03 agosto 2008

Cómo se hizo "Las pardelas tienen GPS pero no le hacen caso": introducción.

Donde debatimos sobre el acceso abierto y sus circunstancias

Tenemos ya en prensa un artículo en PLoS One que hemos titulado "Ocean surface winds drive dynamics of transoceanic aerial movements". Este trabajo trata de las relaciones entre los "ocean wanderers" (aves que realizan migraciones de miles de km sobre los océanos) y los vientos marinos.

El artículo se publicará en internet el miércoles 13 de agosto y será de libre acceso. Hasta esa fecha estamos "embargados", es decir, no podemos dar detalles del asunto. Por ese motivo hoy les comento algunas cuestiones sobre esta revista, su modelo de publicación científica y nuestros motivos para intentar publicar en ella. Para el 13 tendré preparado un par de posts donde ya les contaré la historia del artículo, las técnicas que usamos, los resultados y los entresijos, fracasos y éxitos, de este trabajo que nos ha llevado unos tres años ver finalizado.

PLoS ONE es una de las revistas de la Public Library of Science, una iniciativa de publicación científica con tres novedades interesantes: a) se trata de una asociación sin ánimo de lucro (y, consecuentemente, sus cuentas son públicas), b) todos los artículos que publican son de acceso abierto y c) el acceso abierto se financia por parte de los autores que deben pagar una cuota por artículo. Todo, incluyendo las publicaciones, se acoge a una licencia Creative Commons que permite

...unrestricted use, distribution, and reproduction in any medium, provided the original author and source are credited.

Nota para los suspicaces: el pago se negocia después del proceso de revisión y se puede solicitar una reducción o incluso la exención de la cuota si no puedes pagarla.

La aventura PLoS comenzó en el año 2002 y, aunque aún no ha conseguido la autofinanciación y depende parcialmente de donaciones, sí ha logrado dos cosas. La primera es conseguir que se perciba el acceso abierto a los artículos científicos como algo normal en vez de extravagante o anecdótico. La segunda ha sido demostrar que el acceso abierto no es incompatible con revistas de alto impacto (ver más abajo) ni con artículos de alta calidad.

PLoS no ha sido necesariamente bien recibida por otras revistas con el modelo de negocio clásico basado en acceso cerrado, suscripciones y pago por descargar artículos. Un ejemplo de estas reacciones fue un comentario publicado en Nature hace un mes en la sección de News y firmado por Declan Butler (ligado al Nature Publishing Group desde 1993) donde arremete contra el modelo económico de PLoS y afirma que han tenido que acudir a bajar el nivel de calidad para recaudar más. Basta con leer el título para hacerse una idea:

PLoS stays afloat with bulk publishing, algo así como "PLoS se mantiene a flote con publicación a granel".

Lamentablemente no es posible leerlo completo porque es de acceso cerrado :-P

Butler acusa a PLoS de dos cosas: de mantener un modelo económico insostenible y de publicar artículos mediocres("sub-standard") precisamente en PLoS One, nacida apenas hace un año y medio (diciembre de 2006). Dice que se trata de una revista donde se aplica un ’light’ peer-review y donde cuela todo lo que no sea manifiestamente erróneo o impresentable. Se trataría de artículos que se aceptan sólo por recaudar la cuota del autor.

La afirmación de Butler ha sido fuertemente contestada en los comentarios a su artículo. En general, se considera que el artículo es sesgado y tendencioso. Otros van más lejos indicando que el hecho de utilizar a uno de sus rottweilers (sic) contra PLoS es indicador de la preocupación de Nature por proteger su propio negocio. Otros son breves y sintéticos jugando con la terminología de Butler:

Maybe "Nature" should be more careful not to publish sub-standard commentary...
Tal vez Nature debería poner más cuidado en no publicar comentarios sub-standard.

Aunque Butler no parece el más adecuado para abrir la boca al tener intereses en Nature, su opinión puede ser acertada. O no. Sólo hay una forma clara de rebatirla o confirmarla.

Lo que se debate en el fondo es la viabilidad del modelo económico del acceso abierto. PLoS aspira a autofinanciarse en unos pocos años aunque sigue necesitando el apoyo filantrópico que le dan dos fundaciones privadas (9 M$ de la Gordon and Betty Moore Foundation y 4 M$ de la Sandler Family Supporting Foundation).

Para llegar a su objetivo PLoS necesita convencer a los científicos de que deben publicar en sus revistas. Eso sólo se consigue mediante factores de impacto altos y una buena política de difusión. Los primeros valen para nosotros, los que necesitamos consolidar un currículum de buena calidad. Lo segundo atrae a las "vacas sagradas", aquellos investigadores consolidados que lo que quieren es la máxima difusión de sus trabajos, independientemente del medio en el que se publiquen.

Algunas cosas están bien conseguidas: PLoS One es una revista conocida por todo el mundillo científico y tampoco se ha descuidado el marketing social. En España, un país con medios no muy acostumbrados a la difusión científica, han salido en los diarios nacionales una docena de estudios publicados en los últimos meses.

Respecto al factor de impacto, PLoS tiene 6 revistas en los índices de JCR (todas las que, por tiempo de vida, puede tener). Con apenas de cinco años de existencia (algunas revistas aún menos) ha obtenido lo siguiente:

PLoS Biology llegó al 13.9 el primer año que tuvo factor de impacto (2004) y se ha mantenido estable. PLoS Medicine tiene el siguiente registro: 8.4 en 2005, 13.8 en 2006 y 12.6 en 2007.

PLoS Neglected Tropical Diseases o el mismo PLoS ONE no tiene FI debido a que éste se calcula con las citas de los dos últimos años y aún no han cumplido ese tiempo de existencia. Cabe señalar que PLoS ONE no va a tener FI espectaculares debido a que publica una cantidad elevada de artículos que luego figuran en el denominador de la ecuación (núm. de citas / número de artículos). Esto no es algo inusual y, por ponerles un ejemplo diferente, los PNAS (Proceedings of the National Academy of Sciences of the USA) han publicado nada menos que 3494 artículos en el año 2007. En el bienio 2005-2006 publicaron 6506 que acumularon más 62000 citas lo que ha generado un FI de 9.8.

PLoS conseguirá cerrarle la boca a Butler si consigue que la comunidad científica la respete. Y eso se demostrará citando sus trabajos pero tendremos que esperar a mediados de 2009 para saberlo.

Respecto al debate Butler, uno de los comentaristas llama la atención sobre la curiosa circunstancia de que en el mismo número de Nature, tres de los diez artículos destacados de la semana son de PLoS y dos de ellos del "sub-standard" PLoS ONE (!).

Respecto al "light peer review", Butler afirma lo siguiente:

... referees only check for serious methodological flaws, and not the importance of the result.

... los revisores sólo comprueban defectos metodológicos serios y no la importancia del resultado.

Sería muy bueno que Butler hubiera justificado la afirmación anterior (cosa que no hace) porque entra en conflicto con los criterios de PLoS ONE:

  • Content must report on original research (in any scientific discipline).
  • Results reported have not been published elsewhere.
  • Experiments, statistics, and other analyses are performed to a high technical standard.
  • Conclusions are presented in an appropriate fashionand supported by the text.
  • Techniques used have been documented in sufficient detail to allow replication.
  • Reports are presented in an intelligible fashion and written in standard English.
  • Research meets all applicable standards, including the Helsinki Declaration, with regard to the ethics of human and animal experimentation, consent, and research integrity.
  • Report adheres to the relevant community standards for research, reporting, and deposition of data.

Es decir, se exige lo mismo (y no es poco) que en cualquier otra revista científica.

Respecto a nuestra experiencia particular, el artículo pasó por un editor asociado y por tres revisores. La historia, en breve, ha sido:

  • 31-3-2008 Enviamos el trabajo a PLoS ONE.
  • 24-5-2007 Recibimos un correo de la revista donde nos piden una lista de posibles revisores de nuestro artículo.
  • 26-5-2008 Enviamos la lista con seis revisores que consideramos adecuados (nota: no conocemos personalmente a ninguno).
  • 27-6-2008 Recibimos los informes de los tres referees y las condiciones del editor para que revisemos el artículo.
  • 15-7-2008 Enviamos el artículo revisado y una carta al editor donde justificamos nuestra reacción a cada una de las observaciones de los revisores.
  • 20-7-2008 Recibimos la confirmación de que el artículo ha sido aceptado.
  • 29-7-2008 Nos piden una versión periodística para difundir en webs de novedades científicas.
  • 02-8-2008 Nos comunican la fecha de publicación: 13-8-2008.

Pero, claro, esta es sólo la historia de la publicación porque la del trabajo comenzó bastante antes, un verano del año 2003. Estaba dando un curso en Barcelona y conté el trabajo que estábamos haciendo sobre dispersión de plantas por el viento y que aún no había sido publicado (ver Cómo se hizo "A los musgos se los lleva el viento" en cinco partes: 1, 2, 3, 4 y 5). Jacob, uno de los asistentes y hoy coautor del artículo, ató cabos y se dio cuenta que podíamos unir esfuerzos. Me propuso realizar un análisis similar pero cambiando de sujetos: de elementos pasivos (trozos de musgos, esporas...) pasaríamos a gente de vuelo activo: aves migradoras oceánicas. Estas aves realizan migraciones a enormes distancias pero sus rutas son aparentemente extrañas ya que no siguen seguir la opción de menor distancia posible. ¿Tendrían que ver los vientos con esta conducta? Jacob tenía los datos y nosotros las técnicas de análisis.

11 comentarios:

Alfredo Oliva dijo...

Me parece una estupenda decisión que hayáis enviado vuestro trabajo a una revista de acceso abierto. Yo envié uno de mis últimos manuscritos a una revista similar, en la que pagamos los autores, la International Journal of Clinical and Health Psychology (http://www.aepc.es/ijchp/). Se trata de una revista española que en los últimos años ha adoptado el sistema de cobrar a los autores, y que ha experimentado un éxito espectacular, hasta el punto de convertirse en la revista de psicología con mayor índice de impacto en nuestro país (2.9). Tal vez pueda parecer bajo a quiénes trabajáis en otros campos, pero para una revista de psicología no está nada mal, y casi triplica a su inmediata perseguidora PSICOTHEMA, que curiosamente también ha adoptado el mismo sistema.
Sin duda Nature es una grandísima revista, pero no está exenta de críticas. Su política de difusión mediática (todos los miércoles su gabinete de prensa envía un comunicado a los medios de comunicación con los resúmenes de los trabajos que aparecerán el jueves siguiente) hace que lo que publica tenga una enorme repercusión. No obstante, esa interdependencia entre Nature y los medios de comunicación, condiciona en más de una ocasión la selección de artículos, que depende más del editor que de los comentarios de los revisores. Sirvan como ejemplos algunos de los artículos publicados en Nature, como el que apareció en la semana de la festividad de los Reyes Magos de 1996 sobre los efectos analgésicos de la mirra; o el publicado el 13 de febrero de 1998 acerca de la preferencia de los humanos sobre besar girando la cabeza hacia la derecha “Human Behaviour: Adult Persistence of Head-Turning Asymetry”. Sin duda, ambas fueron unas aportaciones capitales al avance de la ciencia.

Angel dijo...

Hola Alfreso
Si nos limitamos estrictamnente al campo de la teledetección y fotogrametría, donde tenemos dos trabajos, la revista de mayor FI es IEEE Transactions on Geoscience and Remote Sensing: 1.5
No conozco cual es la mediana de los factores de impacto pero debe estar alrededor de 1.
PLoS ONE tiene un valor añadido que es la posibilidad de comentar y debatir en la propia web del artículo, más o menos al estilo de un blog.
Respecto a los artículos espectáculo hay en todas, sin duda, pero los FI de Nature y Science son porque una buena parte del contenido es de gran calidad y/o de temas candentes y en constante avance.

Arturo dijo...

Pues nada, enhorabuena y ya veremos a mediados de agosto como ha quedado la publicación (aunque seguro que me suena chino). Por lo demás ni idea de la existencia de estas revistas del PLoS. Está claro que las revistas libres son parte del futuro, aunque no es menos cierto que hay bastantes dificultades para su desarrollo si no tienen vías de financiación estables y científicos contrastados que den el paso de publicar allí (incluso sin tener todavía FI). Está claro que al resto de precarios no nos queda otra que intentar colar nuestros mejores trabajos en las mejores revistas posibles, sean del tipo que sea, pues en la mayor parte de la ocasiones (Dios salve a la Geografía francesa) es la que nos da "nombre" y CV serio.

Por cierto, en mi campo de estudio (climatología) la mediana de los impact factor es de 1.5.

Angel dijo...

El título es un poco críptico tomado a palo seco y sin agitar pero creo que el trabajo se entenderá bien. En cualquier caso haré aquí una versión "para personas humanas", que siempre será mejor que leerlo en guiri.

Lanarch dijo...

Cómo me alegra que haya gente cuyo trabajo es realmente útil, y que además disfrute con ello. La gente como vosotros es la que hace avanzar al mundo, ¡gracias!

Vale, comentario sin mucho contenido, pero creo que os dicen esto lo bastante poco como para que merezca la pena repetirlo de vez en cuando.

Anónimo dijo...

Me sumo a las enhorabuenas por la publicación.

En cuanto a la opción del acceso abierto, no puedo dejar de estar de acuerdo con tu punto de vista. Sólo una pega en relación con las revistas que cobran por una difusión libre. Aunque el pago de la publicación se puede negociar, como indicas, no hay que ignorar que en la práctica probablemente constituye una barrera disuasoria para una gran proporción de grupos de investigación españoles, con presupuestos bastante limitados. ¿No resulta más interesante la posibilidad de emplear modelos de acceso abierto que no implican el cobro a los autores?

David

Angel dijo...

Tienes razón en que es una barrera: o tienes financiación de un proyecto o lo pones de tu bolsillo. En nuestro caso tenemos un proyecto de algo más de 30000 euros que puede financiar esto sin problemas pero eso es coyuntural y no generalizable, especialmente en países en desarrollo.
La única opción para que todo fuera gratis sería una iniciativa institucional, por ejemplo de la UE, que fundara algo similar a la PLoS, con una revista por disciplina científica y con cargo a los presupuestos de la UE. Lamentablemente estamos lejos de esa iniciativa.

i75mara dijo...

Tenía alguna referencia sobre PLos One porque suelo visitar algunos ScienceBlogs y uno de ellos, Blog Around The Clock, pertence al parecer al manager de la comunidad online de Plos One. Te dejo la dirección por si te interesa:

http://scienceblogs.com/clock/

En mi caso no estoy metido en investigaciones ni nada parecido. Lo mío es el software libre. Así que como entenderás me resulta muy interesante todo este tipo de inciativas, como Creative Commons, que defiendan el acceso libre a la información, el 'derecho a leer', como lo llama Richard Stallman..

También me sumo a la enhorabuena por la publicación. Te sigo leyendo.

Miguel Ángel

Angel dijo...

Liberar datos, métodos y herramientas son caras distintas de la misma idea y es conveniente que nos conozcamos los unos a los otros. En mi caso, tanto de investigación como de docencia estoy moviçendome poco a poco hacia software libre. Hay aplicaciones difícilmente sustituibles pero todo se andará.
Por cierto, si te fijas en la parte de abajo de la página de PLoS verás que usan Fedora Commons para la gestión de contenidos, almacenamiento, etc.
Saludos

divad dijo...

Enohrabuena por el trabajo y por la decisión de publicar en PLOS one, yo trabajo en genética humana donde el rango de revistas es amplio, pero creo que las revistas de acceso abierto deben ser el futuro. ¿qué tal con el blog que tienes que mantener como autor sobre el artículo?¿te genera mucho trabajo?

Angel dijo...

Lo del blog es relativo. Es evidente que escribir lleva tiempo y como me gusta documentarme lleva algo más aún. Mi costumbre es sentarme en el sofá a partir de las 10 de la noche y esbozar temas. Luego, algunas tardes que esté cansado de mi trabajo normal remato los posts con más tranquilidad. El lado bueno es que le pillas el gusto, lees más de lo habitual y si ves que la gente te lee te hincha el ego :-)

Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º