26 marzo 2009

Lenguas en peligro

A través de Todocartografía me entero de que la UNESCO utiliza Google para mostrar el mapa de las lenguas en peligro en el mundo. Este Atlas está disponible en formato PDF (20 Mb) y en forma de hoja de cálculo pero su verdadera dimensión puede verse en la presentación cartográfica.
Es posible elegir varios niveles de problemas, desde "vulnerable" hasta "en situación crítica". El mapa de abajo corresponde a este último nivel e incluye 574 lenguas. De ellas, 519 tienen menos de 100 hablantes.

Por dar algún ejemplo, en Chile y Argentina aparecen cinco lenguas con serios problemas:
  • Chaná, considerada extinta desde el siglo XIX pero del que recientemente se descubrió que aún existía una persona que tenía conocimientos de ella: Blas Wilfredo Omar Jaime, de 75 años, residente en Paraná, Argentina.
  • Huilliche con un número poco claro de hablantes, tal vez hasta 2000, en Osorno y Chiloé (Chile).
  • Kawésqar o Alacaluf, hablado por unas 20 personas residentes, parece, en la zona de Puerto Edén, al Sur de Chile.
  • Aonek'enk (tehuelche meridionales), con sólo 4 hablantes en el año 2001, en Santa Cruz y Chubut.
  • Yahgan o Yámana, con sólo 1 hablante residente en Villa Ukika en la isla Navarino.
Y si nos vamos a las lenguas extintas (233 registradas a nivel mundial) en la misma zona tenemos dos ya perdidas:
  • Gününa Küne (tehuelche septentrionales)
  • Ona o Selk'nam

Grupo aonek'enk en una fotografía tomada hacia 1895, posiblemente en la zona del Estrecho de Magallanes.

Del cuaderno de bitácora personal.
Salíamos del invierno en Ushuaia y durante la semana nunca habíamos superado los 0 ºC. Nevaba a ratos y el viento no paraba nunca. Cruzamos el Canal Beagle en un pequeño pesquero rojo y azul. Atracamos en una isla sin árboles, donde el mar rompía en playas de cantos. Me protegí del frío y del aire helado en una oquedad rodeada de un pequeño muro de piedras medio derruido. Había allí una docena de huecos similares. Luego, a la vuelta, me dijeron que era lo que quedaba de un asentamiento yamana, los últimos pobladores locales de aquel rincón de Tierra del Fuego.

Familia de onas en Bahía Inútil, Chile, en 1890

19 comentarios:

copepodo dijo...

Curiosísimo el mapa. Es escalofriante ver la densidad de puntos que hay en las zonas ecuatoriales, al sur de los Himalayas ¡e incluso en la costa pacífica de Norteamérica!

Topo Universitario dijo...

¿Aclara la UNESCO qué tiene de problemático que algunas lenguas desaparezcan? Los idiomas son herramientas comunicativas que desaparecen al ser substituidas por otras herramientas más ajustadas al contexto actual.

Bliss dijo...

Perdón si parece que frivolizo con este tema, pero ha sido leer esta entrada y recordar esto que leí el otro día.
http://www.elmundo.es/opinion/columnas/david-gistau/2009/03/2613406.html

Y es que no nos procupemos, que siempre nos quedará Carod...

Angel dijo...

La UNESCO no se mete es ese asunto explícitamente aunque como las lenguas se consideran implícitamente como patrimonio cultural creo que la respuesta es clara.
Personalmente creo que el valor de las lenguas no es solamente, hoy por hoy, la de servir de vehículo de comunicación común sino que el estudio y análisis de su enorme riqueza nos da claves sobre nuestra evolución cultural.
Por eso, aunque la mayoría o todas las lenguas señaladas como "en situación crítica" desaparecerán en un futuro próximo, creo que sería valioso su estudio antes de la extinción.

Pablo J. Vayón dijo...

¿Escalofriante que desaparezcan lenguas? Los idiomas tiene un valor puramente instrumental: si la gente deja de usar uno, será porque encuentra más beneficios en otro y no habremos perdido nada. ¿Cuándo empezará la UNESCO a ocuparse en serio de las personas y no de las "lenguas" o de los "pueblos"?

Ojalá viniéramos todos de serie con la lengua ya aprendida...

Ahskar dijo...

Una lengua es parte de una cultura y por tanto tiene un valor intrínseco al margen de su utilidad práctica.
Dentro de algún tiempo, olvidaos del español: terminará siendo sustituido por el inglés. Y supongo que a vosotros como hablantes del español al menos os gustaría que a esta lengua se la conservara de alguna forma, aunque fuera puramente académica.

Por supuesto estoy de acuerdo en que la UNESCO tamibén tiene que encargarse de muchos otros asuntos prioritarios. Pero vamos, que una cosa no quita la otra y si la UNESCO se encarga del patrimonio cultural, este asunto es parte de sus competencias.

El problema de este post es que en este país eso de la defensa cultural de las lenguas nos huele a "nacionalismo del malo" y a polémicas políticas. No creo que precisamente se pueda calificar a las lenguas "nacionalistas" como en peligro de extinción, así que me parece que al final es mezclar churras con merinas.

Topo Universitario dijo...

> supongo que a vosotros como hablantes del español al menos os gustaría que a esta lengua se la conservara de alguna forma.

A mí, la verdad, me da bastante igual lo que pase con el español. Si dentro de quinientos años todos hablamos en inglés, qué alegría poder recorrer el mundo entero sin problemas lingüísticos.

Gran parte de lo que se conserve en español será irrelevante. Y lo relevante, ya habrá quien lo traduzca a una lengua del momento.

Pablo J. Vayón dijo...

A mí me da igual lo que le pase al español, sinceramente. Si dentro de quinientos o mil años todo el mundo habla inglés (o chino o euskera), perfecto, eso que habrá ganado la humanidad. ¿Ustedes han hecho cuentas de lo que a los seres humanos nos cuesta (medido en tiempo, en dinero, en esfuerzo mental y fisico, en conflictos evitables por los malos entendidos) Babel?

Grandes lenguas "culturamente" relevantes (el arameo, el griego clásico, el latín) desaparecieron (o evolucionaron a otra cosa, que es lo mismo) y el legado que sustentaban no se ha perdido: hay especialistas que se dedican a estudiarlas y los que no somos especialistas las leemos traducidas y ya está.

Minos dijo...

He notado apasionamiento en los comentarios en el sentido de que "no pasa nada si desaparece una lengua" y en el sentido de "a mi no me importa".

Para mí es extraño ver esta insensibilidad, pues acá en México existen muchos esfuerzos por evitar que desaparezcan lenguas autóctonas. Las reacciones que yo esperaba eran diferentes.

Tal vez no pase nada si desaparecen 100 ó 10000 lenguas. Tal vez nos comuniquemos mejor cuando solo exista una sola lengua global. Sin embargo, esto es una simplificación de las implicaciones que la lengua ha tenido a lo largo de la Historia.

Una de las formas más efectivas de distinguir a los que son como yo de "los otros" es mediante el lenguaje. Esto es casi la definición de una etnia.

Estoy convencido de que nadie morirá si desaparece un lenguaje, así como nadie morirá si destruyen las pirámides de Egipto o las de Teotihuacán. Sin embargo, al perder un lenguaje se pierde también todo el rastro cultural que pudo habernos revelado: migraciones, influencias, dominios, préstamos, neologismos, meztizajes... se pierde la forma de pensar colectiva de un pueblo entero.

La UNESCO tiene razón en tratar de preservarlos sencillamente porque para eso fue creada. Si la Cruz Roja o la FAO empiezan a hablar de "salvemos a las lenguas" entonces sí me extrañaría que malgastasen su dinero.

Al tener tan pocos hablantes, esas lenguas del post están condenadas a desaparecer. No creo que este mapa funcione como una grito de auxilio para reanimarlas artificialmente, sino para documentarlas antes de que pase lo inevitable.

Personalmente, amo mi lengua materna, a pesar de que es un signo de conquista. Finalmente, digo a los peninsulares -si alguno desprecia su lengua- que sus sueños de que el inglés termine por imponerse al español todavía es remoto.

En América la lengua vivirá todavía por mucho tiempo. Apuesto más a que los dialectos regionales irán evolucionando hasta la mutua ininteligibilidad que al reemplazo a favor de la lengua del imperio dominante. Según la Güikipedia, el español es hoy la lengua materna más hablada en el mundo...

Ya me despido.

Saludos desde el país con más hablantes de español en el mundo.

Moisés

Angel dijo...

Visto el post y mi decisión de escribirlo no sorprenderá que esté de acuerdo con Minos al cien por cien. Entiendo que las lenguas son la elaboración de un linaje de gente a lo largo de siglos y su pérdida es lamentable en todos los casos. Pero bueno, eso es cuestión de sensibilidades.
Minos, no había caído en los más de 100 millones de habitantes de México. Por cierto, iré por allá en noviembre. Saludos.

Aguafiestas dijo...

Me acabo de enterar de que existe una lengua aragonesa y de que el vasco está en peligro de extinción... ¿Alguien más lo sabe?

Aguafiestas dijo...

Corrijo: el vasco aparece sólo como "unsafe" ¿?¿?

Angel dijo...

Años ha, mi padre estuvo trabajando en el túnel del valle de Arán y siendo catalán se sorprendió de lo que hablaban allí. No creo que se refieran a eso porque el aranés era exclusivo de esa zona pero bueno, aquí lo dejo por si acaso.
¿Unsafe? Sí, curioso.

Juan dijo...

Me resulta sorprendente que un científico dé pábulo a esa idea acientífica, defendida contra todas las evidencias presentadas en los últimos años por la psicología evolutiva, de naturaleza puramente ideológica, según la cual cada lengua sostiene una visión propia del mundo. Es como creer en los horóscopos o en la homeopatía.

Minos dijo...

Ángel, muy buena noticia. Si vienes como científico, tu colaboración será valiosa en un país en donde la investigación es poco impulsada.

Si en cambio, vienes de vacaciones, estoy seguro de que te llevarás muy buenos recuerdos (y por supuesto, buenas fotos) de los muchos Méxicos que encontrarás en México.

Si vienes por lo primero, espero que eso no te impida ver un poco más de lo que hay afuera.

Juan, no creo que el enfoque del post o los comentarios haya sido psicológico.

Saludos.

Moisés

Angel dijo...

Juan: no entiendo nada de lo que dices ni soy capaz de relacionarlo con lo que he escrito. Y mira que intento escribir claro...

Minos: voy de trabajo a la UAM (hay muy buen nivel allá) pero pienso dedicarme a ver toda la arqueología que pueda. Ya estuve hace unos años en Aguascalientes pero reconozco que allí las exploraciones fueron gastronómicas :-)

Juan dijo...

Minos: Sin embargo, al perder un lenguaje se pierde también todo el rastro cultural que pudo habernos revelado: migraciones, influencias, dominios, préstamos, neologismos, meztizajes... se pierde la forma de pensar colectiva de un pueblo entero.
---

Ángel: Visto el post y mi decisión de escribirlo no sorprenderá que esté de acuerdo con Minos al cien por cien.
---

Juan: Me resulta sorprendente que un científico dé pábulo a esa idea acientífica, defendida contra todas las evidencias presentadas en los últimos años por la psicología evolutiva, de naturaleza puramente ideológica, según la cual cada lengua sostiene una visión propia del mundo.
---

Ángel: Juan: no entiendo nada de lo que dices ni soy capaz de relacionarlo con lo que he escrito.
--------------------------------
Ángel, un poquito de por favor.

Angel dijo...

No sabía de que hablabas porque no había caído en que haces sinónimas las frases "se pierde la forma de pensar colectiva de un pueblo" y "cada lengua sostiene una visión propia del mundo". y es que no me parece que signifiquen lo mismo.
Por aclarar y acotar: creo que las lenguas evolucionan adaptándose a esa posible forma de pensar colectiva (de vivir, díría) para poder expresarla mejor, pero no creo que sean más que parte de lo que la sostiene, no el todo.
Lo que al final me disgusta, por hacer una síntesis, es la pérdida de diversidad cultural. Es inevitable pero me disgusta. No hay más profundidades ni intepretaciones.

Juan dijo...

Las lenguas no representan el pensamiento colectivo de ningún pueblo, entre otras cosas, porque los pueblos no piensan, piensan los individuos. Y tampoco son el sustrato necesario de la cultura de ningún grupo humano, que puede expresarse igual en cualquier lengua, porque el idioma es sólo un instrumento.

Pero, en fin, si se trata de un asunto sentimental...

Enhorabuena por el blog, que sigo habitualmente con entusiasmo.

Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º