04 septiembre 2010

Rebuznos en la universidad

Hace un tiempo critiqué a mi universidad por caer en una trampa absurda: aceptar asignaturas de contenido religioso como de libre elección (ver Excmo. 0 - Rvdmo 1). Un post un tanto ácido que terminaba
Ahora barra libre ¿por qué no acordar con musulmanes, budistas, testigos, cienciólogos y demás peña acuerdos semejantes? ¿O es que la UEX ha decidido que la religión católica es la única y la verdadera?
Luego podemos invitar a Rappel o cómo se llame el capullo ése a un máster, y al Padre Apeles a la lección inaugural del curso que viene. O poner una diplomatura en tarot.
Ya sabía entonces que tenía algunos poderes paranormales pero la precognición no era uno de ellos. Sin embargo, han bastado cuatro años para que toda esta basura que mencionaba al final del post se haya extendido en nuestras universidades. Homeopatía, astrología y toda sarta de majaderías aparecen con cierta abundancia en forma de maestrías, cursos de especialización o postgrado, etc. Lamentablemente, estas actividades son aprobadas por comisiones académicas con lo que no sólo podemos hablar de los espabilados que los proyectan sino de los grupos de mariachis en forma de comisiones que aceptan cualquier cosa que pueda meter dinero en las arcas universitarias. 
Las universidades que han caído tan bajo son demasiadas: León, Granada, Lleida, Sevilla, Alclá, Barcelona... Por suerte (bueno, por firme decisión de un grupo de colegas) están recogidas en un blog específico llamado propiamente La lista de la vergüenza que muchos de ustedes conocerán ya pero al que siempre hay que hacer publicidad.
Recordando el día en el que nos suicidamos homeopáticmente
 Les recuerdo, ya de paso, que si quieren un título en homeopatía no es necesario que pasen por caja de ninguna universidad y paguen los mil o dos mil euros que suelen costar estas cosas. Como descubrió Yamato, pueden hacer un breve curso online en Laboratorios Boiron (la farmacéutica homeopática que más cara vende el agua en el mundo) para obtener el diploma acreditativo de homeópata. Gratis y, por supuesto, ausente de todo contenido y ajeno a cualquier conocimiento científico. Lean una síntesis en este post de El retorno de los charlatanes.


5 comentarios:

Lanarch dijo...

Yo también soy ahora homeópata. Voy a usar un dado de veinte caras gafado que tengo para crear pociones de potra y venderlas en jornadas de rol. ¡BWAHAHAHAHAHAHA!

pasandoporaqui dijo...

Triste. Muy triste.

Anónimo dijo...

jajajaja, echa un vistazo

http://9gag.com/photo/17235_380.jpg

Arturo dijo...

deseo quemar todos mis títulos universitarios, obtenidos en universidades incluidas en "La lista de la vergüenza". El problema es que eso es lo de menos, otras muchas cosas también dan vergüenza en este país (universidades) de pandereta.

Angel dijo...

No seas tan drástico, hombre. Mis títulos quedarán por el momento intactos, entre otras cosas porque no sé dónde están pero también porque trabajito me costó conseguirlos. De todas formas, que un par de caraduras tengan curso de homeopatía no su pone rebajar las carreras tradicionales sino la capacidad mental de los integrantes de las comisiones.

Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º