05 julio 2011

Una bioética laica, de Javier Sádaba: insuficiente

Hace un tiempo comenté el libro de José Antonio Marina "Por qué soy cristiano" llegando a la conclusión de que Marina temía el vacío y se abrazaba a la fe católica como a un clavo ardiendo pero sin saber dar razones sólidas de su decisión salvo ese pavor ancestral a la nada que él cree que impregna el ser ateo. Esta vez debo confesarles que el libro de Javier Sadaba "Hacia una bioética laica" (Gedisa, ISBN 8474329965) que he vuelto a releer para escribir esto me ha decepcionado aún más. No esperen una argumentación filosófica por mi parte porque no tengo formación para ello, sólo mis impresiones personales. Les pongo abajo unos breves apuntes al respecto.

Javier Sádaba es Catedrático de Ética y Filosofía de la Religión en la Universidad Autónoma de Madrid
El primer problema que tengo con el enfoque de Sadaba es que, cuando esperamos unos fundamentos sólidos que certifiquen la pertinencia de una ética lejana a todo pensamiento mágico, se encuentra uno con un libro que empeña buena parte de sus páginas en mostrar los conflictos con la ética católica. En mi opinión, aquí no vinimos a eso. Yo esperaba que una ética laica no se desarrolle por contraposición a una religiosa sino cimentando unos fundamentos independientemente de cualquier otra alternativa, que las hay a cientos, no solo la católica. Sólo una vez consolidados esos principios podríamos entrar, tal vez, en un análisis comparativo, posiblemente interesante, probablemente innecesario.
El segundo problema es que los principios "éticolaicos" de Sádaba son poco menos que lugares comunes. Creo que el párrafo siguiente sirve de resumen:
"La superación de los dilemas éticos sólo se puede lograr construyendo una bioética responsable, laica y respetuosa, que no niegue las distintas culturas sino que las integre dentro de una universalidad común [...] y que esté atenta a los datos de la ciencia y a los derechos de los ciudadanos".
Pues vale, cómo no, pero eso no nos soluciona ningún problema y especialmente no responde a las dos preguntas clave ¿cuáles son las bases concretas de su propuesta bioética y por qué esas bases son más sólidas y coherentes que otras? Por un lado, "responsable", "respetuosa", "atenta a la ciencia"... son vaguedades insuficientes y por otro la solidez de los fundamentos queda al final al albur de un "buenismo" con el que podemos estar de acuerdo pero a cuyo favor no esgrime razones poderosas.
La sensación es desalentadora porque Sádaba hace una declaración de principios pero no desarrolla argumentos para que estos se sostengan, se apoyen unos a otros y muestren que el entramado resultante no es más arbitrario que otros posibles escenarios.

Posts relacionados en Golem Blog:

6 comentarios:

Pedro Terán dijo...

Ese entrecomillado no desentonaría en el preámbulo de una ley de esas que se redactan ahora :)

Angel dijo...

Quizá poniéndole unas competencias transversales y oblicuas podríamos incluirla en algo de la universidad :-)

Aguafiestas dijo...

Últimamente no actualizabas mucho y llevaba un tiempo sin echar un vistazo a tu página, Ángel. Es bueno volver a leer tu blog.
Buen post. Aunque debo confesar que sólo pensar en leer a Marina o a Sádaba me da muuuucha pereza.
Y por hacer honor a mi nick, supongo que el libro no lo habrás "vuelto a releer", más bien lo habrás releído ;P

Angel dijo...

Gracias, a ver si retomo (¿vuelvo a retomar?) el blog :-)
Aceptada la enmienda. La verdad es que empecé a leer el libro n veces y se me hizo muy cuesta arriba porque ne hay forma de hincarle el diente y el discurso es errático y difuso. Había que acabarlo y finalmente lo hice aunque verás que no ha tenido fuerzas para hacer un comentario capítulo a capítulo.
Respecto al blog, la escasez de posts viene por una larga temporada de saturación personal. Cuando llego a casa, más bien tarde, me derrumbo en el sofá y no me quedan muchas ganas de centrarme y ponerme a escribir sino de evadirme o dormir. Tendré que simplificar mi vida (esto es cíclico, ya me pasó en otras ocasiones).

Aguafiestas dijo...

A mí me ha pasado con algún libro. Por motivos que no vienen al caso, para un tema que me interesa elijo un autor que intuyo que no me va a entusiasmar... Después descubro que no sólo no me entusiasma sino que el libro está mal estructurado y mal (o nada) argumentado. Por eso te decía que pensar en leer estos libros me da pereza. Tu post me ahorra el esfuerzo.

En cuanto al blog, ya me imaginaba por qué no actualizas mucho. Por lo que cuentas a veces, te dedicas a la docencia y a la investigación. Yo sólo me dedico a la investigación y no me veo capaz de hacer un blog. Ni me lo planteo. No sé de dónde sacaría el tiempo. Por eso valoro tu esfuerzo.
Te seguiré leyendo, aunque actualices sólo de vez en cuando.

Un saludo.

Angel dijo...

Docencia, investigación y papeleo, el jodido papeleo.

Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º