29 diciembre 2006

Una voz discordante

Leído en Ricardo Galli:
La tarea de la universidad no es ofrecer lo que la sociedad demanda, sino lo que la sociedad necesita. Las cosas que la sociedad demanda son, en general, bien conocidas, y para ello no necesitas una universidad, la universidad tiene que ofrecer lo que nadie más puede proveer. — E.W. Dijkstra

Edsger Wybe Dijkstra, foto tomada de EWD Archive, (c) 2002 Hamilton Richards

5 comentarios:

Topo Universitario dijo...

Cuando una persona o colectivo necesita algo, lo demanda. Por eso, no tiene sentido la frase de que la tarea de la universidad es ofrecer lo que la sociedad necesita, no lo que la sociedad demanda.

Para aceptar esa frase, uno tiene que tragar con que los que trabajamos en la universidad tenemos la capacidad de detectar necesidades que ni siquiera han sido expresadas, que conocemos lo que le hace falta a la sociedad incluso mejor que la propia sociedad. Desde mi punto de vista, hay algunas gotas de soberbia intelectual en esta frase. Imagino que otros lo verán de un modo completamente distinto al mío. Quizá sea el comienzo de un debate interesante.

Angel dijo...

Te doy mi punto de vista, que es por donde creo que va la cosa. "Lo que la sociedad demanda" es la frase de moda desde el ministerio y quiere decir, en realidad, lo que a las empresas le interesa. He desarrollado esto más en una entrada anterior "La universidad de los mercaderes"
http://golemp.blogspot.com/2006/12/la-universidad-de-los-mercaderes.html
Respecto a la otra parte que comentas, muy interesante, mi idea es que los que trabajamos en la universidad no estamos aislados en el "espacio-tiempo" sino que llevamos con nosotros muchos años de historia universitaria. Las disciplinas que se han consolidado son el resultado de siglos (literalmente) de interacciones entre la universidad y el resto de la sociedad. Es decir, no tenemos que arrogarnos el derecho o cargarnos con la obligación de decidir qué es necesario para que la cultura y la investigación sigan adelante, ya hay mucho hecho, sólo hay que mirar atrás con perspectiva y no vivir a golpe de encuesta callejera como hacen ahora los que deciden.
Ahora estoy pillado de tiempo, podemos seguir con más tranquilidad mañana.
Saludos y, por si no llego a tiempo, que tengan un buen año.

Ana dijo...

Me sumo a lo expresado con tanta lucidez por Ángel, porque el fenómeno de producir el tipo de trabajadores que los empresarios demandan es universal, y resulta mucho más evidente en los países del tercer mundo, donde vivo.

En Centro América casi han desaparecido las facultades de Humanidades y cuando un hijo dice que desea estudiar filosofía, o letras los padres le preguntan: ¿y de qué vas a vivir?

Estamos perdiendo las universidades, transformadas en unas fabriquitas de peones para la producción. De pensamiento, reflexión, investigación y demás, nada. Nada de eso sirve en un tiempo en el que los ciudadanos han dado paso a los consumidore.

Pedro Terán dijo...

"y no vivir a golpe de encuesta callejera"

Amén a eso. Qué miedo que dan.

Angel dijo...

Otra cita de Dijkstra sacada de las Wikicitas y que viene al pelo en la discusión sobre el test de Turing de hace unos días (volveremos a ella en cuanto metabolice las fiestas):
«La pregunta de si un computador puede pensar no es más interesante que la pregunta de si un submarino puede nadar.»

Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º