28 marzo 2009

Ser o no ser: aborto y células troncales

No me ha apetecido comentar los argumentos del movimiento antiabortista en España en los últimos tiempos. Para que mi opinión quede clara me adhiero casi sin fisuras a la expresada por Jesús Mosterín en El País. Es bueno leer el artículo con atención ya que hay frases a lo largo de todo él que argumentan y matizan la postura, no debe hacerse una lectura diagonal.
Si después del artículo de Mosterín le apetece a alguien todavía leer lo que escribí sobre la investigación con células troncales con un enfoque diferente, lo encontrará en De embriones y células madre y Sin dinero para los cybrids.
Alfredo toca el tema, también polémico, de la suficiencia de los 16 años a la hora de tomar decisiones importantes, directamente aplicable al caso de la nueva ley española, cuyo borrador aún no se ha hecho público.

10 comentarios:

Hurón dijo...

Creo que el problema no es tanto decidir sí un embrión es un ser humano o no, sino decidir el momento en que ya puede considerarse humano. Está claro que en el momento de nacer ya es un ser humano y en el momento de la concepción no lo es. Pero, ¿dónde establecemos la línea que separa ambos casos?

Angel dijo...

>en el momento de la concepción no lo es.
Eso yo lo veo claro y tú también pero otros no. Para ellos el cigoto ya es humano y por tanto el uso de la píldora del día después es un asesinato.
La línea no existe realmente, la vida y el desarrollo son un continuo (eso de que la vida comienza con la concepción es absurdo, ya que espermatozoide y óvulo son células vivas). Como manejar continuos es complicado, una opción razonable es otorgar derechos con una "distancia de seguridad" dentro de lo que consideramos "tolerable". Ese punto "tolerable" es un consenso social, no es nada objetivo, con lo que varía con el tiempo y la percepción de la gente. Hoy la inmensa mayoría de las personas estarían de acuerdo en que en el último trimestre el aborto es inaceptable (entre otras consideraciones, el feto puede ser viable). Por lo que parece, la inmensa mayoría de las personas también están de acuerdo en no considerar a un blastocisto una persona y seguramente en ampliar esta condición hasta un desarrollo relativamente amplio del sistema nervioso.
Pero al no existir límites netos el problema seguirá ahí y las discusiones éticas también.

Jorge Alvarado dijo...

De acuerdo, se trata obviamente de un desarrollo continuo. Para lidiar con los fenómenos continuos nos hemos inventado las variables continuas. Creo yo que una mirada más inteligente al problema de determinar el "instante" en que un embrión o feto se hace niño, (o un niño se hace hombre) es no determinar ningun instante, sino plantear una función continua que vaya escalando la responsabilidad de terminar con un embarazo. En las primeras semanas, una contravención; hacia el final del embarazo, prácticamente un homicidio. Amplío esta idea en este post:

http://educaciencia.blogspot.com/2007/01/ms-ciencia-para-los-temas-politicos-las.html

entat dijo...

Yo ya paso de esta comedia de catedráticos que os tenéis algunos cuendo os tocan la neurastenia anticatólica. Porque, veamos, nos "adviertes" de que hay que leerse el artículo bien, no "en diagonal". Evidentemente porque la primera frase que leemos a Mosterín es esta:

"La actual campaña de la Conferencia Episcopal contra los linces y las mujeres que abortan pone de relieve el patético deterioro de la formación intelectual del clero"

O sea, contra los linces y las mujeres que abortan. Es decir, el que nos dice que nos lo leamos bien, empieza demostrando que se ha leído mal lo de otros.

A mi me da mucha pena cuando los intelectuales se ponen de políticos demagogos. Y me dais mucha pena cuando comprendo que Zapatero, ese Patán Inmenso, es capaz de movilizaros hasta el ridículo en base a una neurastenia que se evidencia desde el primer párrafo.

Por cierto, he escuchado una entrevista al portavoz de la conferencia episcopal sobre el tema y ha quedado palmario lo que digo, que todo es demagogia. Desmontó con una paciencia admirable todos y cada uno de los argumentos que la cosa progre de Zapatero ha montado contra la iglesia. La locutora, obediente y bien preparada, los fue soltando uno a uno y el obispo ese los machacó en ese orden. Quedó en ridículo por haceros caso.

Búscala por ahí, es en la SER.

Los debates contra gente de carne y hueso los han perdido todos lso abortistas.

Para mucha gente eso de que aborten niñas sin permiso de los padres define al socialismo de una manera espectacular (¿que no eres socialista? Buena señal que serlo sea ya una vergüenza, ahora toca dejar de serlo de verdad y dejar de hacer el ridículo porque el Gran Patán de la Moncloa le haya dado el prurito matafetos)

sergio dijo...

Vamos a ver, quizás la Iglesia comete algunos errores (muy respetables por cierto, esto es una democracia, no?), pero que el argumento del artículo del Paía sea "una bellota no es un roble", igualando "bellota" a embrión y roble a hombre, me parece no solo patético, es muestra no solo de profunda ignorancia, sino además de una temeridad intelectual rayana en el desparpajo moral.

Anónimo dijo...

Vamos a ver, el articulo dice que el embrión es un "parásito interno de su madre". ¿¿¿¿¿¿?????. ¿Y eso es una argumentación científica??? Mejor que leyera la definición de parásito antes de poner semejantes estupideces. Con ese mismo criterio, los ancianos son parásitos de la sociedad, porque o le aportan nada y viven de las arcas del estado. Y ya se sabe lo que se debe hacer con los parásitos... ¿Barbaridad? Sí, pero solo he seguido la linea argumental de este periodista...

enesses dijo...

Si hay argumentos criticables son los que han empleado los abortistas. Los que no son directamente falaces, son de un nivel paupérrimo.

El peor de todos, pro lo que tiene de totalitario, es el que ya desde la base descalifica a la iglesia para opinar. El sustento argumental de semejante conclusión no puede ser más pobre y autorreferente, el de que la religión no debe salir del ámbito privado. O sea, que como mi convicción sobre un tema DE TODOS viene de la religión, pues a callar. Ya ni comentar la payasada del ejecutivo de que "nos quieren imponer unas ideas" ¡dicho por quien tiene a su disposición el inmenso poder del estado y está imponiendo una ley muy protestada!

Me quedo con lo que ha apuntado un comentarista sobre el derecho a opinar aunque sea "porque me da la gana" y aún "equivocándome". Si hay de verdad un debate (y no esta basura de propaganda para sustentar la ley del aborto), los que se equivocan así quedará manifiesto y su inconsistencia, si la hay, también.

Y de ese comentarista también es muy interesante que signifique la patochada de argumento de la bellota y el roble, que viene a demostrar que el argumentario de supuestos filósofos de nivel no pasa del juego de palabras. No es un asunto de semántica, como plantea el ya muy de capa caída Mosterín, sino de ontología. Si la proferencia "esta bellota" refiere a lo mismo que "este roble mañana" será problema de las palabras y su uso, no de que ese roble concreto sea el mismo individuo de la especie "roble" que "esta bellota ayer".

Por favor... No es que algunos estéis haciendo campaña con argumentos pobres, es que la estáis haciendo a favor de cosas indefendibles intelectualmente como el aborto convertido en un derecho ¡¡Por favorr!! o indefendibles desde la más elemental jurisprudencia y respeto al ciudadano como el "derecho" al aborto de menores de edad ¡sin permiso de los padres!

enesses dijo...

Anónimo de las 11:22

Mosterín no es periodista, ¡es filósofo! y sí, la cosa va a largo plazo de imponer una ley de la eutanasia.

Esto es de locura, una degeneración lamentable de la clase intelectual española. Han demostrado tener nivel bajísimo. Ya hizo el ridículo Savater cuando Zapatero lo invitó a la Moncloa y dio el visto bueno a la negociación con la ETA. Parece que marcó el camino de degeneración a una parte importante de nuestros universitarios y que ha alcanzado una sima con esto del aborto. Ha sacado Zapatero el debate y se lanzan sin el más mínimo pudor a apuntalarle intelectualmente las paridas que dice sobre este asunto.

¡El aborto pasará a ser un derecho y la emprenden contra la iglesia! Qué nivelazo tienen nuestros pensadores.

Angel dijo...

Pues nada, ahí queda dicho. Como lo que quería decir yo ya está escrito en los dos post que referencio sólo os haré la pregunta de siempre.
Si entrais en un hospital en llamas y podeis elegir entre salvar a un niño que está en la habitación o en salvar a una docena de blastocistos que están en una cámara ¿qué elegiríais?
Esta pregunta es clásica e intenta medir si lo que se dice sobre los embriones realmente es una postura coherente o sólo una posición estética.
Normalmente nadie responde a la pregunta ¿será esta una excepción?

Hurón dijo...

Genial esa pregunta. Por otro lado, aunque suene muy raro, un embrión es claramente un parásito de la madre. Todo lo neceserio para desarrollarse lo crea el propio embrión e incluso induce cambios en el sistema inmunitario de la madre para vencer la resistencia de su cuerpo. El embrión sólo necesita una zona con buena irrigación sanguínea para desarrollarse. Se han dado casos de embriones divididos en las primeras fases del desarrollo (gemelos en la práctica) en los que uno de los dos dejó de crecer siendo englobado en el cuerpo del hermano, en el que se han desarrollado años más tarde en zonas extrañísimas, como el mesenterio. Incluso creo que hay casos que han provocado falsos embarazos masculinos.

Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º