16 octubre 2007

La larga historia de Lucy

Lucy murió en la actual Afar, en Etiopía. No se sabe cómo aunque sí se estima que tenía unos 25 años. En aquellos momentos no se vivía mucho. Lucy fue enterrada rápidamente, tal vez por alguna inundación y cayó, como tantos otros, en el olvido. Ese olvido podría haber sido eterno pero no fue el caso.

Era una mañana de domingo, el 24 de noviembre de 1974 cuando Donald Johanson y Tom Gray deciden echar un vistazo a los barrancos de la zona 162. Johanson vió un pequeño fragmento de hueso sobresalir del suelo en una ladera. Tras examinar la zona aparecieron más restos del cráneo, mandíbula inferior, fémur, pelvis, costillas... hasta 76 huesos fosilizados. Habían pasado 3.2 millones de años y lo que se desenterró fue suficiente para determinar que aquella criatura de apenas un metro de altura caminaba erguida.

El origen del nombre familiar es casi leyenda, sea o no cierto: en la celebración de la noche del descubrimiento sonaba "Lucy in the Sky with Diamonds" y Lucy vino a sustituir al oficial AL-288.

Johanson y compañía en Afar, en 1974.

Cuatro años más tarde se publicó un artículo firmado por Donald Johanson, Tim D. White y Yves Coppens en una revista llamada Kirtlandia:

Johanson, D.; White, T.D.; Coppens, Y., 1978, A New Species of the Genus Australopithecus (Primates: Hominidae) from the Pliocene of Eastern Africa, Kirtlandia, 28: 1-14.

En ese trabajo se propuso una nueva especie para Lucy: Australopithecus afarensis. Hoy no se considera que esta especie sea antecesora de la nuestra sino representante de una rama que tuvo peor suerte y acabó extinguiéndose.

La historia se repitió un poco más tarde a apenas diez kilómetros, en un lugar llamado Dikika. El 10 de diciembre del año 2000, un curioso grupito caminaba por un ladera bajo un sol de justicia. Eran cuatro: un representante del Ministerio de Turismo de Etiopía llamado Tilahun Gebreselassie, un único científico, Zeresnay Alemseged, y dos soldados que les protegían. Fue el primero el que vió huesos en una ladera. Eran las cinco de la tarde del primer día de prospección.

El paisaje de Dikika

Los restos estaban incluidos en una matriz de arenisca que debía eliminarse con extremo cuidado. Esa limpieza, con herramientas de dentista, le llevó a Alemseged los siguientes cinco años de trabajo. El resultado, etiquetado como DIK-1-1, fue aún mejor que con Lucy ya que se consiguió rescatar un pequeño esqueleto con el torso y cráneo completos, omóplatos, piernas... Alemseged sólo anunció el descubrimiento en el año 2006 cuando los restos estuvieron limpios de roca.

Zeresenay Alemseged, Z.; Spoor, F.; Kimbel, W.H.; Bobe, R.; Geraads, D.; Reed, D.; Wynn, J.G., 2006, A juvenile early hominin skeleton from Dikika, Ethiopia, Nature, 443: 296-301.

El análisis de los restos reveló la edad y el sexo de la criatura: una "niña" de 3 años. Aunque fue rápidamente apodada como "la hija de Lucy" no fueron contemporáneas: la "niña de Dikika" murió, probablemente por la misma inundación que la enterró, unos doscientos mil años antes que Lucy.

Entre sus restos se ha encontrado el hioides, de rarísima fosilización y que es el soporte de la laringe. Su análisis, aún parcial, sugiere que los afarensis prácticamente no tenían capacidad de modular sonidos por lo que el habla estaba aún lejana.

Actualmente hay más de 500 restos probables de afarensis aunque creo que todos juntos apenas llenarían un cubo. Son un eslabón más en una cadena que hace tiempo se creía lineal y que ahora sabemos que es un árbol que a cada momento y con cada descubrimiento hay que rediseñar y que siempre nos asombra. Nombres tan sonoros como Orrorin tugenensis, que parece retrasar el bipedismo hasta los 6 millones de años, o tan "mediáticos" como el Homo floresiensis, que obliga a trazar raras conexiones en el árbol filogenético para encajarlo en algún sitio.

El género Homo según Mirazón y Foley (Nature, 431: 1043)

Al final, aunque la evolución humana está aún lejos de conocerse de forma completa, el vértigo está servido. Comparado con esto, el creacionismo es un auténtico aburrimiento.

Más información: Lucy está de viaje, Lucy's Baby.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

perfecto modo de mostrar informacion los feicito genial se merecen muchos aplausos plap plap

Anthelma ramirez lopéz dijo...

hola muy buenas noches gracias por subier esta informacion esto me ayudo mucho con mi tarea de 6 grado es fantastica la informacion,me encanta la historia de lucy,la veo un millon de veces,muchas gracias Donald Johanson me encanta esta historia y me ayudo mucho en mis tareas esta informacion,un aplauso para este hombre :)

Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º