03 septiembre 2006

¿Qué es el cielo?

Donde el padre Kijas responde a la pregunta básica; la respuesta no es 42 pero se le parece mucho

Esta es una entrada meramente informativa, una especie de servicio público.
Ustedes se habrán preguntado alguna vez adónde van a ir cuando se mueran. La respuesta es complicada ¿arriba? ¿abajo? ¿está el cielo realmente arriba? ¿cuánto hay que subir en verdad? ¿vamos todos al mismo sitio? ¿o los cristianos van a uno y los musulmanes buenos a otro? Nada mejor que preguntar a un experto para que, con palabras claras, responda a la pregunta básica.

Entrevistador: padre Kijas ¿qué es el cielo?
Antes que nada, existe el cielo visto con los ojos de la fe, una unión con Dios, una unión que debe leerse en la óptica de los textos sagrados, en concreto con el auxilio del Antiguo y del Nuevo Testamento.
Pero el cielo es algo más profundo que esta unión. Sus características se pueden deducir de los datos bíblicos y también de nuestra experiencia, de los momentos especiales de la vida, en los que experimentamos tranquilidad, serenidad, ausencia de deseos malos y de temor.
El cielo no es un lugar material o geográfico, es más que un estado de ánimo, es nuestra interioridad, nuestro ánimo que permanece sereno consigo mismo, es experimentar la paz auténtica, vivir la alegría de la riqueza de la vida con la paz del corazón.
Yo: Aaaah...
Entrevistador (insiste): ¿qué idea tiene del cielo?
El cielo no es algo estático, la misma imaginación nuestra no lo capta como algo estático. Es un continuo acontecer, un crecimiento que avanza con nuestra llamada, nuestros deseos, nuestras mismas deficiencias.
La idea que yo tengo, común a muchos, es la de una reciprocidad hecha de diálogo, nunca un estar bien solos sino en diálogo, un reflejo de la vida de la Trinidad, comunión de personas que se aman y se donan en abundancia. Este es el estado paradisíaco, nunca poseer, sino estar abierto a las necesidades del otro, a su bien, una respuesta de amor a la petición de amor ajena.
Yo: Aaaah..

Bueno, reconozco que la idea del cielo cristiano no me ha quedado muy clara pero tal vez entre ustedes haya alguien que hable élfico y lo entienda. Otro día buscaré la idea del cielo del islam a ver me convence más o también se parece a la filosofía new age de todo a un euro.
Nota: preguntas y respuestas son exactas, aunque fragmentarias. Pueden encontrar la entrevista completa (es breve y completamente incomprensible) aquí.
"El entrevistado es el padre Kijas, franciscano conventual, polaco, quien ha sido profesor de Teología sistemática y ecuménica en la Academia Pontificia de Teología de Cracovia, para comprender cómo aparece el cielo hoy a los ojos del creyente."
¿Lo ha conseguido?

9 comentarios:

Fèlix Llopart Miquel dijo...

Ya que lo comentas: ¿qué es eso de 42? ¿El sentido de la vida es 42? ¿De donde sale esto?

Respeto al cielo yo también me he llevado una idea muy confusa, es incluso más complicado que lo de las galaxias y los agujeros negros.

Yo le preguntaria a ese hombre por el infierno, puede que allí las cosas estén más claras.

Asigan dijo...

Sus características se pueden deducir de los datos bíblicos y también de nuestra experiencia, de los momentos especiales de la vida, en los que experimentamos tranquilidad, serenidad, ausencia de deseos malos y de temor.

¡Anda, leche! Resulta, entonces, que ayer, en la final del mundial de baloncesto estuve en el cielo.

elnath dijo...

A mí también me intriga lo del 42 y cómo es el infierno para este señor.¿También será personalizado?

Angel dijo...

Lo del 42 viene de la novela "Guía del autoestopista galáctico" (también hay una película). En la wikipedia encontrareis una sinopsis sobre el asunto.

In I Go dijo...

Antes que nada, existe el cielo visto con los ojos de la fe, una unión con Dios, una unión que debe leerse en la óptica de los textos sagrados, en concreto con el auxilio del Antiguo y del Nuevo Testamento.

Según lo que dicen el Antiguo y el Nuevo Testamento, en el cielo hace más calor que en el infierno. Y es que, según parece, hay demasiada luz.

Juan Carlos Bujanda Benitez dijo...

Bajo esas deficiones, vivimos constantemente en el cielo, a veces si, a veces no, a veces no importa.

Ahora que si lo contrario es el infierno, lo mismo aplica, a veces si, a veces no y en realidad no es tan malo.

Saludos

poquetacosa dijo...

Yo, como en esto del cielo parece haber barra libre, me quedo con Valhalla: diversión, buena comida y señoras con nutritivos escotes. Y cuando llegue la hora y Odín nos llame a los elegidos a combatir a los gigantes me hago objetor de conciencia y santas pascuas.

Angel dijo...

Por eso comentaba lo de hablas con el islam, a ver qué ofrece la competencia...

aslanfirst dijo...

Hay una historia estupenda en http://www.google.es/url?sa=t&ct=res&cd=7&url=http%3A%2F%2Fwww.anecdonet.com%2Fmodules.php%3Fname%3DNews%26file%3Darticle%26sid%3D662&ei=Tz2hRYrxIoaUnQPdiMmfCg&usg=__5Hcdp8qH8B2JA-tSsnGsU7_vIoU=&sig2=IsBMgvako1SGQyeNC9rn7A
que te sugiero.
Buena suerte en tu búsqueda de respuestas.
www.anecdonet.com
Anécdotas con intención

Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º