22 noviembre 2007

NAIC/Arecibo

La cosa comenzó con un post en Magonia alertando sobre el futuro cierre del Observatorio de Arecibo. Luego una pequeña nota en Nature titulada 3 buenas razones (para no cerrar Arecibo). Como en ningún lado encontré información fehaciente decidí revisar las fuentes para ver el alcance de la historia. Se la resumo a continuación.

El Observatorio de Arecibo se construyó en 1963 en Puerto Rico y consta de varios intrumentos aunque lo más conspicuo es, sin duda, la enorme antena de 305 m de diámetro excavada en el terreno y forrada de láminas de aluminio. Pueden encontrar más detalles, cómo no, en la Wikipedia, tanto en castellano como en inglés. Su nombre oficial es National Astronomy and Ionosphere Center, NAIC.

El presupuesto anual del NAIC/Arecibo es de 12 M$. Todo procede de la National Science Foundation, una agencia federal estadounidense creada en 1950 para el progreso de la ciencia. Su presupuesto anual es de casi 6 mil millones de dólares (5.92 para ser exactos). Del presupuesto del NAIC/Arecibo, 10 M$ son de la NSF/AST (Division of Astronomical Sciences) y 2 M$ de la NSF/ATM (Division of Atmospheric Sciences).

Hace aproximadamente un año, el 22 de octubre de 2006 se hizo pública la fuente primaria del problema, el informe From the Ground Up: Balancing the NSF Astronomy Program. En su "resumen ejecutivo" (pág. 6) hace la siguiente recomendación (resumido):

El NAIC [...] debe buscar colaboradores que contribuyan personal o económicamente al funcionamiento de de Arecibo. De otro modo, sus instalaciones deberán ser cerradas.

En una presentación (PPT) del 23 de octubre pasado afinan un poco más y se reafirman en la propuesta en cuanto a la financión de la NSF/AST:

  • reducción a 8 M$ por año en los próximos 3 años.
  • reducción a 4 M$ para 2011.
  • recomendación de cierre si no se consiguen fondos de otras fuentes.

Aunque financiado como hemos dicho por la NSF, el NAIC está gestionado por la Universidad de Cornell donde esta recomendación no fue especialmente bien recibida. Por poner un ejemplo, el 13 de noviembre de 2006 Joseph A. Burns, administrador de Ciencias Físicas e Ingeniería de dicha universidad, se dirige al responsable del informe G. Wayne van Citters, Director de la NSF/AST indicándole que varias apreciaciones del informe, influyentes sobre la recomendación mencionada antes, eran erróneas. La respuesta es inflexible (ambas cartas pueden localizarse en la web de la NSF, aquí y aquí). Este es sólo un ejemplo de una oleada de protestas bastante general.

¿Y qué pasa si se cierra Arecibo? El observatorio trabaja en tres línes diferentes: radioastronomía, radar astronómico y estudios de la ionosfera. En todas las áreas tiene algo de curriculum. Una muestra mínima de cinco elementos:

  • a primeros de los 90 se descubren los tres primeros planetas fuera del Sistema Solar alrededor del Pulsar B1257+12.
  • en 1965 se establece el periodo de rotación de Mercurio.
  • a finales de 1980 se finaliza en primer mapa detallado de galaxias en el universo.
  • en 1974 se descubre el primer pulsar en un sistema binario lo que supuso una prueba de la Teoría de la relatividad y un Premio Nobel (1993) para los astronomos Russell Hulse y Joseph Taylor.
  • se descubren dos clases de púlsares: los de rotación rápida (cientos de veces por segundo) y los de rotación lenta (una vez por segundo)
  • El Observatorio mantiene, además de las misiones "convencionales" que dan lugar a resultados como los anteriores, otras dos que pueden considerarse algo especiales. Una es la escucha en busca de señales de vida extraterrestre. Lo que el radiotelescopio "escucha" se envía al proyecto SETI@home y se procesa en miles de ordenadores individuales de forma distribuida (sin resultados positivos hasta ahora). La otra se realiza con el radar planetario de 1 MW que, operando apenas un 5% del tiempo total, ha servido estos años para cartografiar la órbita de objetos potencialmente peligrosos para la Tierra. Se trata de los near-Earth asteroids (NEA), que pueden suponer una amenaza por su proximidad y posibilidad de colisión. En esta misión es 20 veces más sensible que el siguiente instrumento en la lista.

     

    Cerrar instalaciones científicas que funcionan sin problemas y que generan una enorme cantidad de información es una conducta absurda. Los anunciados recortes presupuestarios del complejo de Arecibo no son resultado de problemas económicos sino de una estrategia. Hay dinero pero no se quiere dedicar a eso. Por suerte ya hay movimientos para conseguir esa financiación complementaria.

    Respecto a los recortes en los próximos años, en Nature se da un dato apropiado para cerrar el post: los 4 M$ por año que necesita el Observatorio para funcionar a partir de 2011 son, curiosamente, la misma cantidad que la NASA tiene presupuestada este año para fiestas (algo de información rosa aquí). Vaaale, también tienen que divertirse y entregar premios, todo es cuestión de prioridades.

    ¡Ah! Se me olvidaba el otro dato impertinente: recuerden que 1 IWD (Iraq War Day, o Día de Guerra en Irak) equivale a unos 190 millones de dólares.

    Grab this Widget ~ Blogger Accessories
     
    º