29 octubre 2005

El estatuto del GILA

Para los que no están al loro informaré que en febrero de este año 2005, Juan José Ibarretxe, presidente del Gobierno Vasco, presentó al Congreso de los Diputados español su propuesta de Estatuto Político, más conocida como Plan Ibarretxe. La propuesta fue rechazada por una exigua mayoría: 313 diputados en contra frente a 29 a favor (para que no tengan que echar cuentas, un 91.5%). Tras el revolcón parlamentario, JJ convocó elecciones anticipadas en el País Vasco a ver si había suerte y ganando votos demostraba fehacientemente que el pueblo vasco estaba con él y que la injusticia cósmica que se había producido debía ser corregida de inmediato. No la hubo (suerte) y la coalición PNV-EA perdió más de 140000 votos.
A pesar de ello, el lehendakari no tiró la toalla y sigue manteniendo que su Plan es la solución a todos los males.
Yo, desde mi escaso entendimiento, he leido atentamente el Plan y le encuentro tantas cosas positivas que, solidariamente, voy a adoptarlo en mi cotidianeidad. No sé si saben que me dedico a la investigación y docencia en la universidad. Adaptando las ideas básicas del Plan a esta situación, queda un articulado ligero de la siguiente guisa.

  1. Se constituye el GILA, Grupo de Investigación Libre Asociado
  2. El GILA es una entidad de destino en lo universal, sea lo que sea tal cosa, y en consecuencia defiende un patrimonio histórico singular que nace en los experimentos de Galileo, del que somos sus herederos legítimos, cosa que se demuestra por los libros de historia que redactaremos en algún momento.
  3. Los integrantes e integrantas del GILA tienen capacidad para decidir lo que les dé la real gana y manifiestan su derecho a establecer un nuevo modelo de relación con la Universidad donde se asientan geográficamente. Estas relaciones se establecen como sigue:
  4. Derechos el GILA: la universidad pagará religiosamente los sueldos del GILA, les dará espacio, calefacción, aire acondicionado y barra libre en el bar.
  5. Derechos de la universidad: la universidad podrá elegir en qué moneda paga los sueldos (dólares o euros).
  6. La universidad aceptará todo aquello que los miembros del GILA decidan democráticamente entre ellos.
  7. En caso de no aceptarlo se abrirá un periodo de negociación bilateral hasta que se cumpla el punto 6.
  8. Para que no se diga y garantizar que el trabajo es de la calidad necesaria, el GILA formará una comisión interna que funcionará de acuerdo con modernos criterios de autoevaluación continua. Esta comisión estará formada por los miembros/as del GILA elegidos democráticamente. Dado el mecanismo intachable aplicado, la universidad aceptará los resultados de la autovaloración que, como la propia expresión indica, será potestad y competencia exclusiva del GILA.
Ahora estoy añadiendo algún detalle leyendo la propuesta de reforma del Estatut catalán, que también tiene ideas brillantes. Estoy barajando alguna cosa sobre la gestión de las matrículas de los alumnos, que creo que vamos a cobrar directamente en el GILA. Ya les contaré.
Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º