08 octubre 2009

Cómo ver murciélagos negros en una noche oscura

En Cómo se enfría un tucán ya vimos alguna posibilidad de las cámaras térmicas que, como su propio nombre sugiere, miden la emisión de calor del objeto. Hoy, aunque ya ha salido por varios sitios, les comento un trabajo del biólogo
Nickolay Hristov de la Winston-Salem State University. Al hombre se le ocurrió que sería bueno hacer una estimación de la cantidad de murciélagos que viven dentro de las cuevas Carlsbad en Nuevo México. El problema era que los bichos tenían la irritante costumbre de salir de noche y claro, así no hay quien vea nada. Pero a grandes problemas, grandes soluciones y Hristov consiguió una cámara térmica con la que cada murciélago se ve algo así como un espermatozoide errante.
Aunque uno de los videos se ha hecho medio famoso, el trabajo original pasó desapercibido. El artículo es de acceso libre:
Hristov et al., 2008, Applications of thermal infrared imaging for research in aeroecology, Integrative and Comparative Biology, 48(1): 50-59.
En el trabajo cuentan algunas cosas interesantes y dan alguna imagen más de murciélagos. Por ejemplo, abajo tienen una toma global de una colonia dentro de la cueva. Las temperaturas son más altas donde hay mayor aglomeración de bichos, cuyo número se ha estimado en este caso en unos 542000. Mil arriba, mil abajo, supongo.

Abajo les pongo el video mencionado, tomado dentro de una de las galerías de la cueva. Los trazos de cada murciélago se deben al retardo de la cámara térmica. Por si tienen curiosidad por los gadgets, la cámara es una FLIR Therma CAM S65.



La resolución de la imagen no es gran cosa, de 640x480 píxeles pero el efecto es espectacular. Por si tienen más curiosidad, en la parte de material suplementario tienen seis videos para disfrutar un rato.
Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º