08 noviembre 2011

El Proyecto Gran Simio se mete en un barrizal

El Proyecto Gran Simio es una iniciativa que persigue dar a los grandes simios (chimpancés, gorilas, orangutanes y bonobos) algunos derechos como los de la vida, la libertad y no ser maltratados. Sin venir a cuento, el PGS se ha metido en un barrizal absurdo. Un barrizal que no contribuye en nada a su prestigio porque supone apoyar iniciativas pseudocientíficas como la que les cuento a continuación.
El hecho es que el PGS ha financiado una excursión expedición al Amazonas. Nada que objetar salvo que entre los objetivos de dicha expedición aparece uno un tanto peculiar: "la búsqueda del mapinguari, una especie de animal integrante de las diferentes culturas nativas pero sostenido como real, teniendo pruebas científicas de su existencia" (noticia en su web del 7/11/2011, sin enlace directo).
¿Y qué diablos es el mapinguari? La respuesta más corta es: nada. La más larga definiría el mapinguari como uno de tantos mitos como el yeti o el monstruo del Lago Ness que alimentan la inexistente disciplina llamada "criptozoología", caracterizada por la búsqueda de animales también inexistentes con un contrastado éxito del 0%. Ya hablé en otras ocasiones de cosas semejantes, llevadas a cabo por gente de muy dudosa seriedad como en En busca del ninki-nankaEn busca del orang-pendek, El caso del criptotigre acartonadoNueva gansada criptozoológica, Pterodáctilos en una pajarera o la muy visual por las fotos ¿Dinosaurios en el siglo XIX?
El caso es que el Proyecto Gran Simio se embarca en una excursión absurda, gastando un dinero que podría dedicar a cosas serias. Cómo ha llegado a esto es un misterio pero podemos iluminar un poco la escena mirando quién es el director de dicha expedición, una persona llamada Luis Jorge Salinas.

Un sello brasileño (?) con un megaterio.
Don Luis Jorge se autodefine como "autodidacta explorador autor" y tiene dos blogs. En uno de ellos promociona un libro ("Amazonas ¿Pleistoceno Park?") sobre sus encuentros con el susodicho mapinguari, al que asigna taxonómicamente al "grupo xenarthra pilosa,genero megalonyx" (sic). Basta confirmarles que no hay ejemplares capturados, ni cráneos, ni fotografías, ni videos, ni análisis de ADN, ni... nada. Hay que confiar en su palabra para otorgar veracidad a la existencia del estos animales que él afirma son perezosos gigantes "que han sobrevivido a las glaciaciones y habitan la selva amazónica".
En su segundo blog afirma un hecho aún más asombroso que haber descubierto un fósil viviente: haber descubierto dos. Aquí habla de un reptil bautizado por él mismo como "stegolagarto amazonensis". ¿Qué evidencias hay de su existencia? Las mismas que del mapinguari: cero.
Don Luis Jorge ha logrado publicar una reseña en Paleo, una revista de divulgación paleontológica argentina. El primer párrafo es maravilloso (las faltas de ortografía son originales aunque no se las atribuyo a él necesariamente, la revista tiene problemas de revisión):
Luis Jorge Salinas, un explorador de 49 años, publico un libro donde rebela haber visto en la selva una manada de grandes criaturas, y al hacercarse a uno de ellos vio que eran bípedos, de unos tres metros y enormes garras. 
Impresionante ¿no? El resto es similar hasta rellenar tres páginas con la más absoluta nada.
La cosa es que, en mi opinión, al Proyecto Gran Simio se la han dado con queso: financia una expedición inútil dirigida por una persona sin formación científica y con objetivos que no parecen encajar mucho con el proyecto original sino en sus propios sueños o delirios.
Para terminar volvamos a la web del PGS donde afirman que existen pruebas científicas de la existencia del mapinguari. La pregunta es obvia ¿les importaría mostrarlas? Y una segunda pregunta ¿van a seguir financiando expediciones criptozoológicas?

4 comentarios:

Jordi Galbany dijo...

¡Qué vergüenza! Y qué lástima que iniciativas como el PGS estén relacionadas con sujetos como éste…

Angel dijo...

He hablado con los del PGS y no entran en el problema. Su argumento es que, ya que se va, hay que "tener la mente abierta", y mirar si hay por ahí bichos de estos, lo cual facilitaría la protección del lugar. Son formas de ver las cosas que, en mi opinión, son erróneas.

Syngamus dijo...

Buena entrada!
La web de la Paleo ésa es insoportable...

kurilonko dijo...

¡¡Recrestas!!, por simple y pura curiosidad fuí a darme una vueltecita por esa web y enterarme de primera mano en qué consiste el PGS.
Alcancé a llegar hasta la línea 22 y me comencé a sentir estúpido, ahí lo dejé.

Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º