14 noviembre 2006

Una visión moderna del servicio a la universidad

Lo primero que me llamó la atención fue la publicidad. Entras en la web y te encuentras con un “banner” animado anunciando un Opel Corsa al grito de c'mon (?). Mientras piensas qué diablos hace eso en un sitio como éste, las imágenes cambian ágilmente a un anuncio de Macbook con precios explícitos. El resto de la portada está salpicado por media docena más de vibrantes anuncios en Flash. Abajo del todo una lista de anuncios adsense de Google y todo el conjunto plagado por ad.es.doubleclicks. Una delicia.

Y preguntarán ustedes que dónde diablos me he metido. Se lo digo: en “el portal de 985 universidades” Universia.es. Y no, no pongo el enlace porque no me da la gana, cosa que comprenderán ustedes un poco más abajo.
Universia.es es una página web enlazada desde las portadas de un montón de universidades españolas e iberoamericanas. Por su nombre y su "filosofía" se deduce que es un portal universitario, sea lo que sea tal cosa. Yo lo entendería como animado por una mentalidad de servicio a la cultura, eliminando los vicios de los portales comerciales, posiblemente bajo licencia Creative Commons, etc. (bueno, eso lo supongo yo bajo mi misma y arriesgada mismidad).
Luego, buscando en la letra pequeña (muy pequeña) nos vamos enterando de la realidad.

Por ejemplo, es obligado registrarse para usar los servicios del portal (mensajería, correo, SMS, foros...), lo cual me parece razonable. Lo que ya me mosqueó fue que al entrar en el formulario de registro me encontré con que además del alias (otros lo llaman “nick”), nos piden nombre y dos apellidos, número del documento nacional de identidad, código postal de tu residencia y fecha de nacimiento.
Y yo, que ya estoy un poco harto de que me pidan descaradamente información sobre mis datos personales, me niego a identificarme hasta ese extremo. Especialmente, no creo que mi DNI o mi edad deba interesarle a Universia.es lo más mínimo.
Con la mosca detrás de la oreja, reviso tres pequeñas ventanas que aparecen debajo del formulario.
En la primera podemos leer 5 páginas de “Aviso legal”. Con un poco de dificultad porque la minúscula ventana sólo permite ver 4 líneas a la vez. Haciendo el impertinente scroll encuentro algunas perlas de las cuales sólo les transcribo unas pocas (las cursivas son mías):
...queda prohibida la reproducción, distribución, transmisión, adaptación o modificación, por cualquier medio y en cualquier forma, de los contenidos del Web del Portal Universia (textos, diseños, gráficos, informaciones, bases de datos, archivos de sonido y/o imagen, logos,…)...
"Portal universitario", uhmmm... Y yo que pensaba que iba a tener licencia Creative Commons, no se cómo puedo ser tan memo. Sigue:
El usuario, desde el momento que se registra en PORTAL UNIVERSIA, S.A., autoriza a esta empresa a ofrecer sus servicios de comunicaciones informativas y promocionales. En caso de no querer recibir este tipo de comunicaciones podrá revocar su consentimiento en todo momento a través de correo escrito a la dirección […cortado]
Traducción: autorizo a que me envíen spam y será necesario que renuncie expresamente mediante un correo para que me hagan el favor de no llenarme el buzón con publicidad no solicitada. Esto último, por cierto, es obvio porque es sólo reflejo de la legalidad.
PORTAL UNIVERSIA no garantiza ni se hace responsable, en ningún caso ni circunstancia, de los siguientes hechos y contenidos, ni de cualesquiera daños y perjuicios que pudieran, en su caso, derivarse de los mismos:
  • Falta de disponibilidad, continuidad, acceso, mantenimiento y efectivo funcionamiento de la web o/y de sus servicios y actualización, exactitud, exhaustividad, pertinencia, actualidad y fiabilidad de sus contenidos... [...]
  • La transmisión o/y existencia de virus, otros elementos o programas lesivos para el equipo de los usuarios que pudieran afectarlos, como consecuencia del acceso, uso o examen del sitio, o produjeran alteraciones en sus documentos electrónicos o ficheros.
  • Por el incumplimiento, por parte de terceros de sus obligaciones derivadas o contraídas en relación con los servicios prestados a los USUARIOS a través de PORTAL UNIVERSIA, así como por la falta de calidad, fiabilidad, adecuación a lo ofertado, licitud, utilidad y disponibilidad de los servicios prestados por terceros y puestos a disposición de los USUARIOS en este sitio.
Traducción: Universia.es usa masivamente la publicidad en su portal pero no se hace responsable de que sea real o engañosa, ni siquiera de los contenidos propios. Tampoco de que existan virus, troyanos o cualquier otra basura en su código o alguna de sus aplicaciones...
Pero no acaba aquí la historia. En la siguiente ventanita de 4 líneas bajo el título “Política de confidencialidad” encontramos que
El Usuario garantiza que los Datos Personales facilitados a UNIVERSIA son veraces y se hace responsable de comunicar a ésta cualquier modificación en los mismos. UNIVERSIA se reserva el derecho de verificar los mencionados datos a través de las universidades correspondientes.
¿Que mi universidad va a darle a Universia.es información sobre mí para que verifique mis datos personales? ¿Que Universia.es “se reserva el derecho” de qué?
UNIVERSIA queda expresamente autorizada a utilizar tales datos para finalidades comerciales y promocionales sobre sus servicios y productos. El usuario también acepta de forma expresa que sus datos puedan ser cedidos a otras entidades colaboradoras de UNIVERSIA, con las que ésta suscriba acuerdos de colaboración con fines comerciales con el fin de tener informado al usuario de los bienes o servicios que se comercialicen, aceptando el usuario la recepción de información por parte de estas sobre cualesquiera bienes o servicios que comercialicen directa o indirectamente, en el momento presente o en el futuro. Este consentimiento a la cesión de datos, tiene carácter revocable de conformidad con la legislación vigente.
La misma historia: Universia.es se considera autorizada a usar tus datos personales, previa verificación en tu universidad, para venderlos a quien quiera. Aún así, no crean, tienen un "código ético" donde encontramos alguna perla más, por ejemplo:
En cumplimiento de la normativa vigente, PORTAL UNIVERSIA ha adoptado las medidas y técnicas necesarias para mantener el nivel de seguridad requerido atendiendo a los datos personales tratados […cortado] No obstante, el USUARIO debe quedar informado y advertido a través de este aviso de que tales medios no son infalibles e inexpugnables y por tanto UNIVERSIA no puede hacerse responsable de tales prácticas.
Leyendo toda esta basura no acabo de entender como es posible que este portal lleve el nombre de Universia para hacerse pasar por un portal universitario. Tampoco entiendo como esta desfachatez se realizó y sigue realizándose con el apoyo de la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas.
En resumen, si quieren que sus datos personales (nombre, correo electrónico, DNI…) sean cedidos a cualquiera, si quieren ser inundados de correo basura, si quieren recibir publicidad y ofertas con calidad, licitud, etc. no contrastadas, todo desde unas páginas cuyos responsables no se hacen idem de nada, no lo duden, dense de alta en Universia, el portal de 985 universidades.

6 comentarios:

In I Go dijo...

Yo creo que el mecenas que aparece por abajo tiene algo que ver en todo esto. Tanto cartelito rojo me escama.

Angel dijo...

La sede social está en la Ciudad Grupo Santander lo que apunta a una fuerte implicación y no sólo a un patrocinio desinteresado.

Anónimo dijo...

Pero de la publicidad sobre becas, premios, ofertas de equipos informáticos subvencionados por la propia Universia que... La edad, el DNi y demás, ¿No puede servir para, por ejemplo acceder a las prácticas laborales tan necesarias para los estudiantes... En fin, ni blanco ni negro.., esta gente deberá financiarse de alguna forma, no?

Angel dijo...

El mecenazgo es una contribución desinteresada del mecenas para el desarrollo del arte o la ciencia. Aquí, el "mecenas" parece más bien aprovechar un mercado potencial para sacar todo el rédito posible sin que el "desinterés" aparezca por ninguna parte.
Independientemente, hay cosas que son infumables, no las repito porque están en el post.
Un portal de empleo puede hacerse sin caer en la venta de datos personales (ofertas de la empresas y relación directa del aspirante con ellas) que es de lo más grave que tiene la página.
Mira http://empleo.unex.es/ para ver un portal de empleo que se acerca bastante más a lo que, en mi opinión, debería ser.

Anónimo dijo...

Ángel, con no registrarte basta. Nadie te obliga.
Por otra parte, hasta tú número de móvil es público y accesible a través de internet (además por supuesto de tu cuenta de correo electrónico).
Entiendo que el patrocinio que el BBVA y otras instituciones privadas hacen a tu grupo de investigación es igual de perverso ¿no?.
Buscando en internet encuentro que el 70% del capital de este portal pertenece a las universidades y que el Santander pone el dinero y les cede los títulos gratuitamente. Indagando un poco más descubro que el capital social ascendía a más de 50 millones de euros en el 2003 (supongo que habrá crecido desde entonces). Deduzco por tanto que en aquel momento el Santander había regalado a las universidades unos 35 millones. No está mal ¿no?
Ángel, yo me documentaría un poco más antes de hacer semejantes juicios de valor.

Angel dijo...

Pues revisado el post no encuentro que rebatas ninguna de las cuestiones que a mí me escandalizan. Desde luego es cuestión de opiniones y a mí no me parece bien en enfoque especialmente en la gestión de los datos personales y la ausencia de responsabilidades en la posible publicidad engañosa.
Que basta con no apuntarse es obvio pero no es relevante para la discusión. Finalmente, que el Banco X "regale" dinero me parece estupendo pero tampoco cambia las cosas que critico. También es obvio que mucha gente, entre otros los rectores, no son de la misma opinión que yo porque les ha parecido bien la iniciativa. Admito esa visión y pido que se admita también la mía.

Respecto a mis datos y el grupo de investigación en el que estoy.
Mis datos son públicos porque yo lo he elegido así, incluido en móvil que es el de trabajo. Soy funcionario y entiendo que esos son mis datos profesionales, no personales y que *deben* ser públicos. De hecho, recientemente he publicado un post sobre la necesidad de que los curricula de los funcionarios universitarios sean públicos. Pero, insisto, esos son datos profesionales.
El patrocinio de la Fundación BBVA (no del BBVA, distinción creo que importante) ha sido ganado en durísima competición en una convocatoria pública de financiación. No nos lo dan alegremente. Lo mismo con la Junta de Extremadura.
Y hay que tener en cuenta que nuestro grupo de investigación como tal o nosotros a nivel personal no nos llevamos un solo euro de nada de eso y que todo el dinero, incluido alguno personal cuando hace falta, se destina a investigación que luego, como verás en nuestra web, hacemos pública.
Creo que no es el mismo caso.
Saludos.

Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º