07 octubre 2006

Sólo un caso de oportunismo

Donde una bacteria acepta una invitación irresistible

Vimos en una entrada anterior que el desarrollo en la medicina lleva a situaciones paradójicas porque es precisamente en los hospitales donde surgen las amenazas más graves contra la salud.
La comodidad también ha “creado” enfermedades que no existirían en condiciones de más moderado desarrollo. Una de ellas es interesante porque sirve de ejemplo de que un medio cambiante puede hacer que organismos inicialmente inofensivos acaben por convertirse en algo bastante molesto.
Se trata de la legionelosis. Todo el mundo sabe que esta enfermedad apareció conspicuamente saltó a la fama en 1976 afectando a 221 asistentes a una convención de la American Legion en EE.UU., de los cuales murieron 34. Este fue el origen del nombre no sólo de la enfermedad sino de la bacteria causante: Legionella pneumophilia. Este bautizo supone que antes era una perfecta desconocida aunque análisis posteriores encontraron que había precedentes [actualización, ver comentarios].
En ese periodo de discreción, Legionella vivía en el interior de protozoos, sobre todo amebas, que servían de huésped. Y es que Legionella es una bacteria lábil, que vive en medio acuoso pero muere con cierta rapidez si no infecta un protozoo. La estrategia es que la ameba fagocita la bacteria pero se encuentra con que no es capaz de digerirla. Al contrario, Legionella se reproduce en el interior de la ameba y cuando ésta muere de “indigestión” y se rompe busca otras para continuar el ciclo: el cazador cazado.

Una ameba (en rojo) trincando una Legionella (verde). Imagen tomada de http://www.actglobal.net/legionai.htm

Legionella está presente por todos lados, charcos, ríos, lagos… pero nunca pasó de vivir como un discreto parásito de protozoos. Nunca hasta que nosotros le dimos la oportunidad.
Resulta que la bacteria puede sobrevivir un tiempo fuera de los protozoos (aunque depende de ellos para reproducirse) pero sólo en condiciones de calor, humedad y roña. Y aún así, Legionella debe ser respirada para infectar.

Nuestro progreso económico y nuestras crecientes necesidades espurias mostraron el peligro en toda su crudeza en la convención de legionarios. El motivo, razón y medio de dispersión fue el aire acondicionado. En efecto, Legionella puede prosperar en torres de refrigeración, instalaciones de calefacción y similares. El aire caliente y húmedo se expulsa al exterior en forma de aerosol cuyas minúsculas gotitas son respirables, es decir, penetran hasta el interior de nuestros pulmones sin ser repetenidos al 100% por nuestros “sistemas de filtración” naturales que son la mucosa respiratoria y el sistema ciliar. Legionella llega a los alveolos pulmonares y allí realiza lo único que sabe hacer, dejarse comer. Nosotros no tenemos amebas ahí pero tenemos macrófagos, unas células especializadas en comerse a los invasores. Esa estrategia funciona bien salvo en los casos raros de las bacterias intracelulares.
Legionella aprovecha la ocasión y utiliza los macrófagos como si fueran amebas. El proceso puede avanzar hasta una fase catastrófica, en función del estado de salud inmunitaria del individuo y de lo temprano del tratamiento.

Legionella es un ejemplo del oportunismo de los seres vivos ante cambios ambientales. En España no es un gran problema de salud, aunque ha habido 6980 casos en el periodo 1997-2004 muchos de ellos originados por torres de refrigeración de edificios públicos (incluidos hospitales). Pero también es un ejemplo poco evidente de los riesgos de avanzar en la tecnología como un elefante en una cacharrería.
Casos de legionelosis en España, gráfico elaborado con datos del CNE

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante tu artículo. Sólo quería puntualizar sobre el origen de la legionella. La mayor parte de gente cree que la enfermedad apareció en esa reunión de EE.UU y no es así. Los microbiólogos cada vez que hablan sobre este microorganismos no tardan en resaltar sus orígenes.

La legionella apareció muchos años antes. Y no hay que irse muy lejos, Ya en Benidorm en 1973, unos turistas escoceses contrajeron la enfermedad. E incluso mucho tiempo antes, en 1943 hubo epidemias de legionella. Incluso se aislaron las cepas en 1968 en un centro de salud.

¿Y por qué con tantas fechas anteriores muchos siguen identificando el origen de la legionelosis con la reunión de legionarios?

Porque cuando se identificó totalmente el microorganismo y se asoció con la enfermedad el hecho que más claramente guardaba relación era esa reunión. Después se hicieron muchos estudios, retrospectivos, por el estudio de suero y demás muestras que confirmaron que la legionella ya llevaba bastante tiempo con nosotros.

La historia es caprichosa, una vez que se le ha dado origen a un suceso es muy díficil cambiarlo por otro más ajustado a la realidad.

Angel dijo...

Gracias por corregir el origen mítico de la Legionella, las leyendas son persistentes...
Aprovecho para dos preguntas por si tienes información a mano
1. ¿Asignaron la enfermedad en los 60-70 a alguna bacteria en concreto? Lo digo porque parece claro que a la Legionella la bautizaron aprovechando el evento de EE.UU.
2. Esta es sólo curiosidad léxica ¿se sigue usando el término "pneumonía", con p inicial?
Saludos

In I Go dijo...

Se ve en el gráfico que la proliferación de las instalaciones de aire acondicionado hizo subir alarmantemente los casos de legionelosis en España, hasta que se empezó a aplicar el R.D. 909/2001.

Hoy en día no debería ser un problema mayor, si se aplicara el R.D. 865/2003, que, como siempre, no siempre se hace completamente.

En él se recogen los criterios de diseño y mantenimiento de las instalaciones problemáticas, entre otros el control de la temperatura del agua, ya que por debajo de 20ºC la Legionella está inactiva, y por encima de los 70ºC, muere.

Anónimo dijo...

"1. ¿Asignaron la enfermedad en los 60-70 a alguna bacteria en concreto? Lo digo porque parece claro que a la Legionella la bautizaron aprovechando el evento de EE.UU."

No, descubrieron la legionella y su asociación a la enfermedad después de que se produjera el suceso de los legionarios. Fue tras el descubrimiento, cuando empezaron a mirar atrás y estudiar muestras tomadas años antes, cuando se dieron cuenta que ya había aparecido esta enfermedad mucho tiempo atrás.

2. Esta es sólo curiosidad léxica ¿se sigue usando el término "pneumonía", con p inicial?

Como enfermedad la "p" de "pneumonía" ya no se utiliza. Aunque sí sigue utilizándose para referirse a otros microorganismos que producen neumonía (no tan peligrosa como la legionella) como por ejemplo el streptococcus pneumoniae. Cosa por otro lado normal, si la denominación es en latín y no cambia.

Anónimo dijo...

Podeis encontrar más información sobre la Legionella en la web siguiente:
http://www.ewgli.org/
(The European Working Group for Legionella Infections)

Javi

Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º