05 enero 2008

10 reglas simples (o no tanto)

Una de las revistas de acceso libre de la Public Library of Science es PLoS Computational Biology. Aparte de su temática, mantiene una colección de artículos que titula "Ten Simple Rules" (10SR) y que puede descargarse en formato pdf. Actualmente hay 9 grupos de reglas, algunas más interesantes que otras. Empecé a traducir las 10SR para estudiantes graduados, pero ví que tomaban vida propia por lo que finalmente he decidido ponerles aquí unas cuantas de mi propia cosecha y que me gustaría que los estudiantes que se plantean entrar en la universidad leyeran.

Regla 1: la vocación es la fuerza que debe guiar tu carrera universitaria. Es un regla que en este país sonará extraña, casi ingenua, merecedora de miradas condescendientes en el mejor caso, despreciativas en otros. Vocación es una palabra en peligro de extinción, acorralada por la convicción de que el éxito viene de ganar lo más posible con el mínimo esfuerzo. Si tienes esta convicción te aviso de que la universidad no es el mejor camino. Mi consejo es que si no tienes vocación no vayas a la universidad, es una pérdida de tiempo y una frustración segura.

Regla 2: el pensamiento independiente es la característica de buen científico. Es imprescindible que, progresivamente, el universitario desarrolle un pensamiento creativo y personal y se resista a acomodarse a los tópicos de moda. Siempre se trata de un equilibrio entre el respeto al trabajo previo de los demás (aquello de ir a hombros de gigantes) y su cuestionamiento constante. Un compromiso entre la modestia de aceptar enseñanzas ajenas y el desafío de poner tus ideas en primera línea. Ambas cosas son necesarias porque sino acabaremos siendo serviles y grises o, en el extremo contrario, cranks.

Regla 3: debes ser un profesional desde el principio. Y eso se refiere a la planificación de tu trabajo como estudiante, de tu tiempo, de tu ocio, de tu descanso. Nada impide hacer de todo pero el equilibrio eficaz es difícil de alcanzar y exige madurez y decisión. Si tienes vocación (si no, no sé que haces aquí) conviértete en un profesional ya, desde el comienzo.

Regla 4: la formación es esencial para tu carrera: prepara tu mente. La buena suerte puede ser importante ocasionalmente pero un buen investigador se forma, sobre todo, trabajando: leyendo, hablando con los demás, asistiendo a conferencias y preguntando, asistiendo a congresos y preguntando, volviendo a leer. Particularmente recomiendo leer de todo, no sólo de tu especialidad; un biólogo debe leer de historia, de arqueología, de astronomía... incluso de biología. Y los demás también.

Regla 5: tu objetivo es ser bueno, muy bueno. Una frase apócrifa (cómo no, atribuida a Einstein Edison) dice algo así como que la investigación es un 10% de inspiración y un 90% de transpiración. Esta regla tiene una premisa: acostúmbrate a trabajar duro y con eficacia. Lo primero es cuestión de voluntad, lo segundo viene con la experiencia. Procura que sea más pronto que tarde.

Regla 6: estudia tu entorno y planifica. Ojalá hubieras elegido la universidad analizando la mejor opción pero en cualquier caso encontrarás profesores de todo tipo, desde los muy buenos a los desastrosos. Entérate de quienes son y busca oportunidades para ampliar tu experiencia con los mejores. Los malos son inevitables y molestos (todos los hemos sufrido) pero eso sólo es un anticipo de lo que te va a pasar también en tu vida profesional: sé hábil y analiza como superar esos obstáculos sin perder de vista que tu objetivo es aprender.

Regla 7: sal de tu pueblo. Estudiar cerca de casa es cómodo pero puede no ser lo mejor, al menos de forma continuada. Haz estancias, vete a otros países y verás diferentes formas de hacer las cosas, algo necesario para que mejores las estrategias de tu propia forma de trabajar.

Regla 8: inglés, inglés e inglés. Es el idioma de la ciencia y de la tecnología y te permitirá, además de viajar enterándote de las cosas, seguir las clases que el Massachusetts Institute of Technology o universidades de prestigio están poniendo en internet. Con toda seguridad tendrás que ir a clase en la escuela de idiomas o similares: vete, no lo dudes.

Regla 9: la modestia no es un tributo necesariamente bueno. De nuevo es un equilibrio difícil porque, por un lado, los buenos científicos que conozco no son modestos sino que tienen una seguridad en sí mismos bastante llamativa. Pero por otro saben asumir el no tener razón. Debes asumir que tu hìpótesis es buena y defenderla pero también debes saber abandonarla inmediatamente si se demuestra falsa.

Regla 10: busca retos, no te dejes anular por la mediocridad. Tanto en el estudio como en la investigación la rutina es enemiga de la lucidez. Además tenemos poco tiempo ¿por qué aburrirse quedando tantas cosas por saber?

8 comentarios:

pikaia dijo...

muy muy buenos consejos... me avergüenza decir que no cumplo más de 6, pero aún soy joven espero cambiar =P

ESO NGC Notes dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
mikel dijo...

Me quito el sombrero. Me han parecido unas reglas acertadísimas. Aunque haya llegado aquí vagando por la red, acabo de suscribirme a tus feeds.

Estudio física y no es fácil atenerse a las reglas pero bueno, se hace lo que se puede.

Un abrazo y a seguir escribiendo!

Angel dijo...

No creo que nadie las cumpla todas. En realidad podemos hacer como en "piratas del caribe": son sólo directrices ;-)
Luego cada uno hace lo que puede.

Y, en efecto, la frase del 10/90% aparece más veces atribuida a Edison que a Einstein: corregido en el post.
Saludos

Bliss dijo...

Una vez más me impresiona el hecho de que haya que dejar por escrito a modo de decálogo cosas tan de sentido común que se caen por su propio peso. Aunque en una segunda lectura me doy cuenta de que también implican un grado de madurez que desgraciadamente no tiene el 90% de la población estudiantil.

Petrusdom dijo...

Muy interesantes, yo añadiría otro: No caer en la ambición sin límites.
Saludos cordiales

Juegos de Ben 10 dijo...

Muy buenos consejos , Gracias por conpartirlos.

José Santos dijo...

Yo soy de los que piensa, que con el inglés no basta (por eso me fui de Erasmus a Alemania sin hablar ni papa de alemán). Y si, odio a la gente que dice "Yo con el inglés me sobro" y no se preocupa por aprender el idioma del país.

Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º