30 mayo 2013

Yo objeto (a la educación laica)

Este país va ha tomado rumbo a la Edad Media. Los viajes en el tiempo parecían imposibles pero un par de ministros alentados por ciertos grupos (capaces, parece, de decir cosas como esta) lo están consiguiendo sin despeinarse demasiado.
Hace un par de años redacté con un "manifiesto antilaico" ironizando sobre cosas que creía yo, inocente, que eran patrimonio de los ámbitos fundamentalistas en los EE.UU. Aprovecho hoy, con la que está cayendo, para retomarlo y ponerlo en boca del puñado de cavernícolas, pocos pero poderosos, que están detrás de las decisiones tomadas o anunciadas sobre la educación pública y la justicia. Hablando de las asignaturas en la educación, manifiesto que:
Objeto a la asignatura de Ciencias Naturales porque no tiene en cuenta la dimensión transcendental del hombre y sugiere que somos esencialmente iguales al resto de seres vivos.
Objeto a la asignatura de Matemáticas porque se desarrolla en un mundo autosuficiente, donde ningún dios aparece para igualar las ecuaciones.
Objeto a la Literatura porque habla de libros que nunca deberían haber sido escritos y cuya lectura debería estar prohibida porque sólo es necesario un único Libro.
Objeto, por supuesto, a la Física y la Química porque sugiere que todo funciona obedeciendo leyes comprensibles y que podemos entender sin intermediarios.
Objeto, faltaría más, a la educación en general porque cuanto más se sabe de este mundo menos se echa en falta que exista otro.
Objeto a mi vocación, la ciencia, porque por lo visto es cosa del demonio y yo, ejerciéndola, me convierto en su seguidor.
Objeto, ya puestos, a la inteligencia, porque si la uso Logos, que habla interpretando a Dios, me condena a la tortura eterna y además ella parece muy feliz tras renunciar a la razón.
En resumen, un mundo que se reduce a un libro de cuentos donde se ha renunciado a lo que nos hace humanos: la curiosidad, las ganas de entender y el instinto de iluminar la oscuridad. Sigan con salud mientras puedan.

6 comentarios:

TE ATRAPARE dijo...

Aun estando de acuerdo con la mayor parte de tu artículo, debo discrepar sin embargo en algunos detalles.
Si bien es cierto que los conservadores españoles han conseguido ganar una pequeña batalla, consiguiendo una victoria pírica diría yo, no menos cierto es, que la otra parte de la sociedad, la que cree más bien en el laicismo y la que cree en el humanismo bien entendido. Primero: no ha sido derrotada y por lo tanto aun sigue allí en frente, donde siempre estuvo, tú de hecho con tu artículo eres una prueba de ello. Segundo: Creo que no se puede retroceder mucho, porque con la tecnología de hoy en día y lo bien informada que esta nuestra juventud, será difícil por no decir imposible, volver a los años 50. Simplemente para mi es ya inverosímil, de no mediar una catástrofe, tipo la que asolo a los dinosaurios. Cuando una sociedad, ha dado el salto tan grande que ha dado la nuestra y de forma tan potente, la gente nunca querrá volver a una sociedad intolerante y retrograda. Ni tan siquiera dentro de los militantes del PP, seria tolerable una vuelta tan para atrás. Estoy convencido, que la mayoría de los votantes del PP nunca aceptaría retroceder tanto en los derechos sociales, me atrevería a decir, que ni siquiera en los ambientes religiosos cristianos, estaría bien vista una excesiva intolerancia o un excesivo retroceso. Simplemente, hay cosas que una vez se han probado ya no se dejan. La libertad individual, experimentada por la sociedad y el bien estar que ha resultado de la misma, han quedado impregnados en la misma para siempre y no podrá ser borrada ni eliminada.
Para mí, son solo fantochadas para contentar algunas partes sensibles de su electorado (el de extrema derecha) y así mantenerlos calmados y tranquilos, a la par de controlados.
El peligro de retroceso real, reside más bien, en la inmigración musulmana y sus costumbres medievales, como se está viendo en Francia, donde tienen un problema muy importante. Una muestra de los problemas de retroceso sociales que conllevan las costumbres musulmanas, son las manifestaciones anti gay, donde los conservadores franceses, se han visto arropados, ayudados y alentados, por la mayor parte de los musulmanes en sus protestas y manifestaciones anti bodas gays .
En fin, solo pretendía poner unas notas de optimismo a tu mensaje, un saludo.

Angel dijo...

Gracias por el comentario. Matizo que, independientemente de que yo sea más o menos optimista o pesimista, la involución ya se está dando y no veo la reacción social. Ahora ya hay mucha gente que no está en la situación de bienestar de hace solo 5 años ¿dónde está su reacción?
Cierto que las salvajes leyes de la sharia son preocupantes, está claro, pero tampoco quiero perder de vista lo que ya tenemos dentro, empezando, por ejemplo, por la ley del aborto que pretende Gallardón.
Mi impresión es que la mayoría de nuestra sociedad está dispuesta a aguantar lo que le echen, espero equivocarme. Saludos.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Anónimo dijo...

Tal y como está el tema, a uno le dan ganas de objetar hasta de la "ciencia"(en su organización formal en este país); al final todo es una cuestión de parentesco, como en la mitología griega...

Véase este artículo publicado hoy mismo en El Mundo:
http://rsocial.elmundo.orbyt.es/epaper/xml_epaper/El%20Mundo/30_06_2013/pla_11014_Madrid/xml_arts/art_16124822.xml?SHARE=6C23C0F29C6C4F158F7CA6264B4863050D6EAD13B40A333646796BBBDEDA1674AA35C376B72DFC5355D1AED6CFD4972BB7C6516A0B4129EE1B447B506802B5EF6171AB689EC508EB02200DAA942B85CC1C0E96600B344D23F56D38CAB4A90AB5

Oliver

Angel dijo...

Lo que hay que hacer es intentar cambiarlo.

Ana dijo...

Ay! Y mis libros? Hoy sí me puse triste.

Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º