinta naturaleza. Med Determinar el carácter de una enfermedad mediante el examen de sus signos. (RAE)

No me cabe duda de que la acupuntora realiza diagnósticos (de hecho el decreto habla de "procesos de diagnóstico y terapéuticas propias" de las medicinas alternativas). El problema reside en como se realizan los diagnósticos y la información que se obtiene. Es decir, cuando hablamos de una angina de pecho, estamos refiriendonos a una alteración del funcionamiento de un órgano como el corazón y a esa conclusión llegamos tras evaluar parámetros físico-químicos relacionados con el funcionamiento de dicho órgano (por ejemplo, el registro de la actividad eléctrica del músculo cardiaco mediante la técnica de la electrocardiografía). Pero, ¿qué significa tener un bloqueo en un meridiano o una plenitud de zang-fu? ¿Qué parámetros físico-químicos relacionados con la función de qué órganos se han evaluado para llegar a ese diagnóstico? En una palabra, si no estamos hablando de procesos y órganos objetivos (caracterizados por unos parámetros físico-químicos medibles), ¿cómo podemos relacionarlos con alteraciones en la salud de un individuo?

En relación a los "putos placebos", o lo que es lo mismo, a la reducción en los síntomas de determinadas patologías como consecuencia de la "expectativa" (este es el término clave) de obtener una mejoría con un tratamiento, este es un proceso que ha sido de sobra demostrado y que es un tema de gran interés científico (sobre todo en neurociencias). No me extiendo más porque sobre este tema, en relación con las medicinas alternativas, hemos hablado en nuestra bitácora aquí, aquí y aquí.

Finalmente tengo varias preguntas. ¿Por qué cuando los resultados de ensayos clínicos sobre la eficacia de la acupuntura o de la homeopatía son negativos y se publican en Science o The Lancet hablamos de grupos de presión, y no lo hacemos cuando los resultados son positivos y se publican en informes del International Acupuncture and Physical Research Institute o en artículos en el Journal of Acupuncture o en Homeopathy? Y lo que más me desasosiega, ¿por qué la OMS no recomienda la acupuntura como terapia para el tratamiento de la lesión medular completa teniendo en cuenta los efectos tan espectaculares que parece tener y que la medicina "alopática" u "occidental" no tiene ningún tratamiento eficaz para un problema de salud tan tremendo?

Salud para todos.

Acupuntora dijo...

Mirad, me parede que esto no tiene sentido, el tiempo dirá. Pero haceos una pregunta: qué clase de médicos vais a ser? Hay herramientas que han ayudado a millones de personas, durante miles de años y vosotros estáis empeñados en desprestigiarlas porque no cuadran en vuesto esquema mental científico. Pasarán por vuestras manos personas con problemas de salud a los cuales no podréis ayudar y no intentaréis explorar para ellos todas las opciones porque no las comprendéis y pensáis que son tonterías sin saber de ellas más que uno de los puntos de vista. ¿De verdad os interesa el bienestar de la gente? Os dejo algunos enlaces. No sé como linkarlos, pero bueno, Angel, tú sabrás cómo editarlo y arreglarlo para que no te descuadre la página, supongo. Caí en este blog de casualidad y no creo que vuelva a volver, pero espero que dentro de unos años os acordéis de mí.

http://www.galenicom.com/?ac=medline&q=effectiveness+of+acupuncture+&x=61&y=12

Angel dijo...

El enlace vale así, basta con copiarlo y pegarlo en el explorador de internet. Por mi parte no puedo decir más que uso ciertas herramientas para distinguir lo verdadero de lo falso o, al menos, asignar un valor de credibilidad a las cosas. Esas herramientas son las de la ciencia y no conozco ninguna otra que ejerza la misma función. Si no las uso no podré diferenciar entre el discurso de un telepredicador y los datos de datación del carbono 14 (por poner ejemplos lejos de las terapias que comentamos).
Se que hay mucha gente a la que esto les resulta incómodo o que no lo admite pero yo he llegado aquí a lo largo de un proceso donde domina el racionalismo. Otros son construccionistas, relativistas... yo no.
Como dato anecdótico, no soy médico, soy doctor en biología y mi profesión es investigar. Y en mi trabajo me atengo al método clásico de proponer hipótesis y comprobarlas con datos con todo lo incómodo que es.
Este blog no es más que uno entre docenas de blogs críticos con cosas que consideramos falsas. Si un día tienes auténtica necesidad de enfadarte visita http://www.formauri.es/personal/enlacesCriticos/

Anónimo dijo...

Para todos quienes estamos en el porceso de Regaulación de las Terapias Naturales:

1.- La cuestión de la práctica de las Ciencias de la Salud sigue siendo, por desgracia o por fortuna algo "cultural". La medicina dicha moderna, no se salva de la "incertidumbre clínica" que poseen las medicinas tradiconales, de hecho una evaluación de los procederes de la medicina dicha moderna tan sólo se ha efectuado en un 20% ¡¡¡¡ . Además los resultados son muy pobres, tan sólo invitamois a que hagan un repaso al Sistema Cochrane y es desesperanzador cómo se puede practicar la dicha medciina moderna con tan paupérrimos resultados cuya evaluación es de los mejores expertos clínicos de la dicha medicina moderna.
No es por tanto un argumento a esgrimir.
La necesidad de otras formas de Medicina surge precisamente por la Gran Incertidumbre en la que se halla la Medicina Moderna, demostrada , y a pesar de todo ha conseguido de alguna manera ser Hegemónica.
La Complejidad Fenoménica de los Seres, el humano por tanto, hace que los Entes Morbosos, no siempre sean bien descritos, ni analizados, y por supuesto ni bien tratados ni mejorados en su pronóstico, es ahí que surgen otras maneras.
Por ejemplo la demanda asistencial primaria , el 85% de las consultas son clasificadas según todos los estudios como funcionales, por no utilizar el término psicosomático, desgastado, y desvitalizado y por supuesto sin lugar en el paradigma de la medicina dicha moderna, a pesar de ser invocada sólo como una palabra rimbombante pero los las galenos al usarla no tienen ni idea de lo que hay detrás.

Ya como mínimo todas esas demandas serán cubiertas sin originar Yatrogenia, Recuerden que la medicina dicha moderna origina un 30% de todas las patologías en un sistemas cultural donde la medicina dicha moderna sea hegemónica. Y por supuesto las pólizas Ya en la ctualidad ningún seguro en España quiere cubrirlas, con el colectivo que practique terapias naturales como los seguros están en marcha desde hace casi una veintenam de años, han visto y demostrado que en veinte años y con una actividad fernética de consultas y actuaciones, nunca se ha generado ni un problema, es más los dos más sonas, tetraplejía tras manipulación fue un fisio catalán, y afectación del habla y de la audición, un médico que se hacía pasar por rehabilitador y en un hospital de galicia, el fisio fue condenando a indemnizar con 120 millones d elas antiguas pesetas.

En otro momento aportando dtos para quién está profundamente equivocado.

Anónimo dijo...

Dule que sesea tan ignorante, y como se decía "tan provinciano" con perdón. or ejmplo en los Estados Unidos existe una currícula bien que completa en el Bastyr College sobre Naturopathy y en Osteopatía desde principios del siglo XX. Están adiestrados en los diagnósticos también médicos, porque eestos diagnósticos se fundamnetan la Clínica y esta pertenece a todos los p´racticos de las Ciencias de la Salud.

Lo mismo en el Reino Uido son Bachello y Doctors en Ostepatía, Naturopatía, Medicina Tradicional China y tienen el mismo nivel desde su ámbito de trabajo.

O el mismo Osteópata en Francia que por ley atiende desde la primera consulta a su cliente, evidentemente ha de realizar un diagnóstico razonables desde la Clínica común a todos los prcaticantes d elas Ciencias d ela Salud.

Además la propia Organización Colegial a través de Pedro HIdalgo en Diario Médico dijo: aceptaremos que se colegien cualesquiera que aporte un título oficvial en estas terpais en su país de oriegn y las practique en España. ¡ Lo van entiendiendo?

Angel dijo...

Estimados anónimos, tengo la impresión de que no leen ustedes los argumentos y que nunca contestan a las preguntas, absolutamente pertinentes que, por ejemplo formula AGRA en su último comentario.
Si desean contestar con argumentos lean el último post "Ni quito ni pongo rey..." donde hago referencia a meta-análisis concretos y publicados en revistas. Contesten a eso y podremos empezar a entendernos.

AGRA dijo...

La práctica de argumentar que una afirmación es cierta (en este caso, que las terapias autoproclamadas alternativas son efectivas) en base a que se práctica desde hace mucho tiempo y por mucha gente, se conoce como argumentum ad populum, y es básicamente una falacia (argumentación incorrecta) porque la información aportada no nos dice nada sobre la veracidad de la afirmación. Hago esta apreciación en primer lugar porque parece ser uno de los argumentos “fuertes” esgrimidos en esta discusión. Otra falacia que también ha sido utilizada es acusar a los detractores de las medicinas alternativas de defender sin fundamentos la medicina “moderna”, como argumento para apoyar el uso de las terapias alternativas. Aún en el caso de que esta acusación fuera cierta, eso no nos informa sobre la eficacia de las terapias alternativas, que es de lo que se está discutiendo. Por otro lado, el usuario anónimo lleva razón en que la medicina “moderna” no se salva de la “incertidumbre clínica”, pero sobrestima, no sabemos si interesadamente o por ignorancia, dicha incertidumbre, pues según Evidencia Clínica un 48% (no un 20%) de los tratamientos son de “efectividad desconocida” (no se han realizado ensayos clínicos sobre su efectividad) (más información aquí). Un asunto interesante a destacar en este sentido es que de muchas de las terapias alternativas sí se han realizado ensayos clínicos (en muchos casos de pésima calidad) que hasta el momento no han demostrado la eficacia de dichas terapias. Como ejemplo baste lo comentado en el último apunte de Ángel. Curiosamente, en el enlace que nos envía la acupuntora aparecen dos estudios de la base de datos Cochrane en los que se evalúan ensayos sobre la eficacia de la acupuntura sobre la dependencia a la cocaína y al tabaco y en los que se concluye que no hay datos que permitan afirmar que esta terapia sea eficaz (hay otros como uno en el Archives of Internal Medicine mostrando la no eficacia de la acupuntura en las secuelas del accidente cerebrovascular; por supuesto he obviado revisar revistas como el Journal of Traditional Chinese Medicine o el Journal of Alternative and Complementary Medicine, en las que me ha parecido que puede existir cierto conflicto de intereses).

Es una pena que la acupuntora no quiera seguir participando en este debate porque me gustaría que me aclarara algunas dudas. He intentado averiguar que es una plenitud en un zang-fu. Zang-fu refiere a los órganos internos (zang a los compactos y fu a los huecos) y a sus funciones. La teoría de los zang-fu implica el considerar la interrelación entre los órganos zang y fu, de manera que el cuerpo es un todo fisiopatológico. Hasta aquí solo hay una discrepancia terminológica que no afecta, creo, a la esencia de lo discutido. Al parecer los meridianos conectan los organos zang con los fu y por ellos fluye la energía vital o qi, y aquí ya sí topamos con un problema, a no ser que estos meridianos correspondan al sistema vascular y el qi a la sangre (en este caso es evidente el problema que implica el bloqueo de un meridiano). Me temo que no es así y que se están postulando unos “órganos” y unas energías que hasta donde yo sé no se han descrito en el ser humano. Por otro lado, la plenitud (shi) parece ser un exceso de yang. Lo delicado una vez más es que no sabemos que es el yang más allá de la retórica de que es el “opuesto complementario” del yin (al parecer “esta realidad no puede ser comprendida racionalmente; su existencia es axiomática”, supongo que como la existencia de Dios para los creyentes). Un ejemplo de plenitud es la hipertensión. El problema es que la medicina “moderna” u “occidental” no requiere postular la existencia de una entidad desconocida, el yang, para explicar la hipertensión y sus causas, y, por supuesto, para aplicar un tratamiento. En fin, que se habla de entidades y energías que no han sido medidas para explicar alteraciones en el organismo que admiten explicaciones en base a procesos que pueden ser observados y evaluados. Como se ha dicho, cuando se oye a lo lejos el sonido de cascos golpeando el suelo, quizás sea un unicornio, pero lo más probable es que sea un caballo.

Y no hablo como médico (que no lo soy) sino como paciente al que le preocupa que el desvío de enfermos a las consultas de las terapias alternativas pueda retrasar la aplicación de tratamientos eficaces (y en este asunto el tiempo es oro). Y como profesor (de fisiología en una facultad de medicina) preocupado porque mis alumnos utilicen el sentido común y el espíritu crítico en su futura práctica profesional.

Un saludo y perdón por lo extenso.

Lupe (pido disculpas a mis compañeros de AGRA por no haberme identificado en estos comentarios)

TheoSarapo dijo...

Creo que Arcadi Espada habla de tu excelente artículo en El Mundo.

Otro acupuntor dijo...

El Yin y el Yang no son entidades concretas. Yin-Yang es un método de clasificación de pares de fenómenos. El Yin comprende lo que es sólido, opaco, pesado, frío, que desciende, que nutre, que se interioriza, que inhibe. El Yang, por el contrario, es lo que es inmaterial, tranparente, ligero, caliente, que asciende, que activa, que se exterioriza, que excita. Las cosas sólo son Yin o Yang en función de con qué se comparen, entonces. El agua es Yin si se clasifica con el Fuego, que es Yang. Pero el agua es Yang si se clasifica con el Hielo. El día es Yang en comprarción con la noche, pero dentro del día está el mediodía que es Yang en el Yang y la tarde que es Yin en el Yang. Esto es un concepto filosófico. En la medicina china se aplica a fenómenos orgánicos y funcionales. Un ejemplo práctico sería el siguiente: Un paciente obeso, de tez pálida, con retención de líquidos, piernas hinchadas, lengua hinchada y pálida, retraído, que se mueve poco, somnoliento, que duerme muchas horas, habla poco, es friolero. Este paciente tiene una constitución de tipo Yin y una tendencia al Tan-Humedad, que tamibén es una tendencia patológica Yin. Si acude a consulta con fiebre alta pero intermitente, que empeora por la noche, escalofríos, la lengua con una saburra espesa y amarillenta, sudoración profusa, que son signos de tipo Yang, se concluye que es una invasión de Xie Qi (los signos son superficiales: Yang: patología de origen externo) y concretamente de tipo Calor, posiblemente Viento-Calor. Lo adecuado por su patología es un tratamiento Yin para contrarrestar el cuadro Yang, pero como su tendencia es Yin y no debemos empeorar su constitución desequilibrada, se deberá tener en cuenta y hacer un tratamiento que se Yang en el Yin. Imaginemos que lo tratamos a partir de fórmulas de la farmacopea. Las plantas a usar no serán pues de tipo frío (Yin) sino plantas frescas (Yang en el Yin), y se deberán incluir plantas que ayuden a drenar el exceso de Tan-Humedad (cosa que no se haría en un paciente de otras características).

Intentando aclarar tu duda sobre los Zang-Fu, te diré que a pesar de que se traduce como Órganos y Entrañas, cuando se habla de Pulmón, por ejemplo (que es un Zang, y por lo tanto Yin en comparación con las Fu, que son Yang), no se refiere a las bolsas de aire que se hinchan para respirar. Al menos, no sólo a eso. Los órganos-entrañas en medicina china son entes fisológicos. Pulmón es la función respiratorio, la función defensiva, es también un sistema de meridianos relacionados, es la propulsión de la sangre. Además, se relaciona con otras estructuras: con la garganta, con la esclerótica de los ojos, con el intestino grueso (que es su pareja Fu), con la intensidad de la voz, con el ritmo respiratorio, y con la emoción de la tristeza y la nostalgia. Cuando un médico chino dice que el Hígado está estancado, puede que un médico occidental no le encuentre ninguna alteración al hígado del enfermo. Eso no hará cambiar de opinión al acupuntor, porque para él Hígado no es lo mismo que el hígado.

Veo que os basáis en los estudios clínicos. No sé si ahora las cosas se harán mejor, pero yo leí hace años un estudio que se había hecho con enfemros de ciática. A todos les habían hecho el mismo tratamiento, sacado de no sé dónde. A un médico alópata peude parecerle que es el mejor modo de valorar objetivamente la efectividad de un tratamiento, pero lo cierto es que para un acupuntor no tiene sentido estimular los mismos puntos a todos los que tienen un mismo diagnóstico alopático. Lo que los médicos llamáis ciática puede ser muchas cosas para un acupuntor, en función del resto de síntomas y de características de cada paciente, factores que la medicina alopática no tiene en cuenta. Es un dato importante, por ejemplo, saber cómo son las menstruaciones de una mujer con ciática y eso modificará el tratamiento y la elección de puntos. Es importante saber si hay dolores en alguna otra parte del cuerpo, es importante saber si duerme bien o si se sietne triste o enfadada, saber cómo son sus uñas y su lengua y su pulso. Es importante saber a qué horas le duele más si es que hay variaciones. No es lo mismo que los ataques se desencadenen cuando está cansada, cuando está enfadada o cuando hace un movimiento concreto. Ese estudio había tenido unos resultados pésimos, pero era de esperar. Había puesto puntos que se usan siempre. Pero no habían personalizado el tratamiento, con lo cual borraron de un plumazo el punto fuerte de la acupuntura. Lo que intento decir es que aunque vosotros podáis tener unos conocimientos mucho mejores que yo en cuanto a estadística e investigación, os faltan los conocimientos concretos que necesitaríais para poder evaluar con buen sentido crítico un estudio sobre la acupuntura. Por supuesto, eso no es una crítica. Lo que sí es criticable es que tantos científicos se empeñen en denostar una medicina sin tener los conocimientos técnicos necesarios para poder evaluar la validez de un estudio clínico. Y creo que en el fondo la cuestión es que creeis que todo esto son tonterías. Para ilustrar esta afirmación os contaré una anécdota: Una vez cayó a mis manos un estudio que se había hecho con un medicamento en caballos (creo que eran caballos). El resultado había sido desastroso, produciendo la muerte de la mayoría de animales. Le pedí que me diese su opinión, ya que un familiar estaba tomando un medicamento de la misma familia. El médico me dijo que no podía decirme nada porque no sabía nada de caballos, y que por lo tanto no podía entender bien a qué se debió el resultado. Este mismo médico, no obstante, enfrentado a estudios sobre acupuntura que habían arrojado malos resultados, había confiado tan sólo en sus conocimientos sobre estadística para evaluar esos estudios y llegar a la conclusión de que la acupuntura, tal como él piensa, es un fraude. No hizo el mismo ejercicio de autocrítica y prudencia que había hecho con el estudio sobre caballos.

Espero haber ayudado a comprender un poco más qué es la acupuntura.

Un saludo (y otro de parte de Acupuntora)

Angel dijo...

Gracias por tomarte la molestia de comentar el tema. El problema básico es que la primera parte es una explicación para la cual no existe método de verificación alguno. ¿Cómo puedes convencer de que el órgano X es la pareja Fu del órgano Y?
Eso es un axioma, no una hipótesis comprobable. Tampoco está apoyado en una fisiología contrastable. Y eso es lo que yo, al menos, quiero.
Podríamos urdir muchas explicaciones alternativas basadas en cualquier planteamiento peregrino. Yo sólo me baso en hechos constatables y sólo me tomaré en serio este asunto cuando exista una teoría que pueda verificar.
Respecto a los ensayos clínicos, hay de todo. Aunque no me dedico a esto de la medicina, he visto mucha estadística y hay un porcentaje de trabajos excesivamente elevado que no usa los métodos adecuados. Por eso, a la hora de valorar un trabajo yo quiero tener los datos, no sólo los resultados.
Y esto no beneficia a la medicina "convencional" necesariamente sino que sube el nivel del control exigible a todos.
Saludos

Otro acupuntor... el de antes. dijo...

dices: El problema básico es que la primera parte es una explicación para la cual no existe método de verificación alguno.

Imagína el siguiente diálogo:
Acupuntor: ¿Cómo sabes que alguien tiene migraña?
Angel: porque tiene dolor hemicraneal, palpitante, etc...
Acupuntor: Ya, pero ¿cómo sabes que eso es una migraña?
Angel: Porque la migraña se define como un dolor de cabeza localizado en una mitad de la cabeza.

Pues es lo mismo. Yo sé que alguien tiene un viento interno porque tiene síntomas que se han clasificado como pertenecientes a viento interno. Sé que hay un componente de Calor si además hay signos y síntomas que se han clasificado dentro de calor. Sé que se han de punturar tales puntos porque se ha comprovado que tienen efecto. Si me preguntas por qué tienen efecto... Pues no lo sé. Hay gente que se está ocupando de eso con sus batas blancas y sus máquinas carísimas. Los resultados son interesantes, pero no creo que sea necesario saber el mecanismo físico-químico que hay detrás de algo para utilizarlo. Por cierto, por si te interesa, en estos estudios se barajan varias explicaciones: se ha comprobado (o eso dicen) que los puntos de acupuntura corresponden a zonas de menor impedancia eléctrica. En otros casos, se puede comprobar que hay una sinergia eléctrica-química que produce la liberación de endorfinas y otras sustancias. Todo parece indicar que no hay una sola explicación y que no todos los puntos se podrán explicar. No sé, tal vez sí que algunos de ellos no tienen efecto, es difícil de saber. Pero está más que demostrado (y que conste que a mí eso no me importa) que los puntos de acupuntura tienen un efecto medible. Recuerdo un documental en el que se grabó una sesión de acupuntura con un cacharro de esos que pueden captar el calor corporal (no sé cómo se llaman, termografías probablemente, digo yo) El caso es que al estimular un punto unilateralmente (la mayoría de puntos son dobles, bilaterales), se calentaba no sólo la zona de ese lado, sino también la del lado contrario. Había otros resultados interesantes que no recuerdo bien.

El problema, creo yo, es que sobre la medicina alopática se conoce más, popularmente, lo que se sabe seguro y en cambio, en el caso de la acupuntura se oy más (en occidente) sobre lo que la ciencia no sabe de ella.

Si algún día tienen problemas de salud, considera la acupuntura como una opción. A pesar de lo que se dice por la tele, nada impide a la medicina occidental hacer su tratamiento mientras la acupuntura hace el suyo. Y si alguna vez se te ocurre ir a un acupuntor con un problema que debería ver un médico, el acupuntor será el primero en decirte que vayas. Eso de que se pierde tiempo de tratamiento y demás es una falacia. Y punto. Una mentira cochina que se repite sin cesar hasta que parece que es verdad.

Un saludo.

Angel dijo...

Creo que el ejemplo de la migraña está un poco traido por los pelos. Es un ejemplo de diagnóstico basado en síntomas comunes que no usa pruebas ni análisis. La medicina es bastante más que eso ya que forma un *conjunto coherente* con hechos físico-químicos, genéticos, fisiológicos...
Sí estoy de acuerdo con que la acupuntura no tiene probablemente contraindicaciones (salvo mala praxis, pero eso toca a todos) ni es incompatible con el tratamiento médico. También te diré, ahora que no nos lee nadie, que la acupuntura es la terapia alternativa que menos me preocupa dentro de la crítica general que he hecho al famoso Decreto catalán. Saludos.

El mismo de antes. dijo...

El ejemplo de la migraña es precisamente interesante por eso. No toda la medicina requires de pruebas físico-quimico-mecanico-complicadas. ¿Y cual es la que te preocupa? ¿La homeopatía? Pregúntate lo siguiente: ¿Por qué los homeópatas son tachados de vendedores de humo y en cambio los químicos-cuánticos, físicos-cuánticos o mecánicos-cuánticos son observados como visionarios? La homeopatía no es más que una aplicación práctica de los mismo principios que estos científicos tratan de comprender estudiándolos de una forma teórica. El otro día un compañero me dijo que había experimentado con una dilución de extracto de Timo que había producido una reversión de la involución fisiológica del timo en un adulto. Eso se mira con pruegas médicas (no sé cuales, la verdad, puede que ecografías) y ese hombre no es un desequilibrado de los que tanto practiva homeopatía como tarot (que los hay, lamentablemente). Es un médico especializado en neurología, a la vez que naturópata y acupuntor, que trabaja entre otras cosas en el desarrollo de nuevas diluciones hoemopáticas. Por supuesto, puede que me mintiese, pero yo no lo creo. ¿Cómo explicas que una glándula que se atrofia al crecer reviva ni que sea un poquito al administrar homeopatía a alguien que no tiene ni idea de para qué es? No estamos hablando de un placebo administrado a un enfermo, que sabe que puede curarlo. Estamos hablando de una bolita blanca administrada a alguien que no tiene ni idea de qué se supone que ha de hacer. Claro que puedes no creerlo, pero en fin. Hay muchos ejemplos.

Y si no es la homeopatía (aunque apostaría que como biólogo es lo que más te molesta), ¿qué puede preocuparte? ¿Las terapias manuales? Se puede comprobar perfectamente el efecto de un drenaje linfático. ¿La naturopatía? Si es la naturopatía podemos estar siglos porque incluye multitud de técnicas, muchas de las cuales son relativamente nuevas, muchas de las cuales probablemente se desecharán dentro de un tiempo como la medicina occidental rechazó usar aceite para desinfectar heridas. Pero eso es un proceso natural que no convierte a sus practicantes en timadores. Y además hay muchas otras de eficacia demostrada. Por ejemplo la fitoterapia. Y no pienses que es un modo distinto de farmacología. La gente dice "los fármacos también se sacan de plantas". Cierto. Muchos. Otros se sacan de provetas y esas cosas. Y los que se sacan de plantas también pasan por otros procesos. Pero usar plantas medicinales es distinto que usar pastillas de laboratorio (no quiero entrar en si es mejor o peor), porque cuando das una planta, a parte de dar el principio activo que la farmacología ha aislado, das otras sustancias. No sabes cuáles son, ni lo que harían invividualmente, pero en la química el resultado no siempre es lo mismo que la suma de los productos, sobretodo si no sabes cuáles son todos ellos. Mira si no qué pasa cuando se usa Betacaroteno. Es un antioxidante que si se da en extractos de zanahoria disminuye drásticamente la incidencia de cáncer de pulmón. Pero el extracto farmacológico, curiosamente, aumenta el mismo riesgo. Hoy en día se supone que esto se debe a la mezcla de carotenoides que se hallan en la zanahoria, los cuales establecen sinergias químicas que influyen ya en la absorción intestinal, pero no es seguro. O las sustancias que son ricas en fibra, por poner otro ejemplo. La fibra puede tener un efecto secuestrante de los oligoelementos que podría llegar, al menos en teoría, a provocar un déficid de los mismos. Pero los alimentos ricos en fibra suelen ser también ricos en estos micronutrientes, con lo cual tenemos otro ejemplo de cómo un remedio natural puede ser mejor que un remedio de laboratorio. Y hay otras técnicas dentro de la naturopatía que también han demostrado ser efectivas hasta la saciedad, con lo cual tampoco debería preocuparte que alguna de las técnicas más jóvenes puedan resultar un error. Eso es ley de vida y pasa en todos los campos.

Todavía yo. dijo...

Por cierto, no me he acordado de comentarlo hasta ahora, pero el comentario ese de "los sanapollos estos" me parece ofensivo e injusto.

Angel dijo...

Lo siento pero no nos entendemos: no hablo de pruebas complicadas sino de soporte fisiológico objetivo, de que lo que se plantea encaje en el conocimiento científico general, de, en fin, todas las cosas que diferencian la ciencia de las pseudociencias (hay 3 entradas sobre ello).
"Por qué los homeópatas son tachados de vendedores de humo y en cambio los químicos-cuánticos, físicos-cuánticos o mecánicos-cuánticos son observados como visionarios?"
Los homeópatas son tratados como vendedores de humo porque lo son.
Los físicos que trabajan en mecánica cuántica no son tratados como visionarios por nadie porque no lo son. Son desarrolladores y experimentadores de la física de escala subatómica. No hay nada de visionario ahí, sino de desarrollo, de método, de experimentación...
"La homeopatía no es más que una aplicación práctica de los mismo principios que estos científicos tratan de comprender estudiándolos de una forma teórica"
Absoluta y rotundamente NO: la homeopatía no tiene *nada* que ver con eso. La mecánica cuántica trata del funcionamiento de las partículas subatómicas y sus leyes solo son aplicables a estas escalas. La homeopatía defiende principios constatados como falsos desde el punto de físico.
Por cierto, la mecánica cuántica no es solo un desarrollo teórico sino que tiene una componente experimental enorme.
Respecto a los casos que comentas mi papel no es explicarlos, ese es el papel del que defiende que consigue resultados reales con técnicas que carecen de sentido desde el conocimiento actual.
Y, por no recaer en comentar casos oídos o leidos pero no testados seriamente, insisto en las palabras clave sin las cuales todo lo que se cuente es eso, cuentos: ensayo clínico, teoría subyacente, explicación fisiológica.
¿Que tomar zanahoria es estupendo? Pues seguro, pero eso no construye una "medicina alternativa", palabras demasiado serias para tomárselas a la ligera.

Profesional sanitario... y acupuntor dijo...

Creo que habría que pensar un poco, antes de decir las cosas. Dejar de ser tan radicales y ser un poco más abiertos.

Hago un poco de llamada a la reflexión a los que firman como acupuntores. De verdad, uno de los principales problemas que tiene la acupuntura tradicional es la estrechez de mente de los que la practican.

Como profesional sanitario (fisioterapeuta), uso la acupuntura como complemento a mis tratamientos, pero no me empeño en hacer de una teoría una ley, pues bien cierto es que la teoria acupuntural esta llena de contradicciones. Hoy dia hay cosas publicadas (por su puesto no en la revista integral) que le dan a la acupuntura ciertos mecanismos de acción i al final que es lo que cuenta, cierta utilidad clínica, aunque aún queda mucho por hacer. Lo que si está claro, es que de meridianos, no se ha encontrado ninguno, y relaciones con el sistema nervioso, lo que más.

La teoría de la acupuntura te puede servir para describir algunos fenómenos, pero también para perder de vista al paciente real. Con eso no quiero decir que no sirva para nada, si no que ya es hora de que contextualizemos este tema, intentando avanzar y no anclarse a hace 5000 años, que parece que cuanto más viejo, más bueno. Si fuera así, seguiriamos grabando en piedra en lugar de escribir al ordenador.

Respecto a los comentarios de la fitoterapia, aunque se quiera negar, éstos son fármacos. Y de dosis y proporciones descontroladas, pues nunca podrás ajustar tan bien una dosis como un farmaco procesado. Pero si a la gente le va lo exótico, adelante. También es cierto que las dosis que se dan tienen menos efectos secundarios (y terapéuticos, ya que a la gente, cuando le duele fuerte, busca fármacos).

Después está, que si la gente hace uso de las llamadas "terapias naturales", no quiere decir que funcionen, si no que buscan algo que no encuentran en otra parte. Quizá si los que trabajan en sanidad pública dispusieran de más tiempo para el paciente, la cosa seria diferente.

Me ha gustado el escrito de Ángel. Solo acabar diciendo, que como fisioterapeuta catalán, veo esto como una traición, pues mi trabajo diario es con las manos (terapia manual), que intentamos, desde este colectivo, darle toda la seriedad posible. Y esto es un gran paso atrás.

AGRA dijo...

Espero no regresar demasiado tarde a este animado debate. Me gustaría comentar dos temas que, creo, están en el fondo de la vigencia de las terapias “alternativas” (ahora conocidas como “complementarias”). Se trata de dos confusiones que enturbian la discusión y que conviene aclarar (ya se sabe, a río revuelto...). Intentaré ser breve.

La primera confusión es entre eficacia de un tratamiento y explicación de dicha eficacia. Nadie niega que existen muchos tratamientos en la medicina “occidental” que mostraron su eficacia antes de que se entendiera el mecanismo de acción de dichos tratamientos (un ejemplo muy notable es la nitroglicerina y otros nitratos orgánicos de acción vasodilatadora). Esto deriva en parte de que hasta hace pocas décadas no se generalizó la medicina basada en la “evidencia”, fundamento de la medicina “occidental” “moderna”. Es decir, que no se requería que los tratamientos, incluidos los farmacológicos, pasaran por una primera fase experimental que mostrará la potencialidad terapéutica del tratamiento seguida de una segunda fase que, a través del ensayo clínico, mostrará su eficacia real (frente a un tratamiento placebo u otros tratamientos ya disponibles). De ahí ese 48% de “incertidumbre clínica” del que hablaba en un comentario anterior. En cuanto a la fase experimental, la que nos explica los mecanismos, ésta se fundamenta en el conocimiento de las características físico-químicas del tratamiento y, sobre todo, de la fisiopatología de la enfermedad (basado en el conocimiento tanto anatómico como funcional del ser humano). Es en ese sentido que modelos explicativos basados en conceptos filosóficos como los del Yin y el Yang, las energías vitales y los meridianos, se han quedado obsoletos incluso como método de clasificación de los síntomas. Por ejemplo, podemos decir que el agua es Yin o Yang según con que se la compare, pero sus características se explican mejor si decimos que la molécula de H2O se puede encontrar en tres estados distintos según las condiciones físicas de presión y temperatura: sólido (hielo), líquido (agua) o gaseoso (vapor).

Pero el tema fundamental es la demostración de la eficacia terapéutica de un tratamiento. Como he comentado anteriormente, sí existen ensayos clínicos sobre la eficacia de la acupuntura y la homeopatía con resultados negativos. Se dice que estos ensayos no estaban diseñados teniendo en cuenta el “punto fuerte” de estos tratamientos: la personalización. Aquí se manifiesta la ignorancia frente a lo que es la medicina “occidental” “moderna”: una medicina personalizada (la meta, quizás utópica, es que, gracias a la genética se llegue a la medicina individualizada: un tratamiento diferente para cada persona). Tanto en los ensayos clínicos como en el día a día de la medicina “occidental” no se habla de un tratamiento para la ciática o para la migraña, sino que se personaliza según las características del paciente (alergias, presión arterial, antecedentes personales y familiares, múltiples pruebas analíticas). Esto hace que para cada enfermedad exista una batería de tratamientos, farmacológicos o no, que se aplicarán según las circunstancias de cada individuo y de su evolución tras el inicio del tratamiento. En cuanto a los ensayos clínicos sobre acupuntura, sería facilísimo diseñar uno en el que se personalizara un tratamiento, y se mostrara su eficacia frente a placebo (vamos, como se suelen hacer los ensayos: la inclusión de pacientes en un ensayo es clave porque si cada uno presenta características diferentes es imposible la comparación). Desconozco, al igual que alguno de los acupuntores que así lo han manifestado aquí, si los ensayos clínicos sobre acupuntura se han realizado así, pero sinceramente creo que el problema no ha sido de “personalización”.

De aquí llego a la segunda confusión: entre personalización y empatía. De lo que adolece la medicina “occidental” “moderna” no es de personalización de los tratamientos sino de conseguir que el médico se identifique con el paciente: la empatía con el enfermo es un aspecto esencial del acto médico, un ingrediente fundamental para el proceso de curación. En eso sí que las medicinas “alternativas” son superiores porque no cuentan con la desventaja de la medicina “occidental” “moderna”: la masificación de los servicios, tanto de atención primaria como de especialidades. Por supuesto que no existe una formación adecuada en ese aspecto (ver más información aquí) y eso se explota por la medicina “alternativa” (el famoso paciente “rebotado” de la medicina “oficial”), pero si el médico de un consultorio de barrio tiene 3 minutos por paciente, la consecuencia más lógica es que éste salga pensando en que “el médico no ha prestado atención a lo que me pasa”, lo que inevitablemente conduce a dudar de la eficacia de la pastilla o de los consejos que le han prescrito. Y es que, como he comentado antes, la expectativa de conseguir una mejoría ayuda mucho a conseguirla realmente.

No me extiendo más. Sólo quiero manifestar unas dudas que me han dejado confuso:

-Si he entendido bien, en la acupuntura, y en la medicina china en general, se intentan contrarrestar los excesos/defectos de síntomas Yin o Yang, provocando cambios en su opuesto complementario (“un tratamiento Yin para contrarrestar el cuadro Yang” según el ejemplo mencionado). ¿No convierte esto a la acupuntura en una medicina alopática? Y si es así, ¿no quedaría excluida de la regulación del decreto de la Generalitat?

-Primero nos dice la acupuntora “es mi deber detectar posibles enfermedades y decirle a mi cliente: usted debería ir a que lo visite el médico” y luego otro acupuntor dice “si alguna vez se te ocurre ir a un acupuntor con un problema que debería ver un médico, el acupuntor será el primero en decirte que vayas”. Ahora sí que me he liado: la acupuntura ¿es o no es una “opción médica y terapéutica distinta”, como dice el borrador de decreto?

-Finalmente, según comenta Arcadi Espada en su columna, “en el epígrafe Terapias y técnicas manuales cabría [...] hasta los masajes en el pene de algunos salones”. ¿No será este decreto una forma encubierta de regularización de la prostitución?

Lupe

Angel dijo...

El último comentario de AGRA (Lupe) lo suscribo absolutamente aunque quiero hacer énfasis en el último párrafo. Esa posibilidad grotesca no es más que un efecto de la mala calidad técnica del borrador de decreto. La causa original es, en mi opinión, que los redactores no saben de qué quieren hablar exactamente y por eso han metido definiciones absurdas que no cumplen su función. De eso, de los defectos formales, he comentado algo en el post siguiente a este.

Anónimo dijo...

En el artículo de escepticemia al que amablemente nos envía nuestro interlocutor, es ahí donde los números incluso son peores que el 20% al que me refería, no llega ni al 10% los ensayos, evaluación de prácticas sanitarias "modernas" que aparecen, si acaso, como beneficiosas, como habrán comprobrado todos tras su lectura.

Decir que los ensayos son de mala calidad en las Terapias "Naturales", es lo mismo que decir que también son malos en los de la Medicina "Moderna", sobre todo cuando la mayor parte de los sanitarios no conocen ni la jerga, ni la matemática asociada al uso de los metaanálisis, y poir tanto si acaso pueden hablar de oídas, por supuesto que los textos en papel de Cochrane o los estudios colgados en el propio MISACO de España, tampoco se lo leen, simple y llanamente porque no lo entienden. Puden limitarse a lo que dice el experto: hay o no suficientes pruebas al respecto. pero nada más. Es decir, que la práctica médica, por desgracia es como en la serie de HOUSE, (sinceramente brutal, brutalmente sincero ...).

Respecto a la posible existencia de los canales tal cual, pues sí que han sido y siguen siendo investigados (utilicen en sus búsquedas por ejemplo; sensación propagada a lo largo del canal).

Llama la atención de nuestro querido colega cuando habla del yin o del yang, o de plenitud o vacío, y con despecho los envía al Haberno ... De la misma manera podríamos enviar a toda la Mecicina Clínica incluyendo especialmente a la dicha Psicopatología y Psiquiatría (léanse el texto de Medición en P y Pq de Editorial Masson), veo que como a pesar de sus estudios de Medicina metodológicamente están inciándose, lesaconsejo varios de matemática y de diseños de investigación que por desgracia no están presentes en la currícula de medicina ni en los MIR de especialidades, para desgracia de los usuarios de los servicios de salud.

Seguiremos en otro momento

Anónimo dijo...

Me alegra ver que de cara al final se suavizan los discursos; y ver que el "sanapollos" del principio nos ha obsequiado con su silencio.

Angel, me acabo de enamorar de tu blog, al que llegué por casualidad.

Como humilde aportación a este tema diré que lo que necesita la mayoría de la población con algún mal es sentirse atendidos, que les toquen, que les hablen, que les pinchen...... La MEDICINA y el sistema sanitario están más que reñidos. Un ciudadano medio con dolor de espalda por la postura y el stress en el trabajo, prefiere que le amase espalda un masajista durante una hora antes que ir a la oscura consulta de un hastiado medico de cabecera para que te recete Voltarem. Al cabo de un mes estará igual, pero yendo a un masajista te sientes mejor atendido. Si el sistema sanitario fuera óptimo, casi nadie tendría necesidad de osteópatas, quiroprácticos, quiromasajistas, acupuntores y demas compañeros de la salud.

Os habla un quiromasajista al que le llueven pacientes, perdón, usuarios. ¿Son tontos? ¿soy un aprovechado? ¿soy un sanapollos? Cuando el decreto se apruebe pondré en mi cabina un cartel que ponga "curandero". Me seguirán lloviendo pacientes ante el estupor de un ser perpetuemente asombrado.

Abrazos y felicidades por tu blog

Angel dijo...

Pues bienvenido al blog, me alegro de que te resulte interesante y espero que sigas comentando lo que parezca pertinente. Esta entrada ya tiene unas semanas y en los blogs va todo muy rápido, ya no hay nadie leyendo los comentarios. Probablemente volvamos a hablar de este asunto próximamente porque finaliza ya el periodo de alegaciones a la ley de la Generalitat.
Saludos y gracias por tus comentarios

Anónimo dijo...

Los homeópatas SON MÉDICOS. Para ejercer como tales en España tienen que tener el título de medicina general ( es decir, los seis años correspondientes en cualquier facultad española) y después se especializan en homeopatía, las más de las veces, aunque no siempre, con formación de posgrado en distintas universidades.

Anónimo dijo...

Bueno, estoy francamente sorprendido por la cantidad de cosas catastrofistas que he leído aquí. Como es habitual, detrás de todo este pánico no hay sino desinformación (EL MIEDO ES LO CONTRARIO AL AMOR... AL AMOR SOLO SE LLEGA POR EL CONOCIMIENTO. AL MIEDO POR EL DESCONOCIMIENTO) Es reconocido en psicología y filosofía que sólo se puede tener miedo de lo que se desconoce,sino sería trauma o fobia,que es otra cosa. Igualmente sólo se puede amar de verdad lo que se conoce. Lo contrario sería fascinación o atracción o enamoramiento que es otra cosa...
Bueno pues no tengáis miedo de las terapias complementarias, que no alternativas, que se están regulando porque la sociedad lo impone como usuaria en todos los países del mundo. El pueblo no es tonto. La ciencia es ciega en mayor medida de lo que creéis. Hay estudios en todo el mundo. Cada vez más. El sistema sanitario norteamericano empieza ya a darse cuenta de lo que muchos vemos hace años: La mejor forma de estar sano es pensar bien, sentir y expresar los sentimientos. Comer bien. Hacer ejercicio razonablemente y no ir al médico más que en caso de extrema necesidad. Yo hace años que no voy y no tomo de nada. La alopatía y la quimioterapia matan. Sanan una cosa y provocan a la larga algo con frecuencia peor. No se pude vivir envenenado ni enmendarle la plana al metabolismo corporal alegremente. El crecimiento de la esperanza de vida viene en función de la buena y suficiente alimentación, la higiene, y demás prácticas diarias. La medicina ignora la raíz psicosomática que hay en TODAS las enfermedades, por eso el que piensa sano casi no enferma. Multitud de libros escritos al respecto en toda Europa, Recomiendo La Enfermedad como Camino, escrito por médicos y psicólogos bávaros. En mi contacto con múltiples médicos modernos y filosóficamente armados, siempre sale el tema de que lo único que cura es la filosofía. Investiguen sobre los estudios del doctor Hammer y la nueva medicina germánica... Por cierto que en Tubinnguen le desposeyeron de su título de medicina por redactar una tesis en la que evidencia la raíz psíquica del cáncer, obvia ya para mucha gente. En Francia le metieron en la cárcel año y medio, pero hay sigue dando guerra el tío que es un crak, un Galileo Moderno. Su ley del hierro, al respecto, está firmada y reconocida por muchos médicos independientes, incluso ya por alguna universidad de los países de Este. No sabéis muy bien de lo que habláis, pero con el tiempo las cosas se van a poner en su sitio. Sois como la inquisición de la Edad Media pero en plan científico. Yo he estudiado medicina y con buenas notas, por cierto. Hoy soy osteópata y estoy orgullosísimo. Titulado Superior en Osteopatía por el RCU María Cristina del Escorial.Dependiente de la Universidad complutense. Mis profesores, médicos osteópatas de reconocido prestigio: Por cierto los osteópatas con años de práctica tienen una cultura de salud y filosófica muy interesante. Estas terapias ya existían en tiempos de Galeno, con los años la química nos fascino y se abandonaron ante el sueño de la Alquimia. Hoy, con mucha investigación a sus espaldas, la osteopatía crece como la espuma. Si queréis quitaros el miedo, venir a una sesión. Todo el mundo mejora. Si le unimos higiene de vida, aprender a respirar y gestionar las decisiones con una ética correcta: la ética es el arte de elegir: esto también se practica en consulta, al menos en la mía, ya que hablamos con el paciente de todo....En fin, me apasiono, verdad? Pues eso que como la filosofía no hay nada, pero la real, la que sirve al pueblo, la de Heráclito o Lao Tsé, o tantos otros y no la puramente especulativa que no llega a nada útil, que ya ha acabado por aburrir hasta a los filósofos... Bueno pues si tenéis un buen asesor filosófico, cada vez hay más... y un buen terapeuta manual, os recomiendo la osteopatía... a ver cuándo vais al médico. Probad.
Por cierto Filosofía no significa amistad con la sabuduría como nos contaban en el colegio. Al igual que geografía no es tierra escrita sino representación escrita de la tierra... Pues si filosofía, como la etimología dice, significa conocimiento de la amistad o del amor (filos), pues como veréis la filosofía cura porque lo que cura es el amor y nada más, como todos los terapeutas eficaces del mundo saben... pilas de libros escritos al respecto. Os recomiendo Espiritu y Salud: Nuevas Vías de Curación. Pues eso, decía yo que lo que cura es la filosofía porque enseña a manejar el amor ( y si no, leed el Tao o a Buda o Confucio)y el amor es lo único que cura, que los fármacos enmascaran todo y sale por otro lado luego, por eso hay enfermos hospitalarios y gente que no va al médico nunca... Claro que lo contrario al amor que es el miedo y está en el fondo de todo proceso morboso o enfermizo. El miedo al somatizarse nos enferma... de mil maneras. Ahora podéis seguir teniendo pánico de las nuevas terapias que nos van a enseñar a vivir y nos están enseñando a muchos, pero os saldría más a cuenta lo que los valientes que no se dejan manipular por el miedo hacen ya: ir a nuestras consulta.

PD: Si estoy muy jodido, por ejemplo una pierna rota por tres partes, iré al traumatólogo, pero poco más. Mis respetos para la medicina del médico de cabecera con ojo clinico que hablaba con el enfermo y le hacía comprender cosas y cambiar hábitos. Igual por los traumatólogos o cirujanos en caso de accidente pero poco más. La medicina alopática o química es un cuento que nos hemos creído. Puede hacer mucho mal, hace muchísimo más que un acupuntor o un osteópata. Mil veces más y tú y tú no os enteráis... En fin. Un abrazo para todos. Sed felices y disculpad mi vehemencia.

Anónimo dijo...

yo estoy cagado perdon a la palabra pero es asi.
yo estoy estudiando fisioterapia con sus respectivas asignaturas como Anatomia mucha bueno toda i perfecta, mil y una mobilizaciones ,tecnikas ,tests, fisiologia, psicologia, bioecanica,practicas sin cobrar 5 meses mas las practicas que hacemos entre nosotros etc..., la verdad no se para que, por lo que veo nos van a quitar una competencia que me pareze la mas importante , la que te ganas con los 3 años que te cuesta acabarla (en mi caso 4).
trabajar con las manos para tratar a PERSONAS, no es una tonteria debes saber Anatomia A la perfeccion para no liarla.
no me entra en la cabeza que le dejen hacer eso a un buen hijo de vecino.
Esque me estoi planteando hacer una segunda carrera como enfermeria o podologuia y ke me combaliden las asignaturas porke con la fisioterapia me voi a comer los mocos a no ser que cobre 1000 euros en marina d'or ke con eso no me voi de casa asta los 40 años bueno os dejo
Esto ai ke arreglarlo como sea
eske estos españoles precemos tontos

Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º