28 abril 2007

5 directrices con estrambote para tu tesis doctoral

Hace más de un año toqué este mismo tema pero tan vez de forma demasiado prolija. Les traigo un remake breve pero (espero) intenso para que esa tesis doctoral tenga un planteamiento adecuado, un nudo no traumático y un desenlace feliz. No hay misterios pero sí algunas normas simples que hacen bueno el refrán: más vale prevenir que lamentar. A ello:
  • Empieza por elegir bien a tu director de tesis. Sí, elígelo tú, adelántate. Es una decisión importante porque un director que no ejerza de tal, en el mejor de los casos no te ayudará, y en el peor hará que la tesis fracase. La acción profiláctica es vital porque además hay doctores que se prestan a ser directores pero luego no ejercen, bien por falta de tiempo, de dedicación o por simple incompetencia. ¿Cómo distinguir un buen director de un director “virtual”? Pues enterándose:
    • investiga las circunstancias del "candidato". Comprueba cuantas tesis está dirigiendo y mira que no sea ni ninguna ni muchas. Si aparece una docena lo más recomendable es una retirada a tiempo porque no cabe posibilidad alguna de atender a esa cantidad de tesis simultáneamente: esos doctorandos estarán abandonados a su suerte y quien los acompañe estará en idéntica condición.
    • asegúrate de cuantas tesis dirigidas por el candidato a director han sido defendidas con éxito en los últimos años. Ese dato nos dará una idea de nuestra expectativa de éxito ya que los pupilos de los directores virtuales rara vez acaban.
    • comprueba que tu candidato sea realmente un investigador y capaz de dirigir la investigación de otras personas. Mira qué publicaciones tiene y confirma que sabe lo que se trae entre manos, si trabaja en equipo y cual es la productividad científica de su grupo de trabajo.
    • habla con los otros doctorandos, pregúntales cómo van, qué problemas tienen, cuánto tiempo llevan en ello y qué tal es su director. Habrá gente discreta que no dirá gran cosa pero a poco observador que seas notarás si hay problemas.
    • si el candidato supera los pasos anteriores habla con él y confirma que el trato es bueno y que es y está normalmente accesible. El director de tesis puede ser cualquier doctor, aunque resida en otro país. Sin embargo, no recomiendo elegir un director con el que no puedan hacerse reuniones, como mínimo, mensuales. En mi experiencia, la dirección de tesis “a distancia” no funciona.
  • Elige bien tu tema. Bueno, aquí me temo que no te toca a tí. Defiendo que son los directores los que deben decidir el tema de tesis de sus doctorandos ofreciendo tres o cuatro opciones. Esto parece una conducta dictatorial pero tiene una justificación práctica: todo investigador normal tiene una o dos líneas de investigación sobre las que está al día en bibliografía y conocimientos, así como de los problemas pendientes que pueden ser objeto de tesis. De esta forma, tendrás garantizadas varias cosas: que el problema planteado es real y está pendiente de solución (es un buen tema, en consecuencia), que el director tiene experiencia y conoce el asunto (y por lo tanto podrá asesorarte con solvencia) y, finalmente, que tendrá ya recopilada la bibliografía básica. Lo ideal sería que las nuevas tesis se apoyaran en las ya finalizadas avanzando poco a poco en una línea de investigación coherente. Si cada doctorando planteara su tema preferido, el director debería dirigir, asesorar y solucionar problemas de temas sin relación entre sí y que, además no tendrían relación con sus propias líneas: lo haría mal.
  • Define el camino. Las tesis en las que no se sabe muy bien qué hay que hacer no se finalizarán. Frecuentemente no sobrevivirán más de unos meses por pura desorientación y desánimo. Para comenzar con buen pie, el problema a solucionar debe estar completamente claro y una forma de conseguirlo es empezar elaborando el índice. Definido el tema y título de la tesis, el director y el doctorando deberán reunirse y de esa reunión debe salir un índice preliminar de la tesis. Este índice debe especificar el flujo de trabajo en la medida de lo posible para que actúe de guía. Es seguro que el índice cambiará en cierta medida pero será una referencia valiosa para comenzar. En esta etapa, el director proporcionará la bibliografía fundamental que debes leer. No será una bibliografía exhaustiva, que sólo valdría para confundir, sino unos pocos trabajos bien elegidos que servirán para comprender y acotar bien el problema que la tesis debe resolver. El resto de la lectura vendrá en una etapa más avanzada.
  • Mide tu esfuerzo. Las tesis no deben ser eternas y que sus objetivos deben ser alcanzables en un plazo razonable y sin alta probabilidad de contratiempos serios. Hay proyectos de tesis donde se propone resolver media docena de problemas, cada uno de los cuales podría ser objeto de una tesis por sí mismo. Esto es típico de una mala planificación y debe evitarse. ¿Qué es un plazo razonable? Pues no más de tres años (la realidad suele encargarse de alargar ese tiempo). No te plantees nada para lo que sea necesario tener datos, instrumentos o métodos que no sean fáciles de obtener aunque sería mucho mejor tenerlos ya al principio. Por supuesto, la extensión de la tesis (medida en número de páginas) es irrelevante pero asegúrate de que eso lo entiende tu director. Lo que importa es que aportemos algo original al conocimiento, y eso no es función de la extensión del documento. Ya hay muchas tesis de menos de cien páginas, mientras que otras son volumétricamente infumables. Por poner un ejemplo conocido, la tesis de John Nash (el matemático protagonista de la película “Una mente maravillosa”) se presentó en la Universidad de Princeton en 1950 y tenía 27 páginas.
  • Márcate un ritmo y un calendario. Sí, el trabajo debe ser intenso: la expresión “voy a empezar la tesis pero la voy a hacer con calma, porque no tengo prisa” significa en el 99% de los casos que esa tesis no se acabará (incluso no se empezará). La realización de una tesis se beneficia de un ambiente especial de intensidad, no de relajación. Una cuestión más a tener en cuenta: cuando el director de la tesis nos asigna un tema estamos aceptando una responsabilidad porque, a partir de ese momento, ese tema ya no puede dárselo a otras personas. Si no trabajamos en la tesis estamos actuando irresponsablemente y perjudicando al director y a otros posibles doctorandos.
  • otras pequeñas cosas:
    • si es posible, los datos deben estar disponibles desde el principio. Existe una ingente cantidad de datos ya recogidos y disponibles por lo que si somos capaces de planificar una tesis que los use tendremos mucho camino avanzado. Si nuestra tesis necesita una toma de datos específica, esta no debe suponer más del 15-20% del tiempo total.
    • la bibliografía debe estar a nuestro alcance no sólo por tener acceso a ella sino por saber leerla: mal asunto plantearse una tesis sobre Kant y no saber alemán, o una tesis de ciencias (cualquiera) y no saber inglés.
    • seamos ordenados y usemos aplicaciones adecuadas para la gestión de la tesis; por ejemplo, la bibliografía debe estar integrada en una base de datos. Programas como EndNote son extraordinariamente útiles para gestionar las referencias en el texto de la tesis. Otros, como SigmaPlot, nos permitirán realizar gráficos de buena calidad. Los procesadores de textos del MS Office o de OpenOffice.org tienen características que si se utilizan nos ahorrarán mucho tiempo y prevendrán errores: referencias cruzadas, uso de estilos, inserción automática de tablas de contenidos...
    • no elijamos un tema de tesis que dependa totalmente de resultados que se obtendrán en una etapa tardía de la elaboración. Si esa etapa fracasa habremos perdido una enorme cantidad de tiempo.
    • se supone que debemos conocer la totalidad de la bibliografía relevante de nuestro tema de tesis, no sólo unas cuantas referencias. Al llegar el momento de la defensa pública, el doctorando debe ser el que más sabe del tema tratado y no puede correr el riesgo de haber ignorado trabajos relevantes por desidia o una mala búsqueda documental. Por cierto: hay que revisar y conocer las publicaciones de los integrantes del tribunal. Si son buenas, deberían aparecer en las referencias de la tesis. Si son malas, esa persona no debería estar en el tribunal.
    • respecto a los tribunales, la norma básica es prevenir y evitar problemas innecesarios. Nuestro director de la tesis deberá evitar proponer a personas conflictivas, desequilibradas o con tendencia a intentar ser la novia en la boda y el muerto en el entierro. Estar en un tribunal da a sus miembros un poder temporal importante y hay gente que cae con facilidad en el efecto dibu.

24 comentarios:

Lanarch dijo...

> Por cierto: hay que revisar y conocer las publicaciones de los integrantes del tribunal. Si son buenas, deberían aparecer en las referencias de la tesis.

XD Esta me ha encantado XD

jgm dijo...

yo tengo una compañera que estuvo a punto de suspender algo teóricamente casi de puro trámite: el proyecto fin de carrera. No prestó atención al tribunal y se encontró con que habían propuesto al que fue su primer director de proyecto y con el que tuvo una riña tan fuerte que lo cambió. Tras muchas deliberaciones consiguió aprobar con un cinco pelado

Angel dijo...

Los proyectos fin de carrera son algo parecido, hay que cuidar mucho esos detalles porque el que paga el pato al final es el que menos culpa tiene.

BLAS dijo...

Gracias por los consejos. Cuando uno entra en este mundo sin haber estado implicado anteriormente en la dinámica de un departamento va dando palos de ciego con el riesgo de llegar a alguna parte, pero de pura casualidad.

Aunque soy novel en esto, sí que tengo clara una cosa: lo bueno, si breve, dos veces bueno. Una tésis de 50 a 80 páginas tiene mayores probabilidades de ser leida por alguien más aparte de tu director (si es que la lee, claro) que un ladrillo de 500...

Angel dijo...

Sí, a mí cuando me llegan tesis de cientos de páginas (tengo una de dos tomos)... bueno, mejor no lo cuento. Pero cada sitio tiene sus costumbres y hace años no se podía leer una tesis en alguna facultades con menos de mil páginas. Y mucho más recientemente oí en directo el siguiente diálogo:
- profesora no doctora a doctor: oye, me gustaría hacer una tesis ¿cómo lo ves?
- doctor: tu escríbeme quinientas páginas sobre X y yo te lo firmo.
(No digo de qué iba X por no señalar con el dedo).

Anónimo dijo...

yo tengo que decidir mi director de tesis antes del verano. Estoy pensando si es mejor escoger al catedrático del departamento por sus conocimientos aunque tenga mucho trabajo es una persona disponible una vez cada dos meses...o escoger a uno de los profesores que hace 3 años que acabó su tesis porque a priori parece que dispone de mas tiempo pero no tiene tanto curriculum y además esta enfocado a conseguir su habilitación como profesor titular.

Veo que todos andan con mucho trabajo, pero algunos tienen mucho mas conocimientos, proyectos de investigación y publicaciones que otros...

Angel dijo...

Pregunta a los doctorandos actuales para ver que tal les va. Una reunión cada dos meses es poco, es necesario un contacto más continuo.

Anónimo dijo...

ANA:muchas gracias por tus consejos, estoy en ese momento inicial critico, con un poco de pánico y una cierta desubicacion, por lo que tus consejos me han caido del cielo.No se como planificar la verdad es que soy una de esas personas con orientador ausente pero de cuerpo presente nos ebien como explicarlo, pero seguro que los que pertenecen a un equipo d einvestigacion en una universidad lo entienden. Bueno me gustaria pedirte un consejo sobre "state of the art", sinceramente no se como organizarme, gracia sespero tusabio consejo

Angel dijo...

Ana, el "estado de arte" es una sección de las tesis donde se presenta una síntesis de lo que se sabe del tema en el momento actual.
Es raro que no haya alguna revisión (review) ya publicada que te facilite las cosas y que te de un punto de partida sólido. Se supone que tu tesis es un avance sobre lo ya conocido por lo que hay que explicar qué se conoce.
Deberías buscar reviews en la bibliografía y luego actualizar lo que sea necesario.
Espero que te sirva de algo.
Saludos

Anónimo dijo...

ana:
Angel muchas gracias por la rapidez de la respuesta, ademas de lo esclarecedora que me ha resultado. Creo que este tema ya lo habeis discutido varias veces, pero yo no lo tenia muy claro. La revison bibliografica ya ha sido realizada porque para solicitar una beca en el extranjero he tenido que preparar un anteproyecto, pero mis dudas actuales tienen que ver con la planificación del proyecto en especial del "indice" porque en lo que se refiere a las tareas las tengo ya calendarizadas. Sobre esta cuestion no se si el "estado actual de los conocimientos" ( si es que se puede llamar asi) debe ser un capitulo separado despues de la introducción o deve hacer parte de ella ( lo llamaria marco actual). Muchas gracias por tu apoyo

Angel dijo...

Yo lo incluiría en la introducción pero no hay normas al respecto. Echa un vistazo a ver qué han hecho en sus tesis los doctorandos de los últimos años.

Anónimo dijo...

Gracias por compartir y crear esta tertulia. Interesante blog

Maiki Martín dijo...

Bueno, aunque soy de letras, me han servido bastante tus consejos, ojalá los hubiera leído antes, porque llevo casi 10 años con la tesis (con paros en medio, claro) y ya no sé cómo planificarme. Doy por entendido que mi directora de tesis no me ha ayudado demasiado (o no lo conveniente), y cada vez que me enfrento a una parte, el monstruo total se me hace mayor. No he tenido problemas para planificarme los estudios, ni las oposiciones, pero cada vez que me propongo una fecha de lectura, me surgen dudas, siento que no he leído suficiente... qué sé yo... así que me detengo y me pongo a buscar bibliografía y a leer. En fin, que tal vez alguien me pueda ayudar.

Angel dijo...

Hay un momento en el que ya hay que ponerse a escribir. Ese temor a no dominar bien las cosas hay que cortarlo al cabo de un tiempo. Mi consejo: vuelve a revisar el índice y los objetivos de la tesis y acótalos para poner fin a las ramas colaterales. Usa la tijera sin remordimientos para dejar la tesis en un estado que te permita comenzar a escribir. Si llevas tanto tiempo con ello seguro que ya tienes mucho trabajo hecho y ya es hora de rematar la faena.
Suerte y decisión.

Anónimo dijo...

Hola:

Interesante tema. Actualmente estoy repasando mi tesis doctoral, que después de cinco años ha alcanzado las mil páginas. Hay quien me dice que debería acortarla, pero cuando la reviso encuentro que toda la información aportada es relevante para el tema y resulta importante para comprender la hipótesis que defiendo. Comprendo que para quien tenga que leerla, entiéndase los componentes del tribunal, debe ser un palo considerable, al menos a simple vista. Pero si el tema es interesante y esta bien escrita no tiene porque resultar aburrido, sino todo lo contrario. Yo me resisto a eliminar partes sólo por complacer al tribunal y para que no piensen que intento impresionarlos por su volumen. Sin embargo, tampoco quisiera que esto fuera un problema para su defensa. ¿Que opináis? ¿Debo mantenerme fiel a mi propio criterio? ¿o es mejor ceder a las preferencias de otros?.

Gracias por vuestra atención. Un saludo cordial

Angel dijo...

El problema no es el número de páginas en sí sino el número de páginas irrelevantes. Si no tienen "paja" no hay problema salvo que la tesis se alargue excesivamente. Usa tu criterio siempre.

Anónimo dijo...

Hola Angel:

Gracias por tu comentario. La tesis ya esta acabada y, a mi juicio, no tiene pája. Por otro lado, estoy barajando la posibilidad de convertir algúno de los capítulos en un apédice separado.Seguiré tu consejo y sere fiel a mi criterio, pero consultaré con mi directora de tesis.

Un saludo cordial

Anónimo dijo...

Hola, he leído que estais tratando precisamente el tema que tengo actualmente entre manos. Obtuve el DEA hace dos años y quisiera empezar la tesis. Tengo una ocupación laboral en la que poco partido sacaré de una tesis (y tampoco voy a dejarla) aunque tengo muchas ganas de hacerla. Pero, ahí vana algunas preguntas a ver si, Angel, me das tu opinión:
- Dispongo únicamente de una media de 4 horas límpias al día de lunes a viernes (el ámbito de conocimiento es humanidades). ¿Lo ves factible?
- A la hora de elegir director de tesis sucede que sobre el tema que me interesa no hay nadie que se ocupe donde obtuve el DEA, de modo que tengo que buscar director en otra universidad conociendo su producción pero sin saber si se preocupa o no por sus doctorandos. ¿Cómo lo ves, me presento primero por correo electrónico y envio alguna idea y/o publicación mía? ¿Hay posibilidades de que un profesor sea receptivo a alguien ajeno al departamento? ¿es mejor proponer el tema que me interesa trabajar o sugerir algo y que sea él quién lo defina?

Bueno, muchas gracias por anticipado.

Angel dijo...

Hola, te contesto a partir de mi experiencia personal pero no soy de humanidades y pueden cambiar las cosas:
>Dispongo únicamente de una media de 4 horas límpias...
Lo veo difícil porque esas cuatro horas serán después de tus 8 horas de trabajo normal y no estarás descansado. Creo que la tesis es un trabajo intensivo de 8-10 horas/día durante una temporada.
>A la hora de elegir director de tesis...
En mi experiencia, las tesis a distancia no funcionan. Es necesario reunirte con tu director una vez a la semana y tenerlo al lado para consultar lo que vaya saliendo día a día.
Hay posibilidades de que alguien sea receptivo a una persona ajena al departamentpo pero también es raro porque normalmente se quiere gente que esté integrada y trabaje allá. Los "freelance" suelen sentirse aislados y el ambiente "de tesis", el acceso directo a la bibliografía, las conversaciones con otras personas del departamento... son fundamentales.

Lamento no pintarte un buen panorama pero llevo un tiempo en esto y prefiero darte mi opinión sincera antes que pintar un mundo de colores falso.

Anónimo dijo...

Muchas gracias. Tendré en cuenta tu comentario e intentaré solucionar los escollos que señalas de modo muy realista.

Anónimo dijo...

Tengo casi 100 paginas escritas de una tesis sobre un tema muy teorico. La cuestion es que lo tuve que dejar y ahora despues de muchos años mi directora de tesis me plantea finalizarlo pero me habla de 500-600 paginas. Actualmente doy clases en otro departamento y trabajo por mi cuenta tambien. El tema sobre el que trabajé no es algo que lleve ahora mismo entre manos, porque ni mi trabajo ni las clases que doy tienen que ver con él pero me da pena lo que llevo escrito aunque esté desactualizado. Además temo dejarlo por no poder llevar tantos temas tan diversos. Quizas debiera pedir a otro profesor del departamento en el que doy clase que me tutorice la tesis. ¿Que opinas? Estoy confuso.

Angel dijo...

Que te pide 500 páginas no es un buen síntoma. Puedes intentar lo siguiente: en una reunión haceis el índice de la tesis señalando muy claramente los objetivos a cumplir. Luego tendrías que sacarle el compromiso de que lo importante es llegar a esos objetivos y que el número de páginas será el que tenga que ser, no un volumen profijado.
De todas formas, si estás en otro departamento deberías analizar cuidadosamente un plan B: tomar otro tema diferente, relacionado con lo que estés haciendo, y valorar el esfuerzo necesario con otro director distinto. En ese caso díselo a tu directora actual procurando que no haya conflictos ni malos rollos.
Rescatar 100 páginas desactualizadas no es necesariamente una buena idea, si el tema no te interesa para la tesis no dudes en descartarlo. Toma uno nuevo y sigue las cinco directrices en pie de la letra.

Anónimo dijo...

Hola, soy un estudiante de último de biotecnología, este año me han dado una beca de colaboración para investigar en el departamento de fisiología vegetal de mi universidad, y la verdad es que estoy muy contenta allí, me llevo muy bien con mis directores de proyecto fin de grado y me gustaría continuar allí haciendo la tesis si me dan la beca FPU, sé que lo mejor para mi carrera sería irme de España pero la verdad es que ahora mismo no me apetece. El año que viene va acabar allí la tesis un chico y he visto que ya tiene tres artículos publicados en revistas de un impact factor de 3 y 4. Es en este punto donde me surge la duda, ya que en muchas ocasiones la gente te aconseja que elijas un grupo que publique bien, pero nunca te dicen qué es exactamente publicar bien, cuanto artículos por año y en revista de qué IF. ¿Alguien me ayuda con esto?.

Muchas gracias!

Angel M Felicisimo dijo...

"Publicar bien" entiendo que significa en el contexto de la tesis, que puedas tener tres artículos para poder presentarla en esa modalidad. Eso debe realizarse en un tiempo razonable, con un máximo de 4 años de plazo para no eternizarse. Hay grupos que apenas publicando, otros tienen un sistema productivo debido a sus temas de trabajo y su organización interna. Tienes que valorar cual te resulta con más garantías para tus intereses. El factor de impacto a la hora de presentar una tesis no tiene mucha importancia (siempre que lo tenga, es decir, que este el el JCR).

Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º