09 octubre 2005

Cultura y cambalache

Kate Moss es una modelo que esnifa coca. No es que me moleste, cada uno que se destruya la vida como quiera siempre que no se lleve a otro por delante. Lo que me molesta es ver esa noticia en la sección de Cultura de un periódico nacional.
Y es que estamos en un país de cuchufleta lleno de sórdidos desmanes. Por mencionar uno: una conocida enciclopedia digital escolar sólo menciona con nombre propio en la Sección "Cultura contemporánea de España" a Pedro Almodóvar y, ya de paso, dedica más líneas a la entrada "movida madrileña" que a "Siglo de Oro". Ángel González, José Hierro, Mariano Barbacid, Antonio López, Francisco Ayala, o cualquier otro trabajador honesto de las artes o ciencias no parece que tenga cabida en esta perversa síntesis.
Y es que ahora cultura es cualquier cosa, lo contrario sería ir contra la LOGSE y el buen talante. Por lo visto debemos tomar como trascendentes hechos culturales las pintadas en los muros o la taquigrafía, que no idioma, de los móviles, al menos tanto como a Joaquín Sorolla o Miguel Delibes, respectivamente.
De cómo hemos llegado a este punto cabría discutir pero ahí va una pista: el periódico El Mundo publica sus "Top 25" (así, con T de tonto del haba, vaya perra con el inglés) en varias secciones. Le echo un vistazo a la de educación y encuentro (insisto, entre los 25 personajes más importantes de la educación) a Carmen Chacón. ¿Sus méritos? Pues literalmente "Formó parte de la comisión que en un solo día revisó 600 enmiendas sobre la LOU". Así nos va.
Las universidades, esos templos del saber, no se libran del desaguisado, no crean. La mía, la de Extremadura, acaba de firmar un acuerdo por el cual el Instituto de Ciencias Religiosas (?) impartirá 20 asignaturas de libre elección entre las cuales figura, por ejemplo, una "Cristología". Y esto sí que me molesta porque si ya empezamos a creernos que la cristología es una disciplina científica al estilo de la física o la biología, apaga y vámonos. Cuando me vence mi parte irónica pensaría en proponer otras dos patas para configurar un sólido taburete metafísico; por ejemplo "parapsicología y telequinesia" y "astrología para torpes". Me consuela pensar que la UEX no es un ejemplo único porque echando un vistazo a los cursos de verano que universidades aparentemente serias perpetran sin rubor podemos encontrar monográficos dedicados a la ya mencionada movida madrileña o a la telebasura.
No, si acabaremos viendo a mi más querido ex, José María Aznar, de profesor en alguna universidad...

Hoy resulta que es lo mismo
ser derecho que traidor.
Ignorante, sabio o chorro,
generoso o estafador.
Todo es igual.
Nada es mejor.
Lo mismo un burro
que un gran profesor.
(Fragmento del tango "Cambalache")
Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º