01 enero 2011

[Breves] La UNESCO y sus malvados planes

Para conspiraciones las del obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, en una homilía en la Catedral de Córdoba, el pasado 26 de diciembre de 2010:
El “ministro” de la familia en el gobierno del Papa, el cardenal Antonelli, me comentaba hace pocos días en Zaragoza que la UNESCO tiene programado para los próximos 20 años hacer que la mitad de la población mundial sea homosexual. Para eso, a través de distintos programas, irá implantando la ideología de género, que ya está presente en nuestras escuelas.
¿No se lo pueden creer? Lean la homilía en una fuente no sospechosa. Ahí don Demetrio nos desvela entre otras cosas como cambiarse de sexo sin esfuerzo:
Según la ideología de género [impuesta por la UNESCO en las escuelas], uno no nacería varón o mujer, sino que lo elige según su capricho, y podrá cambiar de sexo cuando quiera según su antojo.
Hay más cosas jugosas como, por ejemplo, plantear que el divorcio va contra un supuesto "proyecto de Dios", olvidando que el divorcio que critican afecta solamente al matrimonio civil que, por otra parte, la iglesia católica rechaza porque no es sacramental. Coherencia ante todo.
Es una pena que no me enterara de esto hace unos días, hubiera colado perfectamente como inocentada. Lo que ya no es tan gracioso es tener a esta gente arengando en los púlpitos en este décimo año del siglo XXI.

5 comentarios:

Lanarch dijo...

Tú ríete, pero me han descubierto. Planeo crear un gas que vuelva gays a todos los hombres heteros, ¡y solo yo tendré la vacuna! ¡Seré el único tío al que puedan recurrir las mujeres! ¡BWAHAHAHAHAHA!

elGolem dijo...

Diablos, me recuerdas al Dr. Doofersmith...

Anónimo dijo...

Que la pretensión es imponer "como sea" la basura de la iedología de género no se puede dudar. Que los diversos organismos de la ONU tienen una "agenda" política (una orientación extraordinariamente ideologíazada) pues tampoco. Y si estamso en que ese organismo de la ONU está por esa ideología, los numeros pueden ser el 50%, el 25% o "lo que sea razonable".

Contra quien tendríais que arremeter es contra lo que prentenden que el género es una opción que a las personas se les presenta en algún momento de su vida y que esta puede orientarse mediante la educación. Es lo más parecido a la pseudociencia si descontamos las predicciones-parida que expelió en su día el club de Roma.

Los curas lo único que pretenden es negar la mayor de ese estúpido planteamiento (con lo que estoy de acuerdo) y denunciar lo peligroso que es que una parida pseudicientífica oriente las acciones de una organización con tanto poder como la UNESCO (con lo que también estoy de acuerdo).

No sólo, yo ateo, le perdono lo del 50% de homosexuales, es que creo que es muy posible que algún chalado de la UNESCO se lo haya transmitido así al cardenal. Al fin y al cabo, al Bobo Solemne le hemos oído paridas que nos han hecho sonrojarnos a todos los españolitos y la "morritos" tiene un nivelazo intelectual a la altura de su jefe (a ver si un cargo público no va a poder escoger "a quien le salga de los cojones", entre otras) y al de la "catenaria" ("los dineros públicos no son de nadie"). Es decir, tenemos inútiles de mucho poder diciendo paridas en España ¿por qué no en una organismo dado a parecida ideología-basura como la UNESCO?

Además, antes me creo a un cardenal que a un analista que como único argumento (tórpemente implícito) invoca la imposibilidad de que un burócrata diga una parida. Me creo que le han hablado del 50%.

Rick Blane dijo...

La iglesia cada vez tiene menos influencia en la sociedad, expectaculos como el de ayer de la "Misa de las Familias" es lo máximo que pueden movilizar, todo ellos gente fanatizada y con presencia de bastantes monjas y curas, que por cierto, tienen prohibido formar familias...aunque sea entre ellos. Con homilias como esta y las declaraciones habituales de la cúpula de la iglesia confirman que son una secta: sólo emiten mensajes para contentar a sus incondicionales y los demás ciudadanos se la traen al pairo.

Jan Marien dijo...

Lo raro es que en ningún testamento se lee que María y José se casaron. Y es obvia que María tuvo un hijo fuera del matrimonio. José sólo se conformía en el asunto porque el autor del adulterio estaba tan poderoso.

Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º