06 mayo 2012

De deseos incumplidos y chicos con guitarra

1.
No les he comentado aún que mi escasa aparición por este blog se debe en buena parte a problemas en casa, derivados de la enfermedad mental de un familiar. Un efecto colateral de este problema ha sido que me refugie a ratos en proyectos como escanear mis dispositivas antiguas o recopilar música a la que debería haber prestado más atención.
Entre la música que me ha ocupado estos días destaca el más famoso festival del siglo pasado: Woodstock. Yo no estaba disponible en aquel 1969 y no me enteré del asunto hasta muchos años más tarde pero viendo el material gráfico del festival me hubiera encantado estar allí y poder recordarlo. Y, ya de paso, eché en falta otras cosas.
2.
Por ejemplo, por alguna relación de ideas me acordé de que con veinte años preparé con un amigo un viaje que debería haber sido memorable. Nos íbamos a Nepal, donde queríamos recorrer el camino a Kalapatar, cerca del campamento base sur del Everest. Justo cuando íbamos a comprar los billetes de avión, en aquel país se percataron de que la monarquía era un tanto indeseable y se pusieron al borde de la guerra civil. Suspendimos el proyecto y han pasado ya tres décadas de aquello. Desde entonces he viajado pero aun tengo Nepal como asignatura pendiente. Aunque mi interés por ese lugar concreto ha disminuido mucho supongo que cuando pueda tendré que acercarme por allá.
3.
Estar en Woodstock era imposible, por lo que me he puesto a disfrutar de los vídeos. Es curioso ver como una parte de los artistas pasó al olvido mientras otros no solo acrecentaron su fama sino que se mantienen aún hoy en activo. El ambiente no es difícil de valorar: unos par de cientos de miles de personas en plena resaca hippie y tres días de música aderezados por una tormenta para que no faltara nada. Supongo que hubo momentos aburridos pero algunos de los otros mantienen su fuerza intacta.
4.
Un chico camina con una guitarra colgada en su espalda. Sorteando coches y respondiendo a los saludos de varias personas se acerca al escenario desde donde puede ver algo así:


Arlo Guthrie en Woodstock
Se llama Arlo Guthrie y tiene 22 años. El 15 de agosto de 1969, al filo de la medianoche, justo antes de Joan Baez, subió al escenario y en solo media hora entró en la historia de la música. Para hacernos una idea he elegido Coming into Los Angeles:


A media tarde del día siguiente, un grupo liderado por un tal Carlos Santana, nacido en el mismo año que Arlo Guthrie, cerró su actuación con Soul sacrifice.



Sobre Woodstock hay mucho material disperso por internet, a veces mal etiquetado. Buscando torrents por "The Woodstock diaries" y "Woodstock complete version" se localizan los mejores montajes, mucho más completos que los primeros que se editaron.

5 comentarios:

Nevermind dijo...

Mis mejores deseos para el restablecimineto de tu familiar, Angel. Un abrazo, pocos o muchos posts, siempre valen la pena.

Angel dijo...

Gracias, temo que en estos casos no hay restablecimiento posible, solo queda sobrellevarlo como mejor se pueda. Un abrazo.

Aguafiestas dijo...

Mucho ánimo.

gabriela dijo...

Me parece que pocas familias se han ido librando de algún miembro afectado por enfermedades mentales sin cura, y sabiendo cómo se pasa con este mal, es que te deseo calma, serenidad, para aguantar el golpe...
Un abrazo fraterno.

Angel dijo...

Gracias Aguafiestas y Gabriela, en efecto, mucha gente tiene el mismo problema. Antes nos moríamos sin tiempo para llegar al deterioro mental. Hoy, la medicina nos salva por una parte pero las largas vidas nos exponen a otros riesgos.

Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º