15 julio 2010

De vuelta de Ecuador

Ya hemos vuelto. Dos días de viaje, cinco de trabajo y uno de asueto. Ese último día bastante aprovechado pero de ambiente errático: nubes, algo de sol, lluvia, sol, nubes, granizo, nubes... así una y otra vez. Por suerte, por la tarde el objetivo de la excursión se dejó ver.
Les pongo abajo alguna foto (pinchen encima para ampliar). Si quieren verlas todas en tamaño grande (y descargarlas si les apetece) visiten la colección de Flickr.








La zona que visitamos es la del Cotopaxi, un volcán activo con 5900 m de altura situado casi en el Ecuador (0°40'38" S). Le rodea una zona de páramo a veces salpicada de piedras, otras cubierta de un pasto ralo que mantiene a caballos asilvestrados y al escurridizo venado de páramo. Las nieblas frecuentes acentúan el extraño aspecto de este paisaje, así como las nubes de tormenta que continuamente aparecen y desaparecen. El Cotopaxi está fotografiado por su lado Este, el único que se dejó ver ese día de vez en cuando. La capa de hielo es permanente y aparece a partir de los 5000 m aproximadamente. Su diámetro en la base es de unos 20 km, con laderas entre los 30 y los 35º de pendiente. Las erupciones más violentas en tiempos históricos fueron en los años 1744, 1768 y 1877, dejando esta última varios centenares de muertos. Desde entonces se han producido algunas explosiones y fumarolas sin consecuencias.

2 comentarios:

Alfredo Oliva dijo...

Qué buen viaje te has pegado, y qué buenas fotos te has traído. Cada vez me da más envidia eso de ser biólogo.
Un abrazo

Félix dijo...

La foto del volcán Cotopaxi es espectaculaarrr, así como la primera que muestra una buena elevación con caballos a su pié: el dramatismo que le añade las nubes es de premio fotográfico. ¡Lástima que sólo fue un día de asueto, que sino nos hubieses plagado de imágenes tan impactantes como éstas!. Me las bajo para el escritorio móvil que tengo.

Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º