20 abril 2006

Una brevísima historia de Rapa Nui

Un par de misterios (?) resueltos por la aburrida ciencia oficial
¿Se acuerdan de Erich von Däniken? Es un personaje que en las pasadas décadas vendió teorías explicativas de misterios como la construcción de las pirámides egipcias, las líneas de Nazca, los moai de Pascua (Rapa Nui) y muchas otras construcciones reales o imaginarias. El Von sigue vivito y coleando y acaba de inaugurar incluso un parque temático (¿adivinan de qué tema?), con resultados aparentemente decepcionantes (enlace a 'El retorno de los charlatanes', con una historia un poco más extensa).
Las explicaciones de don Erich son elegantes e impecables y se basan en dos premisas: a) levantar todas estas construcciones era tarea imposible con la tecnología de su tiempo, ergo b) la única explicación posible es la presencia de extraterrestres de tecnología avanzada que las hicieron o enseñaron a hacerlas. Aparte de la discutible construcción del silogismo, sus ideas van siendo desautorizadas por la cruda realidad, que se empeña en ser simple.
Un artículo reciente en una revista de “ciencia oficial” aburrida y encorsetada, cuando no claramente contubérnica, habla de uno de sus lugares favoritos: la Isla de Pascua o Rapa Nui.
Les recuerdo algunos datos: Rapa Nui está llena de estatuas más bien grandecitas de bustos de señores, llamadas moai. Existen 887 estatuas monolíticas de las cuales el 288 están en su sitio definitivo, 397 siguen en la cantera donde comenzaron a excavarse y 92 están a medio camino, algunas rotas en el transporte, otras aparentemente abandonadas. Dos sitios excelentes para hacerles una visita son Secrets of the Eastern Island y Territorio Rapa Nui.

Erich Von Däniken afirma en el libro “Retorno a las estrellas” que los extraterrestres suministraron a los colonos herramientas avanzadas y que luego se fueron, abandonándolos a su suerte. Con el tiempo las herramientas se estropearon y la sociedad olvidó, fracasando en posteriores intentos de talla y transporte (supongo que el Von intenta explicar así la cantidad de moai a medio hacer o rotos). Por cierto, dos observaciones: 1) de las herramientas no queda ni rastro, qué pena, yo pensaría que serían de aleaciones indestructibles, y 2) ¿avanzadas? bastaría con un camión grúa y un par de martillos neumáticos (pero molan menos que los rayos láser, es verdad). Sigamos...
Como es gratis, yo he elaborado mi hipótesis propia (el licor de cereza del Jerte está de miedo e ilumina mucho para estas tareas). Mi idea es que a la Tierra sufrió una serie de hipos telúricos que pusieron en pie a todos los moai y los colocaron en su sitio. Improbable, vale, pero demuéstrenme que es falso.
Finalmente, la hipótesis más vulgar es la de Jo Anne van Tilburg: un conjunto de personas coloca la estatua sobre una cuna de madera y la mueve sobre troncos. Lo malo de esta hipótesis para el Von y para mí, es que la posibilidad de mover así las grandes piedras ha sido demostrada con un moai de 10 toneladas y no demasiada gente.
Pero mientras nos entretenemos con estas bobadas, y como creo recordar que decía el Super Ratón, el bien nunca descansa: les comentaré algo bastante más aburrido, que son los últimos resultados de las investigaciones sobre la evolución social y ecológica de Rapa Nui. Y es que a algunos científicos se les ha ocurrido que, a pesar de que Von Däniken ya lo ha explicado todo, tal vez no estaría de más hacer algunos análisis polínicos y algunas dataciones con carbono 14.
El trabajo, publicado por Terry L. Hunt y Carl P. Lipo en Science (17 de marzo de 2006) permite resumir la triste historia de Rapa Nui más o menos así:
Rapa Nui fue colonizada por polinesios sobre el año 1200 (esta fecha es más tardía de lo que otros habían propuesto antes). A partir de su llegada, los colonizadores se asentaron y destruyeron la mayoría del bosque subtropical y palmeras gigantes que proveían de madera para las canoas, para transportar las estatuas y para el fuego. Las palmeras, por ejemplo, desaparecieron en apenas un siglo. Los datos se deducen a partir de una duna de la isla que contiene un buen registro estratificado en excelentes condiciones de conservación. La capa inferior del análisis contiene un suelo poco formado con presencia de artefactos, carbón y restos de fauna, entre los cuales aparece Rattus exulans, una pequeña rata llegada con los colonizadores que probablemente no contribuyó en nada a la conservación de la fauna original de la isla. También aparecen restos de la extinta palmera gigante del género Jubaea. Por debajo de este estrato hay una absoluta ausencia de artefactos humanos lo que da una pista para datar la llegada de los primeros pobladores.
A partir de aquí, existe una clara evidencia de deforestación y erosión de la isla, producida con rapidez debido probablemente al incremento de población. La construcción de los moai se realiza en los primeros 200 años desde la colonización. Luego, la destrucción ecológica de la isla y el incremento de población hizo que en 1722, los europeos encontraran una isla con una población en precario estado debido especialmente a los conflictos internos y a la escasez de recursos básicos.
Hoy Rapa Nui es territorio de Chile. Se conoce la antigua lengua aunque de la escritura sólo se han conservado un par de docenas de tablillas grabadas. Se va conociendo la historia y los extraterrestres no tienen lugar en ella. Mejor, realmente, porque esto es como los milagros de tres al cuarto de algunos lugares: ya que los ET tenían una tecnología apabullante, podían habernos dejado algo más productivo. Siempre positivo, les doy la idea de la energía de fusión, por poner un ejemplo útil en estos tiempos del petróleo por la nubes. Pero no, nos dejan una colección de estatuas de piedra puestas en pie. Vete a hacer puñetas, ET.

4 comentarios:

Kekita dijo...

Genial como todo lo que escribes, ese final me ha encantado. Un saludo.

Angel dijo...

Gracias, con estos posts me pasa una cosa curiosa. Empiezo a escribirlos con cierta distancia irónica y luego voy entrando en ebullición por puro cabreo. A veces me gustaría acabar con un improperio más soez pero bueno, por el momento me contengo.
Por cierto, creo que te voy a copiar la idea de "en la mesita de noche", me gusta porque da una sensación de proximidad interesante. Saludos.

Anónimo dijo...

no esta bien la informacion y soy de la isla de pascua nada que ver eso es inventado

Angel dijo...

Anónimo, lo que he puesto en este post está documentado ¿lo está lo tuyo? O, mejor dicho ¿qué es lo que tú consideras "verdad"? Por dices que todo es falso pero no aportas nada.
saludos

Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º