21 febrero 2011

Gerda Taro inventa a Robert Capa. Vive rápido, muere joven...

Francisco Javier Aguilar González, general combatiente en la revolución mexicana en el bando de Francisco Villa, fue embajador de México en Francia de 1942 a 1945. Volvió a su país con recuerdos de su estancia en Europa y entre ellos había un pequeño maletín. Nadie sabe con certeza cómo llegó a su poder pero el caso es que muchos años después era propiedad del historiador Benjamín Tarver al que, parece ser, se lo regaló una pariente del general, amiga de su madre.
En ese maletín, cuya existencia se hizo pública hace muy pocos años, hay unos tres mil negativos fotográficos, unos 120 rollos tomados hace más de 70 años en la Guerra Civil española. Las fotografías fueron tomadas por Robert Capa, Gerda Taro y David Seymour. En diciembre de 2007, tras las pertinentes negociaciones, fueron enviadas al ICP (International Center of Photography)  y allí comenzó el proceso de digitalización y catálogo. Aunque algunas de ellas se han hecho ya públicas, queda aún una gran cantidad inédita.
Una de las cajas con los rollos fotográficos (de Metapedia); más fotos de las cajas aquí.
Hay fotógrafos que son leyendas y si hay uno que destaca sobre los demás es, sin duda, Robert Capa. Lo que es menos conocido es que Robert Capa no fue un personaje real sino una estrategia de marketing de su mucho menos conocida compañera Gerta Pohorylle que, a su vez, se renombró como Gerda Taro. Su historia es apasionante y triste, con un tinte épico realzado por el hecho de que todos acabaron muriendo como fotógrafos de guerra, Gerda en España, Capa en Vietnam y Seymour en Egipto.
En este punto del relato, les recomiendo la novela "Esperando a Robert Capa" de Susana Fortes. Se trata de una historia posible sobre Gerta Pohorylle y André Friedmann, basada en lo que se sabe de ellos y novelada en lo que pudo ser. Reconozco que me enganchó desde el principio a pesar de saber el final. Gerta, alemana de origen judío, huye a París al iniciarse las persecuciones nazis en 1933. Allí conoce a André Friedman, otro judío huido, con el que intentará vivir haciendo reportajes fotográficos. Al ver las grandes dificultades que tienen a la hora de conseguir trabajos se le ocurre una idea brillante: a partir de ese momento, las fotos las tomará un fotógrafo estadounidense llamado Robert Capa y ellos serán sus representantes. Capa no existe pero su firma estará en la obra de André y de Gerta que, ya de paso, se rebautiza como Gerda Taro.

Gerda Taro en uno de los rollos mexicanos
Capa se hace tan real que cuando ambos van a cubrir la guerra española Gerda llama a su pareja por el nuevo nombre y André pasa al olvido para siempre.
Juntos o separados cubren las batallas de los frentes del Ebro, Madrid y Córdoba, avances, retiradas y éxodos. Sus fotos ilustran las revistas francesas pero no consiguen lo que Gerda quería: una reacción internacional apoyando al bando republicano. En julio de 1937, apenas dos años después de conocerse, Gerda muere en la retirada de la batalla de Brunete al ser aplastada por un carro de combate. Capa lo hará mucho más tarde, en 1954, al pisar una mina en Indochina. Gerda apenas tenía 27 años y ostenta el dudoso honor de ser la primera mujer muerta como corresponsal del guerra.

André Friedmann con una cámara de cine Eyemo que usó el último año en la guerra española.
Capa fundará con Henri Cartier-Bresson y George Rodger la agencia cooperativa Magnum Photos en 1947. Allá podrán encontrar álbumes con sus fotos. Algunas de Gerda, pertenecientes a los rollos de México están en esta galería.
Les confieso que la historia de Gerda Taro me ha conmovido, parece tan reciente que el dato de que nació hace 101 años resulta extraño viendo su foto.
Por no perder el ambiente acabo de comprar Out of the shadows. A life of Gerda Taro y estoy repasando Territorio comanche, de Pérez Reverte, puntos de vista diferentes sobre la oscura épica de los corresponsales de guerra que llevan consigo el arma más poderosa ya que tiene la capacidad de transmitir la realidad y congelar el tiempo.

Gerda Taro en una foto de Capa en 1936
 Ver más en: The Mexican Suitcase, Magnum Photos. Y mucho mejor contado aquí.

11 comentarios:

Bliss dijo...

Una de las cosas que más disfruté de mi época de domcumentalista en Magnunm en España, fue la de tener a mi disposición el archivo de Capa para saborearlo a conciencia.

Alfredo Oliva dijo...

Angel, leí el libro de Fortes hace unos meses, muy interesante. No obstante, me pareció una visión muy femenina de la vida de la pareja.
Hablando de Magnum, el País sacará a partir del próximo domingo, una colección de fotógrafos de Magnum. Cada domingo un autor. También recomiendo la edición que ha sacado Magnum de un libro de gran tamaño con más de 400 fotografías de miembros de la agencia (6 por fotero). Está en la editorial Lunwerg, y creo que me costó unos 35 euros. Todo un chollo.
Un saludo

Angel dijo...

Bliss, entonces no puedo dejar de preguntarte ¿qué hiciste con el famoso "segundo rollo" que falta en una de las cajas? :-)

Alfredo, supongo que la visión femenina era esperable ya que es una mujer hablando de una mujer, algo adecuado en este caso en el que hay que meterse en la piel (supuesta) del personaje. A mí lo único que me chocó fue alguna escena erótica que queda muy pegote en el conjunto.

Alfredo Oliva dijo...

Angel, a esas escenas me refería, entre otras cosas.

Un abrazo

Anónimo dijo...

hola, soy estudiante de Formción Profesion de fotografía y me sorprendió muy desagradablemente que muchos de mis compañeros no conocieran a Gerda Taro y además fueran incapaces de nombrar una sola fotografa importante en la historia de nuestro campo... El sector femenino en este mundo está totalmente denostado

Alfredo Oliva dijo...

Bueno, no me atrevería yo secundar esa afirmación. Ahí están Dorotea Lange, Helen Levitt, Diane Arbus, Lisette Model, Nan Goldin.....

Anónimo dijo...

ummm vale rectifico: a las fotógrafas más importantes los jóvenes (y si me atrevo decir no tan jóvenes) de hoy en día no las conocen. y lo peor de todo, parece que ni les interesa...

Fernando dijo...

Buenos días. Un buen amigo tuyo me recomienda el blog. Enhorabuena. No obstante, tengo que decirte respecto al post sobre Gerda Taro, que te has olvidado del libro "Gerda Taro, fotógrafa de guerra" (Editorial Debate 2007), que escribí con motivo del aniversario de su muerte. Susana Fortes "se inspiró" en él para escribir su ficción.
Te recomiendo su lectura. Todos los datos que contiene son rigurosamente ciertos, y se aleja tanto de la "visión Fortes" como de la "visión Maspero", una mirada muy francesa y con algunos elementos que no se ajustan exactamente a la realidad.
Saludos cordiales.
Fernando Olmeda

Angel dijo...

Hola Fernando, gracias por el dato de tu libro, que desconocía. Aunque no hice una revisión a fondo de la bibliografía es extraño que no me haya salido en las búsquedas y sí, por ejemplo, el de Maspero. Enmendaré el "hueco" y tendré una visión más completa. Saludos y bienvenido por aquí.

Anónimo dijo...

Acaba de publicarse un artículo muy interesante sobre Robert Capa que se titula:
ROBERT CAPA. EL FOTOGRAFO DESCONOCIDO
Link:
http://www.arsoperandi.com/2012/06/robert-capa-el-fotografo-desconocido.html

Angel dijo...

Buen enlace, en efecto. Lo pongo en twitter.

Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º