16 julio 2006

En busca del ninki-nanka

Donde una expedición que vende tangas parte hacia Gambia a buscar dragones (o algo así)

Bueno, admito que el titular es algo tendencioso pero es mi pequeña venganza ante la noticia de IBLNews, donde se avisa de que una expedición parte hacia Gambia en búsqueda del Ninki-Nanka. Y es que la noticia está en la sección "Tecnologías y Ciencia" lo cual me parece algo excesivo, en fin. Un poco más de información sobre el asunto en forma de breve repaso:

El ninki-nanka no es una postura del Kamasutra sino un dragón estilo Fujur con “escamas simétricas” (¿) y una cresta sobre una cabeza como de caballo. El intrépido investigador que comanda la expedición se llama Richard Freeman, director zoológico del Centre for Fortean Zoology, “the only professional, scientific and full-time organisation in the world dedicated to cryptozoology”. Llevan en este empeño desde 1992 con numerosas expediciones tras el “gusano de la muerte” de Mongolia (de más de 1 m de longitud, saliva corrosiva y capaz de matar camellos con sus descargas eléctricas), serpientes gigantes en Tailandia y, cómo no, chupacabras en Puerto Rico.
Los resultados hasta ahora son escasos. Bueno... son cero. Los reportajes de las expediciones son de típico turista, ahora foto con este lugareño, ahora señalo el sitio donde apareció el bicho… Ni un ejemplar, ni un resto, ni siquiera pelos o excrementos. Tampoco fotos aunque en estos tiempos es tan fácil trucarlas que yo no las aceptaría nunca como prueba de nada.

Y es que yo, siempre positivo, quiero llamar la atención de los criptozoólogos sobre el hecho simple de que cualquier pelo o cagada del yeti, bigfoot o bestia extraña sería una prueba irrefutable de su existencia. Ahora no hay problema alguno en analizar el ADN contenido en dichos elementos lo que diría si se trata de algo conocido o extraño y, en su caso, lo colocarían en su lugar taxonómico. Y lo mismo digo con restos de saliva en las víctimas del chupacabras o del gusano asesino. ¿No saben esto los “profesionales” de la criptozoología? Pues venga, a trabajar que el misterio puede quedar resuelto en un momento.
Consecuentemente ahora viene la pregunta clave: ¿cagan los dragones? Una suposición razonable que espero se confirme porque entonces Freeman podrá traer una bosta de ninki-nanka y los análisis pertinentes sentenciarán el dilema.
Mientras tanto, las actividades del Centre for Fortean Zoology no se limitan a esto: pueden ustedes comprarse un tanga con la foto de Freeman para colaborar con la causa. Yo paso porque no creo que me quedara bien.

Nota: no tengo muchas esperanzas de que me hagan caso con eso de las bostas de ninki-nanka. Recuerdo que les di a los cazadores de psicofonías normas y herramientas para hacer bien su trabajo y hasta ahora me han ignorado (snif…).

2 comentarios:

Fèlix Llopart Miquel dijo...

¡¡¡Ha, ha, ha!!! Me he reído mucho con este post.

Tienes razón, una foto es tan fácil de trucar que ya no sirve como prueba de nada. Yo sólo me creeré que existe el Yeti si el artículo que lo anuncie lo firmes tu. Cosas de la credibilidad científica...

Angel dijo...

Temo que empezaría a perder esa posible credibilidad si anunciara semejante cosa. Pero se agradece la confianza...

Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º