02 mayo 2009

Sacando tajada de la gripe A

Faltó tiempo para que los homeópatas intenten sacar tajada de la ahora llamada gripe A. Comienzan fuerte y afirman, para justificar la validez de su terapia que durante la gripe de 1918 sus tratamientos fueron espectacularmente eficaces. Según una publicación de 1921 (no dan el título en la web), la tasa de mortalidad de decenas de miles de enfermos tratados con homeopatía fue de 1.05%, frente al 28.2% de los que recibieron un "tratamiento alopático". Dicho artículo apareció el una revista titulada The American Journal of Homeopathic Medicine, algo que, por decirlo suavemente, no me aporta demasiada confianza pero bueno, será sólo un prejuicio. Esta revista no está hoy, ochenta años después, incluida en el Journal Citation Reports (1) y es de una cerrazón espectacular: sólo te permite acceder a los títulos de los artículos del último número, ni a los resúmenes ni a nada de nada de los anteriores.
Bueno, pues de casualidad he localizado el famoso artículo que fundamenta todas las afirmaciones de eficacia. Su título ya es curioso: "Homeopathy in influenza - A chorus of fifty in harmony" (Homeopatía en la gripe - Un coro de cincuenta en armonía). Hay que admitir que esos artículos no deben analizarse con los criterios de hoy pero, por el mismo motivo, no deben utilizarse como argumento como lo haríamos con los artículos de hoy.
El artículo es una recopilación de declaraciones de médicos donde se pueden observar curiosidades de tipos diversos (las pongo en cursiva):
  • In a plant of 8000 workers we had only one death. The patientes were not drugged to death. Gelsemium was practically the only remedium used. We used no Aspirin and no vaccines.
  • I have treated 267 cases of influenza. No deaths.
  • The German Aspirin has killed more people than the German bullets killed.
  • I treated 455 cases of influenza and 26 cases of pneumonía with no deaths. Remedies: Gelsemium, Bryonia, Epis, etc.
  • One thousand of aclectic physicians were asked to name the remedies most useful in influenza and pneumonia. Over 75% named Aconite and Bryonia in pneumonia.
  • In the Public Health service in New Mexico among the Mexican population chiefly Veratrum viride, Gelsemium and Bryonia ...
  • Gelsemium, Bryonia and Ferum phosporicum were the leading remedies...
  • Chief drugs used are Belladonna, Gelsemium, Sticta for the throat symptoms, Mercurius, Natrum muriaticum and Kali muriatricum.
Bueno, pues vale. ¿Cuál es el problema? Ausencia absoluta de control, tratamientos muy frecuentemente no especificados, argumento "créeme porque yo lo digo"... Incluso cuando se mencionan los "remedios" no hay un especial consenso en los ingredientes. Aparentemente da lo mismo poner Gelsemium que Acónito o Belladonna que Bryonia, que sea Veratrum lo principal o que no exista, acompañar con Mercurius, Natrum o Ferum o eliminarlos de la lista. Aquí cada cual hace la mezcla que le parece y todo sale como debe, igual de bien. Nada sorprendente, he de reconocerlo.

Este es el argumento de autoridad de los homeópatas actuales: un artículo incontrastado e incontrastable de hace más de ochenta años y donde cualquier método científico de control brilla por su ausencia. Si realmente esas cifras fueran reales pueden aplicarse a la gripe común y hacer un ensayo clínico correcto, controlado por agentes independientes y cumpliendo estrictamente los estándares. ¿Por qué no se hace ahora? ¿Estará publicado en el críptico Journal y no nos hemos enterado?

¿Y qué tiene que ver la gripe de 1918 con la actual según estos homeópatas? Lo dicen bien claro en la página: como los síntomas de la gripe A son similares a los de la gripe normal, los remedios probablemente sean los mismos. Todo cosa de síntomas, parece ser, nada de cepas, mutaciones, ni rollos de genética. Como remedios recomiendan 14, de los cuales sólo tres o cuatro aparecen en el "famoso" artículo de 1921. Otros, como Baptisia, Eupatorium, Sabadilla, Dulcamara. Phosphorus, Rhus, Allium... no se usaron aparentemente en aquél éxito sin precedentes. Debe dar lo mismo, supongo.
En fin, no digo más que me enfado, pero les aconsejo que si de verdad tienen la mala suerte de pillar esta gripe A tomen lo que les diga la medicina alopática y lo acompañen, eso sí, de agua abundante pero de menor precio que la que venden estos individuos. Salud.


(1) ¿Estar en el JCR es garantía de calidad? Pues no siempre, la verdad, pero no estar después de 8 décadas de presunta investigación es algo que contribuye a distinguir la hoja parroquial de una revista científica.

13 comentarios:

Cnidus dijo...

¡Qué hijos de su santa progenitora! Ya hay que tener cara ¬¬


Por cierto, a lo mejor esto te interesa (y de paso, se sigue extendiendo la noticia por la blogosfera)... Porque es una vergüenza.

Visto en Museo de la Ciencia: La Telepatía existe, según una profesora de Roda.

null dijo...

si que tiene cara si, pero no mas que las farmacéuticas... que ademas son unos HDP

Ahskar dijo...

pfff a veces pienso que lo de ser idiota es un factor más de la selección natural cuando me encuentro con estas cosas... Ya verás tú que tal les va como pillen la gripe.

Angel dijo...

El problema, null, es que los antivirales funcionan, lo mismo que los antibióticos, mientras que los "remedios" homeopáticos no. Es una diferencia de cierta importancia, diría yo.
Sobre la ética de las farmacéuticas ya he hablado en otro post sobre Merck, no es el tema aquí.

El Editor dijo...

El artículo de "The American Journal of Homeopathic Medicine" de 1921 fue contestado en el "The Chinese Journal of Homeopathic Medicine" en 1922 donde demuestra que los resultados de esa investigación son falsos y los autores resultaron ser monjes Maoríes que tenían por interes dominar al mundo.
¿Las pruebas?... bueno justo la biblioteca del journal chino se quemó y no quedó ningun ejemplar, lo que tiene la misma verosimilitud de las investigaciones homeopáticas.
Además, lo de la homeopatía se cae solo porque todos sabemos que la influenza AH1N1 se cura con acupuntura.

Ahora en serio, esto me hace acordar a la talasoterapia, la pseudociencia de Quintón quien afirma que el agua de mar además de ser exactamente lo mismo que la sangre humana tiene poderes sanadores como revivir a los muertos. Los seguidores de Quintón cuentan que luego de salvar millones de vidas con agua de mar la talasoterapia habría caído en el olvido lo mismo que sus éxitos, pacientes y su tratamiento mágico. Lo cual es equivalente a que dejemos de usar los antibióticos porque... nos olvidamos, de distraídos nomás. Es el gran problema de las terapias alternativas funcionan mejor que la medicina pero tendemos a olvidarnos,

CARLOS Q.

Angel dijo...

Lamentablemente ya habrá gente gastándose el dinero en agua preventiva...

África García dijo...

Desde el principio se ha visto el fin económico de esta Gripe A. Los medios de comunicación, como instrumentos de los políticos, se encargaron de provocar el caos y el pánico a través de anunciar muertes, y ocultar lo inofensiva que es, en realidad, esta Gripe A. No nos dijeron en ningún momento que tenía fácil, sino que utilizaron la excusa de que no existía una vacuna para prevenirla para dramatizar y, así, crear negocio de muchas maneras.
Con esto quiero decir que todo, como estamos comprobando, gira en torno al interés y al dinero, señores.

Anónimo dijo...

vamos a tocar un punto, para ser homeopata TENES que ser medico, no podes ejercer la homeopatia sin serlo.
un homeopata, que sea responzabe, si necesitas un anti viral te lo da, no te va a dar una plantita.
no digo que no haya gente a la cual se la pueda juzgar por mentirosos, pero vamos a hablar de todos al casos. la medicina convencional tambien te roba, sino fijate con las enfermedades de transmision sexual, son todo un lucro para ellos.

Anónimo dijo...

HOLA A TODOS ANTES QUE NADA QUERI DECIROS QUE, ME HA DADO LA IMPRESION QUE AQUI LA GENTE NO VIENE A APRENDER NADA PUES NO HAY NI UN ATIBO DE APERTURA Y ANALISIS DE LOS COMENTARIOS, MAS BIEN ME PARECE UNA LUCHA DE egos LO PONGO EN MINUSCULAS PORQUE PARA MI YA NO TIENE MUCHA IMPORTANCIA, ES ALGUIEN QUE ME DOMINO MUCHOS AÑOS,ARRASTRANDOME A SITUACIONES NO DESEADAS. TODAS LAS OPINIONES TIENEN ALGO INTERESANTE, Y AL QUE ES INVESTIGADOR SOLO LE QUEDA DESCUBRIRLO, NO HACEN FALTA LAS BATALLAS POR LA RAZON, Y SI NO SABEIS EN DONDE PODES PONER ESA ENERGIA TIRAOS A HACER EL VAGO QUE SIEMPRE VIENE BIEN CONFIAD EN LA VIDA, QUE ESTA DENTRO DE USTEDES.
NO FUERA UN SALUDO

Angel dijo...

Anonimo, sólo para que conste: se te entiende fatal.

guille dijo...

No tenía ni idea de esta noticia. Ahora bien, que los médicos homeópatas hayan intentado sacar tajada, casi que me parece normal, con lo que se han forrado las empresas farmacéuticas. Quien esté libre de pecado.. ya se sabe. A saber donde acaban las dosis sobrantes... en Mozambique mínimo.

Por cierto no quiero empezar ninguna discusión sobre la eficacia de la homeopatía. Conozco muy bien las críticas sobre su diluidísima composición, sobre el gran timo homeopático y su efecto placebo. Sobre todo aquel que jamás daría su brazo a torcer con estos temas, así que no voy a perder el tiempo.

Resulta que aunque os parezca un estúpido más, defiendo la homeopatía. Y es que es un efecto placebo que me funciona de maravilla...

Una cosa más: eso de que lo igual cura lo igual, que homeopática estupidez, no es el sistema que usan las vacunas? Pregunto.

Angel dijo...

Hola Guille,
>eso de que lo igual cura lo igual, que homeopática estupidez, no es el sistema que usan las vacunas?
Hay "sutiles" diferencias. Las vacunas antivíricas utilizan fragmentos de virus o virus inactivos o atenuados para generar una respuesta inmune temprana. Los mecanismos de esa respuesta inmune son bien conocidos y las vacunas solo se aplican a afecciones que generan esa respuesta y la cantidad de "principio activo" por llamarlo de alguna manera es perfectamente detectable.
La homeopatía nunca ha conseguido explicar sus bases ni presentado un mecanismo de actuación. Los estudios serios que se han hecho no muestran ningún efecto más allá del placebo.
Saludos.

Marx Franco dijo...

La verdad parece estar más al centro. Nos lo demuestra la historia de las acciones fanáticas y extremistas de nuestros antepasados políticos, científicos y religiosos.
Llevo 30 años, -y desde luego es poco tiempo-, practicando una medicina integral. Aproximadamente el 85% de mis pacientes reciben un acercamiento: 1.Naturista, basado en los conocimientos de la nutriología y las nacientes nutrigenética y nutrigenómica actuales. 2. De la terapia ortomolecular, como método de suplementación de nutrientes vía oral y parenteral, propuesta como sabeis, por el 2 veces premio nobel Linus Pauling, utilizada en el paciente ambulatorio, fundamento también de la con frecuencia desafortunadamente tardía nutrición parenteral de las unidades de cuidados intensivos.
3. De las terapias Microbiológicas, que recurren al prebiótico y al probiótico antes que al antibiótico.
4. De las terapias enzimáticas fibrino y proteolíticas, antes que a los AINES. 5. De la neuralterapia procaínica, con sus extraordinarias cualidades repolarizantes de las membranas celulares y sus magníficos efectos en múltiples enfermedades. 6. De la fitoterapia, de la cual proviene un importante grupo de los principios activos que se sirve la medicina convencional oficial. 7. De la Homotoxicología con sus geniales fundamentos, aún desconocidos por una buena parte del establecimiento médico, y 8. De la homeopatía y la acupuntura en no pocas ocasiones.
Una parte de mis pacientes van a cirugía si es necesario y otra buena parte reciben magníficos medicamentos de la farmacología convencional, que sin lugar a dudas, usarlos han hecho la diferencia.
Os invito muy respetuosamente estimados colegas a intentar este camino. Después de todo, como ya sabeis, la verdad suele estar bastante cercana al centro.

Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º