16 noviembre 2010

Hace dos mil años

Hace tiempo murió un ciudadano romano residente en Colonia Iulia Augusta Emerita. Un artista le hizo un retrato para que quien visitara su tumba pudiera recordarle tal como era al final de su vida. Sin que sepamos la razón, la necrópolis se abandonó y cayó en el olvido. Durante dos mil años su busto en mármol estuvo oculto, enterrado entre otros restos. Tras el abandono de un cuartel militar, la zona comenzó a excavarse hace pocos años. En octubre del 2009, el retrato salió de nuevo a la luz y hoy podemos verlo en una exposición temporal en el Museo de Arte Romano de Mérida.


Notas sobre las fotografías: la iluminación en el Museo es muy pobre y no dejan usar trípode (ni flash, claro). Estas dos fotos son las únicas que conseguí nítidas de más de veinte. Hubo que hacer una corrección de blancos ya que el foco que ilumina esta pieza tiene una temperatura de color de 2400 K y lógicamente las fotos salen rojizas.  
Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º