30 mayo 2006

El sentido de la vida: guión biográfico con final previsible (II)

Donde defiendo la irrelevancia de la confesión de ateísmo pero la militancia en otras cuestiones relacionadas

En la entrada anterior de esta serie-culebrón hablé del aprendizaje. Tocaré en ésta un tema de discusión recurrente sólo para manifestar que lo veo desde otro punto de vista: Dios(es), religiones e iglesias.
La anécdota: llegaron hace unos años dos Testigos de Jehová a mi casa. Desde hacía tiempo tenía preparada la estrategia que coincide sinceramente con mi forma de ver este asunto. El diálogo fue más o menos así, empezando por una pregunta de ellos a bocajarro:
- Buenos días ¿cree usted en Dios?
- ¿Perdón? No entiendo de qué me habla.
- Le preguntaba que si cree usted en Dios.
- Sigo sin entender ¿me explica qué quiere decir?
- Dios es nuestro padre, el creador del mundo, el que nos premia o castiga por nuestros actos...
- Ahora sí que no entiendo nada, disculpe ¿quién dice que es mi padre?
....
El diálogo de sordos siguió sólo durante unos minutos porque quería dejarles con la sensación de que su visión teísta del mundo no era necesariamente algo natural y podía ser absolutamente incomprensible para algunas personas.
Lo importante para mí de la anécdota es que cuando se habla de dioses se parte de unas premisas que no hay porqué asumir. Por ejemplo, se supone que todo el mundo sabe qué o quién es Dios y que si un ateo y un creyente discuten al respecto el tema será sobre su existencia.
Mi manera de ver estas cosas es algo diferente. Los dioses están tan lejos de mi pensamiento cotidiano (incluso cuando me pongo trascendente después de dos copas de Mascaró) que hacer confesión de ateísmo me parece completamente irrelevante. Y como esa divinidad que mucha gente tiene presente a lo largo de su vida no figura en la mía, me permito, cada vez que alguien me habla del tema, preguntar desde cero: ¿de qué me hablas que no entiendo nada? No tenemos base de discusión, me suena la palabra dios pero no sé que es. Y es curioso que nadie ha sabido explicármelo construyendo el edificio desde abajo.
Consecuentemente, no suelo comentar mi posición dentro de la dicotomía ateo/creyente porque es irrelevante. Sería como tener que decir obligatoriamente de qué equipo de béisbol eres, no siendo de ninguno y, además, no pensando nunca en ese deporte, nada popular en España.

Lo menciono aquí porque cuando sale el tema de qué pinta uno en este mundo, parece que los dioses son un punto que conviene dejar aclarado. Pues quede aclarado: están tan lejos de mi pensamiento cotidiano como puede estarlo la hípica: sé lo que es, a veces me pilla de observador involuntario, pero me aburre y cambio de canal en la TV.

La segunda parte va de religiones, no de dioses. Y es que no son lo mismo. Por ejemplo, vaya por delante mi convencimiento de que ningún dios ha hecho mal al mundo. No pueden. Las que sí han intervenido e intervienen son las religiones. Algunas son, hasta donde yo sé, esencialmente inocuas, como el budismo o algunas suertes de panteísmo. Otras son esencialmente nocivas: todas aquellas que son proselitistas y que tienen como objetivo convertirse en ecuménicas. La religión patibularia es una de ellas, el islamismo otra.
En este sentido no diferencio entre religiones oficiales y sectarias porque es sólo una cuestión de éxito evolutivo: las sectas lo son porque aún no han conseguido suficientes acólitos.

Y finalmente, en tercer lugar, están las iglesias, esas estructuras que se arrogan la representación de la religión en la vida colectiva. En sentido estricto, las relaciones con los dioses suelen tener una base esencialmente privada pero en el tiempo eso no es viable. Las religiones que se hacen colectivas tienen más éxito evolutivo: es el sentido de tribu biológica aplicado a las ideas. Y aquí tienen que aparecer los atributos de los que ninguna religión colectiva carece: los rituales colectivos y la progresiva toma de las riendas por una jerarquía de "expertos" o canalizadores de la conexión con el dios. El que encuentre diferencias sustanciales entre los sacerdotes y los mediums que avise.
Aparecida la estructura iniciática siempre estrictamente jerárquica, su programa de actuaciones se hace siempre más ambicioso. Las metas iniciales, básicamente espirituales, se amplían de forma que las iglesias se entremeten en la vida pública con la intención de ganar prosélitos a través de la injerencia en las leyes y en la educación.
Las iglesias son, por tanto, estructuras que sólo se sostienen si su intervención en la vida pública se hace fuerte. Y mi hostilidad hacia ellas (todas) es debido a algunas de sus coincidencias: ninguna promueve la cultura, sólo el adoctrinamiento; ninguna promueve la libertad de actuación, sino la sujección a una red de normas dictadas por la jerarquía; ninguna promueve la tolerancia, sino la visión de los demás a través del filtro doctrinal.

¿Qué tiene que ver el primer post con este? Verán, si tienen paciencia, que son piezas que encajan para definir una postura razonable ante el destino que nos espera a todas las máquinas biológicas. Y recuerden que la culpa la tiene Bujanda, que empezó a filosofar primero.

29 mayo 2006

Parece que Freud nos sigue mirando (torcido)

¿Se acuerdan del editorial de El País aquél sobre Freud nos mira? La puse aquí junto con la respuesta de Ignacio Morgado. El dichoso editorial y la réplica generaron en los días siguientes reacciones diversas. Hoy me envían una de ellas, bastante interesante. Luego les doy fe de otra del lado opuesto.
La primera la firma Esteve Freixa y fue publicada como carta en El País hace pocos días. Esteve Freixa es catedrático de Ciencias de la Conducta y Epistemología de la Universidad de Amiens (lo he comprobado siguiendo mi particular y patológico instinto escéptico) y dice lo siguiente:
La culpa es mía, señor juez.
Llevo semanas dudando, pero, vistas las proporciones que está tomando el asunto, mi conciencia me empuja a denunciarme. En efecto, aunque a más de 1.000 km de distancia (norte de Francia), he seguido con estupefacción la polémica provocada por la respuesta del profesor Ignacio Morgado Bernal al editorial de su periódico conmemorando el 150 aniversario del nacimiento de S. Freud. Y debo confesarles que todas las acusaciones, anatemas y afirmaciones (desagradables e insultantes donde las haya) dirigidas contra el profesor Morgado constituyen una grave injusticia para este buen amigo, puesto que toda la culpa es mía. Me explico. Estaba yo pasando un par de semanas en mi Barcelona natal y aproveché para visitar a compañeros de los que los años y la distancia me habían alejado; y Ignacio fue uno de ellos. Entre las mil cosas que evocamos salió el eterno tema del psicoanálisis y su influencia respectiva en España y en Francia. Pocos días más tarde, participé en una emisión de divulgación científica en el canal “Barcelona TV” en la que se me entrevistó justamente acerca de Freud y en la que tuve la ocasión de exponer algunas de las críticas que desde hace ya un cierto tiempo son dirigidas contra el psicoanálisis y su fundador. Y después apareció el editorial de su periódico. Ignacio estaba indignado pero me comentó que ya ni siquiera pensaba replicar. Y yo, que acababa pues de “arremeter”, le contesté que era lástima dejar un tal escrito sin la respuesta que se merece, pero no pensaba llegar a convencerle. Cual no fue pues mi sorpresa al leer su escrito y la retahíla de cartas que han seguido. Y por ello me siento obligado a saltar a la arena, a menear la capa y la muleta para desviar la atención del toro que está ferozmente embistiendo al profesor Morgado cuando el instigador, el culpable, soy yo. Y para muestra, un botón.
El profesor Morgado, al tratar al psicoanálisis de “falacia”, se ha quedado corto, cortísimo. Hoy en día existen pruebas documentadas, publicadas e irrefutables que demuestran claramente que Freud mintió descaradamente, que ninguno(a) de sus pacientes mejoró nunca (al contrario); que el mismo día que pronunciaba una conferencia afirmando que Dora estaba completamente curada escribía una carta a su amigo el Dr. Fliess confesándole que estaba desesperado y que no sabía qué hacer con ella (se han encontrado, en efecto, los registros de los diferentes hospitales psiquiátricos por los que erró el resto de su vida) etc. Yo, como muchos, llevaba años criticando al psicoanálisis (por mil razones que estoy dispuesto a exponer cuando y donde sea) pero pensaba que su fundador era intelectualmente honrado y obraba convencido. Equivocado, pero de buena fe. Hoy en día, incluso esto se derrumba, lo que no implica que sus seguidores sean también unos impostores: nunca he dudado de que la inmensa mayoría de psicoanalistas creen sinceramente en lo que predican y aplican. Pero también pienso que la mayoría de curas y obispos creen sinceramente en Dios, el Cielo y la Virgen sin que por ello yo esté obligado a ser creyente. Y puesto que hablamos de religión, llamemos las cosas por su nombre (y vayan ya preparando la hoguera para quemarme): el verdadero estatus del psicoanálisis es el de una secta (o una religión, si prefieren ustedes, puesto que una religión no es más que una secta que ha triunfado). Y se lo voy a argumentar. ¿Cómo se llega a ser psicoanalista? Sencillamente, sometiéndose (con todos los sentidos de la palabra) a un psicoanálisis hasta que el psicoanalista formador considera que el novicio ha integrado suficientemente la doctrina como para poder ejercer a su vez. Este procedimiento tiene un nombre: rito de iniciación, noviciado; cooptación, en suma. Como para entrar en cualquier secta. ¿Sabe el hombre de la calle que para ser psicoanalista no es necesario ser ni psiquiatra ni siquiera psicólogo? ¿Que muchos de ellos son filósofos? ¿Que el vecino de al lado puede serlo si sigue el rito? Cierto, muchos de ellos lo son, pero cuando ejercen como psicoanalistas no aplican lo que les han enseñado en las facultades de medicina o de psicología sino lo que han aprendido tendidos en un diván. Esto es gravísimo, señoras y señores. ¿Sabe el hombre de la calle que la mayor parte de los escritos de Freud fueron encerrados por sus “herederos” (su hija Ana, la princesa Maria Bonaparte y su historiador oficial, Jones) en unos contenedores que se hallan en la Biblioteca del Congreso de los EEUU, con prohibición de ser abiertos antes de finales de siglo? ¿Qué terribles secretos han así segrestado, sustrayéndolos a la mirada de los historiadores y difundiendo en su lugar una versión expurgada, una especie de Vulgata? Seguramente algo de muy grave, capaz de dar un golpe mortal a la doctrina. ¿No les recuerda esto algo?
El psicoanálisis es a la ciencia de la conducta lo que la astrología es a la astronomía, lo que la alquimia a la química, el vitalismo a la biología, el charlatanismo a la medicina, el creacionismo al darwinismo: un oscurantismo reaccionario e inoperante. Y si sólo se tratase de una discusión metafísica, como la del sexo de los ángeles, yo le hubiese dado razón a Ignacio: no vale la pena perder el tiempo polemizando con sectarios disfrazados de humanistas. Pero detrás de lo que puede parecer una simple querella de escuelas están los pacientes, estas persones que sufren, que piden ayuda y que merecen que se les atienda como Dios manda, es decir, con todos los adelantos que, en un siglo, hemos conseguido en el campo del conocimiento del ser humano y de su conducta. ¿En qué otro ámbito celebraríamos y nos conformaríamos con conocimientos viejos de más de un siglo? El bienestar de los pacientes es demasiado importante como para dejarlo en ciertas manos.
Dixit et salvavit animam meam.
Esteve Freixa i Baqué
Catedrático de Ciencias de la Conducta y Epistemología
Universidad de Amiens (Francia)
Iba a ponerles otra carta escrita desde la acera de enfrente pero mientras releía a don Esteve he decidido que no, que propaganda del lado oscuro, la justa. El que esté interesado que le eche un vistazo al blog de la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis. Apasionante.

27 mayo 2006

¿Docentes frente de investigadores?

Donde el rector de la UCM yerra cual escolar de primaria y no propone nada, pero se lo publican en El País

Don Carlos Berzosa es rector de la Universidad Complutense de Madríd. Casi nada. Por eso su artículo en El País me ha dejado perplejo (gracias Jesús por avisar). Y es que ser rector de la mayor universidad de España debería dar para más.
Pero vayamos al grano. Léanlo que es corto y después vean si están de acuerdo con este resumen, donde intento recoger lo sustancial eliminando lo accesorio.
El primer párrafo es irrelevante. En el segundo cita las características que un estudio dice que tienen los llamados “profesores extraordinarios”. Dichas características son en esencia dos: el superprofe es un especialista en su tema y un generalista en los demás. Es decir, tiene un fondo cultural amplio y domina su materia.
Hasta ahí vale, tampoco creo que sea una sorpresa que el profesor excelente tenga ese perfil. Y después dice que algunos tienen muchas publicaciones científicas, otros no tantas y algunos ninguna.
Y el resto, para mí, es irrelevante, una mezcla de impresiones personales, de citas y algunos tópicos sin más desarrollo…
Pero nos queda el último párrafo donde nos comenta:
  • Que la universidad española tiene muchos y buenos profesores
  • Que no todos publican lo suficiente o, aunque lo hagan, no obtienen los sexenios de investigación (¿)
Y lo mejor, que copio literalmente (las cursivas son mías), y comento después:
Ante esta realidad, lo que hay que preguntarse por qué el ministerio quiere mantener en la reforma de la Ley Orgánica de Universidades (LOU) un modelo de selección del profesorado universitario sin modificar lo que se establece en la LOU actual, tan contestada, y con ello se prescinde de gran parte de buen profesorado, dando cabida a otros muchos que tendrán méritos muy estimables y valorables, y que hay que apoyar sin lugar a dudas, pero que no son esos buenos docentes de los que estamos tan necesitados.
Por un lado ¿pero no ha dicho que tenemos muchos y buenos docentes apenas una frase más arriba? Esos docentes han salido de los mecanismos de selección que critica, no de otros.
Por otro lado: si no está de acuerdo con el sistema de selección proponga uno. No basta con tirar la piedra y esconder la mano, hay que hacer propuestas. Y yo esperaba de un rector que se vanagloria de llevar 40 años de carrera a sus espaldas que lo hiciera así.
Pero lo peor no es eso: el rector se atreve a dar un salto mortal sin red y afirma que se da cabida a gente con méritos pero que no son buenos profesores ¿de dónde diablos deduce usted eso? El informe en el que basa su artículo sólo dice que hay buenos profesores sin publicaciones pero de eso no se deduce que los que tengan publicaciones sean malos profesores. La falacia de escolar que comete no dice nada bueno de su forma de razonar: o no da usted más de sí o nos quiere engañar. Espero que sea sólo incapacidad de razonamiento. ¿Prefiere usted la selección a dedo?
Podríamos suponer que después nos propondría qué meritos habría que evaluar según él. Pero no, el resto son vaguedades propias de los tiempos bobos que vivimos: “busquemos fórmulas en las que quepan todos”, “no menospreciemos la docencia”… En suma: nada. Pésimo artículo sin aportaciones, sólo un poco de pataleta y una falacia argumental de órdago, qué pena.

Para terminar voy a hacer una lectura maliciosa entre líneas, arriesgándome a fallar, claro. Pero yo sí quiero mojarme. Don Carlos es catedrático en el área de Economía Aplicada de la UCM. En su curriculum aparecen muchos libros en español pero ninguno internacional y ninguna publicación en revistas de impacto. Sí, han leído bien: cero publicaciones en revistas internacionales en 40 años de carrera universitaria. Y se queja de que entren profesores con publicaciones internacionales. No lo entiendo, debería estar dando saltos de alegría.

24 mayo 2006

El feminismo empieza por una misma

Donde dudo sobre la intención de las mujeres de tomar las riendas
El acceso de las mujeres a las universidades en España no es cosa reciente, a pesar del tópico, era reciente hace 25 años pero ya pasó el tiempo. Aún así, es obvio que los porcentajes de catedráticas y profesoras de universidad son inferiores al 50% socialmente representativo. Y es que los catedráticos y profesores del otro sexo nos aferramos a la vida como cualquiera y por tanto la renovación de porcentajes se realiza con inercia de décadas.
En mi universidad se están celebrando unas jornadas sobre la presencia de las mujeres, enlazando el asunto con la posible, presunta o real discriminación. El titular de la noticia es el siguiente:
Las mujeres son mayoría entre el alumnado y en el área de conocimiento de Ciencias de la Salud. Superan a los hombres en cuanto a distinciones pero son minoría en los equipos de gobierno.
Luego viene una serie de porcentajes algo confusos cuyo objetivo no está claro aunque supongo que se quiere mantener la idea de la discriminación sexual en la actualidad (sólo supongo). Como con las cifras que dan es imposible corroborar ni refutar nada se me ocurrió una pequeña prueba que es la que hoy les comento. En síntesis: vamos a ver las ganas de las mujeres por mandar.
Los datos actuales de la Universidad de Extremadura respecto a la presencia femenina son:
“En los equipos de gobierno de los centros [la presencia de mujeres] es del 26,4% […] Y en el caso de los departamentos el porcentaje de mujeres es similar, con un 25,6%.”
Lógicamente, si el número de candidatas fuera claramente superior a ese 25-26% la cosa puede ser una pista de posible discriminación por parte de los votantes, que las rechazaría preferentemente a los hombres.
Casualmente estamos en vísperas de elecciones para el Claustro Universitario. El recuento que les presento es el de candidatos a formar parte del Claustro. Es importante destacar que estas candidaturas son libres y no tienen requisitos, es decir, se presenta el que quiera y todos los presentados son candidatos (salvo error formal). Los profesores están divididos en dos grupos; el A incluye a los funcionarios doctores y el B al resto (contratados y funcionarios no doctores). Los resultados de las candidaturas presentadas son los siguientes:
Grupo A. Hombres: 77%, Mujeres: 23%
Grupo B. Hombres: 63%, Mujeres: 37%
Globalmente. Hombres: 73%, Mujeres: 27%
De lo cual deduzco un par de cosas:
  • La representación actual global de las mujeres en los equipos de gobierno de centros y departamentos es igual a la de candidatas al claustro. No parece haber, por tanto, infrarrepresentación sino, precisamente, igualdad en el porcentaje elegido por sexo.
  • Dado que el 36% del profesorado total son mujeres y sólo hay un 27% de candidatas al Claustro, empiezo a dudar de las ganas de las propias mujeres de cambiar la situación actual.
  • Esas ganas están más patentes en el grupo B, de gente normalmente más joven y en situación frecuentemente más precaria. El porcentaje de este grupo coincide exactamente con el porcentaje total, luego las ganas de gobernar parecen iguales en ambos sexos.
La mayor dificultad del argumento es comparar claustro con centros y departamentos pero no tengo motivo para suponer que haya un sesgo en ello. En cualquier caso: a ponerse las pilas queridas. Y a hacer real esa máxima atribuida a los jesuítas: “a Dios rogando y con el mazo dando” y la otra de un grupo más mundano llamado Coz: "las chicas son guerreras".
Nota: conste que en mi grupo de investigación hay 4 mujeres y 5 hombres. Nos planteamos la igualdad de 4,5 pero nadie quería someterse al método de Salomón.

21 mayo 2006

[Breves] 90 años de ciencia en Internet

La National Academy of Sciences of the United States of America ha terminado de digitalizar los fondos históricos de sus Proceedings. Y salvo el último año (sólo suscriptores), los ha puesto en internet con acceso libre. No solemos apreciar lo que nos dan gratis pero aquí hay 90 años de historia de la ciencia desde enero de 1915 reflejados en 80,000 artículos y 390,000 páginas.

18 mayo 2006

Espías en Fresnedillas

Secretos de Estado, el misterio de los espías espiados

Enigma es una revista digital en la que caí por casualidad al buscar otras cosas. La lleva un profesor de la Universidad de Granada a través de su Taller de Criptografía. El nombre de Enigma viene de la famosa máquina criptográfica de los alemanes en la segunda guerra mundial. En el número 41 habla de una estación de observación en España, en la localidad de Fresnedillas de la Oliva. La historia es curiosa y está extraída de un libro con título “Libertad vigilada”, escrito por Ignacio García Mostazo. La supuesta estación fue originalmente de la NASA y por lo visto ahora no se sabe públicamente a qué se dedica, suponiendo el autor del libro que a espiar cosas diversas y secretísimas. Como la cosa tiene cierto tufillo a conspiranoia me dije: teniendo a Google ¿a qué esperamos? Y me puse a buscar en Google Maps versión española.
El resultado (dos minutos más tarde) es la imagen de abajo, pueden verla directamente en Google a través de este enlace ya que admite más ampliación que la que aparece aquí. No sé si el libro es serio o es una chorrada pero la estación parece que está ahí y en buen estado.



De paso dupliquen mis estadísticas y lean un post sobre la utilidad maléfica de Google Maps que escribí cuando no me leía nadie.
Y camuflen sus IPs que Gran Hermano nos vigila.

PLoS: publique sus logros homeópaticos lejos de los poderes fácticos

Donde sugiero una revista libre de los poderes fácticos para que los alternativos publiquen sus ensayos clínicos

Es sabido que los del lado oscuro de la fuerza achacamos a la homeopatía la ausencia de ensayos clínicos que demuestren su eficacia, procedimiento lógico y normal en la medicina lógica y normal. Desde el otro lado se argumenta que las revistas científicas están controladas y mediatizadas por los intereses de las farmacéuticas y no les publican nada de sus históricos logros por intereses innobles.
Bueno, pues de la misma forma que sugerí a los psicofónicos una metodología estadística que les ayudaría a consolidar su disciplina, hoy les sugiero a los homeópatas una revista libre de influencias y específica sobre ensayos clínicos.
¿Por qué digo que está libre de influencias? Pues porque es una iniciativa abierta generada en contraposición a la ciencia de pago del resto de las revistas, cuyas suscripciones son extremadamente caras. Esta serie de revistas "alternativas" se agrupa bajo la denominación de PLoS: Public Library of Science y permite el acceso libre a todos los contenidos.
La revista que comento se llama PLoS Clinical Trials y se acoge a una licencia Creative Commons.
Y ahora, una adivinanza ¿usarán los homeópatas esta revista para publicar todo eso que dicen que les rechazan en las otras? Y mi predicción, cual pitonisa Lola: la usarán igual que los psicofónicos han utilizado el análisis de componentes independientes para separar, de una vez, la señal del ruido en sus grabaciones.
Nota 1. El primer artículo de el último número es bien interesante: Factors That Can Affect the External Validity of Randomised Controlled Trials.
Nota 2. Las revistas que actualmente están en la Public Library of Science son: PLoS Biology,
PLoS Medicine, PLoS Computational Biology, PLoS Genetics y PLoS Pathogens.


Nota 3: PLoS Pathogens también podría ser una vía adecuada para que los que afirman que el SIDA y las fiebres hemorrágicas (Ébola y demás) son de origen artificial hagan públicas sus pruebas.
Nota 4. No, no soy un ingenuo.

15 mayo 2006

Salta, salta, pequeña langosta

La evolución de una leyenda urbana y su peculiar versión astrofísica
La última idiotez de moda se llama World Jump Day, que en inglés suena muy bien pero no por eso deja de ser lo que es. Se trata de una nueva versión de una vieja idea: saltar todos a la vez para mover la tierra de su sitio. Sólo que esta vez la bobada se camufla de pseudoecologismo porque el motivo es evitar el calentamiento global. La cosa no tendría más historia si no fuera porque en la página web del "proyecto" comentan que la iniciativa tiene apoyo científico.
En concreto dicen, entre otras cosas, lo siguiente:
Scientists from the ISA/Munchen (Germany) have published a report which confirms that planet Earth could be driven out of this current orbital rotation by the combned force of human beings jumping.
Se supone que el responsable de la historia es un tal Prof. Hans Peter Niesward, del Institut für Gravitationsphysik de Munich (en la página web llaman Department al Institut, que aparece así en el video de una entrevista). Suena bien en alemán.
Y claro, me puse a buscar al profesor. Con nulo éxito. De mano, el Institut no parece existir. Hay alguno con ese nombre pero no en Munich (en Potsdam, en Hannover...) y en ninguno aparece Hans. El susodicho no asoma ni por el Scholar Google. A pesar de todo, Hans y su chifladura aparecen en todos los idiomas por todos lados ¿tanto cuesta mirar un poco antes de copiar y pegar? Por lo menos lo han hecho en New Scientist con cierta ironía:
But hang on. There seems to be a conspiracy of silence here. Professor Niesward and the entire "ISA/München" appear to have been removed from the web. Who could be responsible? John Williams, who alerted us to this, says it "made him laugh". Has he no faith?
Punto final, por tanto, salvo que quieran leer la explicación, como siempre clara y magnífica, que Alf hace de esta bobada en Malaciencia.
Pero hay más, resulta que en algunos sitios relacionan vagamente la historia con un artículo científico y atribuyen una idea semejante a un tal Greg Laughlin, del NASA Research Ames Center (que sí existe) y que habría sido publicada en la revista Astrophysics and Space Science. Y yo me dije: no puede ser. Y sí, puede ser, aunque matizando.
En efecto, tres autores, D.G. Korycansky, Gregory Laughlin y Fred C. Adams publicaron en marzo del 2001 un trabajo titulado "Astronomical Engineering: A Strategy For Modifying Planetary Orbits" en Astrophysics and Space Science, 275(4): 349-366.
La revista no es especialmente prestigiosa pero se supone que el artículo ha pasado por revisión . El factor de impacto es modesto, de 0.60, lo que le otorga el trigésimo quinto puesto de las 45 revistas en la categoría. Si quieren echarle un vistazo al artículo, aquí lo tienen (138 kb).
¿Y qué dicen? Pues analizan la idea de hacer variar la órbita terrestre mediante intercambio de energía gravitatoria con Júpiter mediante asteroides u objetos similares. Eso sí, en unos pocos millones de años. Otros que entiendan de astrofísica podrán hacer observaciones más certeras que las mías. Yo me limito a decir que como paja mental está bien pero que no he encontrado nada sobre cómo intervendríamos para modificar la trayectoria del asteroide hasta llevarla a su órbita exacta para que todo funcione.
Mientras resuelven ese pequeño problema operativo, espero que llegue el día y la hora del Big Jump (cámara en ristre) para captar al primer memo que se le ocurra dar el salto. Tomen nota: 20 de julio a las 11:39:13 TMG.

14 mayo 2006

El sentido de la vida, guión biográfico con final previsible (I)

Donde se manifiesta lo difícil de educar y lo frágil de la cadena del conocimiento

Después de que Juan Carlos Bujanda filosofara, en el mejor sentido de la palabra, sobre el sentido de la vida, hoy me toca a mí. En realidad, ya lo ha dicho casi todo Juan Carlos Ortega con el solo título de su último libro: “Morirse es una mierda”. Amén. Pero para no ser tan breve intentaré comentarles con algo más de detalle mi manera de ver este enojoso asunto. Para ello redactaré dos o tres entradas lo menos plastas posible remarcando tres o cuatro puntos clave en mi manera actual de ser y actuar. Para la primera pista hay que retroceder unos años y comentar brevemente dos libros.
El primero era una novela ambientada entre indios americanos, allá hace un par de siglos. Lamentablemente no me acuerdo del título, hace tiempo que la leí. La historia tomaba la forma de saga donde un niño crecía y aprendía, entraba como aprendiz con el chamán, avanzaba en el conocimiento, acababa sucediéndolo a su muerte y tomaba, a su vez, un nuevo aprendiz.
La novela estaba bien armada y entre sus momentos cruciales está aquel donde el aprendiz le pregunta al chamán porqué las ceremonias tenían que hacerse siguiendo un ritual concreto, a veces aterrador o cruel. Y el chamán le dice que el pueblo necesita el ritual para “sentir” la ceremonia y tal vez, de vez en cuando, aprovecharla pero que las formas y los símbolos no tienen importancia, son sólo herramientas útiles. Y él, que ha llegado a poder formular esa pregunta, no debe nunca confundir lo importante, comprender, con el mero ritual, adorno mnemotécnico carente de contenido.
Finalmente, el aprendiz se da cuenta, y ese el verdadero punto sin retorno, que los chamanes son los que guían al pueblo porque están por encima del miedo y de la superstición, lo que les permite comprender mejor el mundo, nada esotérico o mágico. Así de simple, o de complicado.
Pero la cosa que me hizo pensar fue que el antiguo aprendiz, convertido en chamán por el puro transcurso del tiempo, debe tomar un nuevo aprendiz. Y la educación de éste debe repetir, una vez más en una cadena interminable y partiendo de cero, un camino que lleva a superar la superstición, los miedos y la tradición ritual para, desde ésta, ser un guía durante una etapa más en la vida del grupo.
El aspecto más desolador era que todos los chamanes conocían la fragilidad de su ciclo, basado en la comunicación oral porque no tenían lengua escrita. Media docena de ciclos con buenos aprendices y con suerte suponían un avance en el pensamiento común. Una muerte a destiempo rompía la cadena de la educación y devolvía a la tribu completa a la oscuridad del desconocimiento.

El segundo libro es mucho más conocido: “El nombre de la rosa”, de Umberto Eco. No voy a comentar su nudo, conocido por todos, pero sí su desenlace: la biblioteca arde, y con ella el conocimiento allí recogido. Cierto que ese conocimiento era ignorado por casi todos y custodiado por el bibliotecario Jorge de Burgos que se cuidaba de que nadie cuestionara la tradición. Así, los monjes se limitaban al trabajo de copia, mera forma sin comprensión. Pero el solo hecho de existir deja una puerta abierta a la esperanza de una futura lectura. Jorge trunca esa esperanza de forma irreversible.
Pero hay más. El segundo motivo de desolación no se muestra explícitamente pero a mí me sigue pareciendo la clave de la narración: el libro es un relato contado por el discípulo de Guillermo de Baskerville, Adso de Melk, que pasados los años y cerca de la muerte, rememora lo más trascendente que experimentó en su vida. Y el punto clave para mí es que Guillermo, racionalista y casi librepensador en la medida que lo permitía su época, fracasó en su tarea educativa: Adso de Melk, ya viejo, no ha entendido nada de los principios que su maestro intentó inculcarle y redacta sus memorias limitado por unos prejuicios que nunca supo ni pudo abandonar. Siente respeto por Guillermo, pero desde la más absoluta incomprensión. La desaparición de Guillermo es como el fracaso del chamán, que trae de nuevo la oscuridad y apaga las esperanzas de progreso.

De estos dos libros se desprenden las ideas, tal vez sólo interpretación mía, de lo difícil de avanzar en el conocimiento y de lo frágil de darle continuidad a esa tarea. Reconocido esto hemos puesto la primera piedra de nuestro particular periscopio de ver el mundo.

12 mayo 2006

La derrota visceral del comunismo

Donde Renzo Allegri explica por fin los mecanismos que hicieron que el "corazón inmaculado" la Virgen aplastara al comunismo
No me gustan los blogs que se centran mayoritariamente en reproducir noticias ajenas. Pero hay veces que la tentación es irresistible y que te dan la entrada casi hecha. Hoy es una de esas veces y ya saben, lo resisto todo menos la tentación, dicen que dijo Oscar Wilde (se llamaba Oscar Fingal O'Flahertie Wills Wilde, no se puede creer).
Perdón, a lo que iba, les comenté semanas atrás que recibo puntualmente noticias del Vaticano. No sé la razón pero el caso es que hoy me encuentro con un comentario interesante. Están haciendo un panegírico por entregas del papado de Wojtila y entrevistador y experto entrevistado dicen lo siguiente (las cursivas son mías):
Usted sostiene en el libro que existe una relación directa entre la petición de la Virgen María de consagrar Rusia a su Corazón Inmaculado y la caída del muro de Berlín. ¿Por qué?
(perdón por la intromisión pero hay que tener sangre fría para hacer esta pregunta a bocajarro y que no te quede lacio el bigote, y sí, ya me callo)
Dice el experto:
La conexión la sugieren los hechos y las fechas. En 1917, la Virgen había dicho que si las cosas no iban bien, vendría a pedir la consagración de Rusia. En 1919, en una aparición a sor Lucía, hizo la petición, precisando que la consagración de Rusia a su Corazón Inmaculado debía ser realizada «por la Iglesia», es decir por el Papa en unión con todos los obispos. Pero antes de que llegara la petición de la Virgen pasaron 14 años. Pío XII, la tomó personalmente en consideración y realizó dos veces la consagración, nombrando explícitamente a Rusia. Pero era una iniciativa privada y no hecha en unión con todos los obispos.
[...] Juan Pablo II afrontó este obstáculo [...]
Se celebró la ceremonia. Y, como por encanto, en apenas seis años, hubo un drástico cambio del mundo, con el fin de la guerra fría, la caída de varios regímenes comunistas, la caída del muro de Berlín, la disolución del imperio soviético y la vuelta de la libertad religiosa a Rusia y a todos los otros países del antiguo imperio comunista.
Y no sólo eso sino que hubo detalles, o signos, muy curiosos y enigmáticos.
Observando las fechas de los acontecimientos más importantes de este gran cambio, se constata que tuvieron lugar en fechas de solemnidades católicas. Por ejemplo, la Unión Soviética dejó de existir cuando los presidentes de Rusia, Ucrania y Bielorrusia, al final de una reunión, anunciaron formalmente su disolución. Y esto sucedió el 8 de diciembre de 1991. El 8 de diciembre es la fiesta de la Inmaculada Concepción y resulta fácil ligarlo a la consagración de Rusia al Corazón Inmaculado de María.
El signo definitivo que indicaba el fin y la derrota del comunismo soviético se produjo el día en que se arrió la bandera rosa que durante muchas décadas había sido enarbolada en el Kremlin y en su lugar se izó la bandera nacional rusa. Y esto sucedió el 25 de diciembre de 1991, una de las fiestas religiosas más importantes de la Iglesia católica, la Navidad de Jesús.
¿Coincidencias? Ciertamente, probablemente son sólo coincidencias. Pero también podrían ser signos.
Sí y también hay un alto riesgo de que sea una estupidez. Si descartamos la hipótesis de que el entrevistado se drogue, vemos que sus declaraciones siguen exactamente las mismas pautas que las de los psiripitifláuticos de turno.
  • aquí en vez de fantasmas convencionales hay unas apariciones no menos ectoplásmicas que el entrevistado da por obvias, aliñadas con psicofonías de las de verdad: "la Virgen había dicho...".
  • en una segunda psicofonía privada, le comunica a la niña Lucía que la cosa va fatal y que, para remediarlo, hay que consagrar Rusia a su Corazón Inmaculado (?). Eso sí, de cualquier manera no: deben estar el Papa y todos los obispos, si no, no vale.
  • Pío XII fracasa por dos veces en la invocación a los poderes celestiales: no logra el quorum y Rusia sigue ahí riéndose del exorcismo.
  • pero Wojtila era más ducho en estas mañas y en cuanto se ofició la ceremonia siguiendo estrictamente la receta, como el chiflado de "Las 7 puertas", todo funcionó y el mundo comunista se desmoronó.
  • vaya, tardó un poco, pero tampoco vamos a pedir a la divinidad que actúe instantáneamente, que eso sólo lo hace en los "hot spots" del milagro y los malos aquí estaban muy dispersos.
Y no me digan que la última frase "¿Coincidencias? Ciertamente, probablemente son sólo coincidencias. Pero también podrían ser signos" no les recuerda como cierra Iker los programas. Y luego se meten con "El Código da Vinci". Pero si a los mejores guionistas los tienen en casa.

11 mayo 2006

Augurios del ecologismo 30 años después

Donde los errores no invalidan las tesis
Como comenté hace un tiempo, rectificar es de sabios, pero de sabios equivocados (obviamente). Casi todos estamos de acuerdo en que la economía es perfectamente capaz de explicar las subidas y bajadas de la bolsa, por ejemplo, siempre que sea a posteriori. Del mismo modo, los políticos son capaces de predecir con exactitud la inflación del año que viene. Y si ésta se desvía de la predicción (la inflación es muy respondona) se hace una “revisión al alza”.
Pues hay un curioso ejemplo que implica al movimiento ecologista. Lo reencontré estos días al abrir una caja superviviente de mi última mudanza. Dentro esperaba camuflado “Manifiesto para la supervivencia” libro colectivo que trata de la necesidad de cambiar radical y rápidamente el estilo de vida del mundo bajo amenaza de inminente catástrofe.


Conste que estoy de acuerdo con la mayor, porque el crecimiento actual no es sostenible ad aeternum. Otra cosa es que según este libro y sus previsiones, ahora, mayo del año 2006, deberíamos estar más o menos extintos.
El libro es de 1972, por lo que estamos viendo su futuro local a 30 años vista. El primer autor es Edward Goldsmith, fundador de la revista The Ecologist donde el libro fue publicado en enero de 1972. El original inglés está disponible en internet bajo el título A Blueprint for Survival.
El libro es muy interesante y hay que tomarlo con respeto dadas las circunstancias y los tiempos en los que fue escrito. La primera frase es perfectamente exportable a la actualidad: “El defecto fundamental del modo de vida industrial, con su prurito de expansión, es el de ser insostenible”. Yo la suscribo y además valoro su carácter pragmático. Sin moralina, sin arrebatos por la justicia cósmica, su rotundidad viene de su egoísmo, por lo que debería ser tomado en serio por todos, primates éticos, inmorales o teístas: si el tren descarrila, los pasajeros van dentro, y aquí no se puede apear uno.
Se equivocaron, sin embargo. En su sincera militancia, se atrevieron a hacer predicciones concretas a partir de los conocimientos del final de los años 60.
Les destaco algunas de ellas (las que han cumplido plazo):
La demanda de petróleo excederá a la oferta en el año 2000 y se agotará antes del año 2040 (hipótesis de demanda creciente).
Antes del año 2000 se habrán agotado las reservas minerales de plata, oro, mercurio, plomo, platino, estaño y zinc.
El cobre y el wolframio se agotarán sobre el año 2010.
El gas natural se agotará antes del año 2000 (hipótesis de demanda creciente).
El uranio 235 será escasísimo antes del año 2000.
Todo fue inexacto, especialmente los augurios sobre los metales. En el caso del petróleo, durante las décadas siguientes se descubrieron muchos más yacimientos de los conocidos en 1970. Los métodos de extracción han cambiado, algunos yacimientos no explotables ahora sí lo son, las subidas de precios
Pero eso no significa nada más allá de que tenemos prórroga. A pesar de las predicciones fallidas (menos mal, porque nadie les hizo el más mínimo caso), las estimaciones actuales de agotamiento del petróleo son muy variables, pero ninguna pasa de los 80-90 años y varias coinciden en el rango de 40 a 50. A esto se añaden los tintes siniestros que han teñido el asunto en la última década por motivos que eufemísticamente se llaman “geopolíticos”.
Mientras tanto, habrá que releer el libro para, obviando los augurios, rescatar el mensaje que aún pueda ser válido y adaptarlo a la cruda realidad porque la premisa sigue siendo la misma perogrullada: no puede haber crecimiento económico ilimitado con recursos limitados.

10 mayo 2006

[Breves] La conspiración lunática

Jay Windley, ingeniero de sistemas, hace una disección de los argumentos sobre la falsedad de los alunizajes de los años 60 y 70 desde la base lunar Clavius. La página ofrece, además, una magnífica documentación técnica, imágenes y videos.


John Young, comandante del Apolo 16 saluda sin sombra a una bandera que ondea sin viento ¿o no?
(NASA AS16-113-18340)

Nota: en español seguimos teniendo ¿Pisó el hombre la Luna? de Jesús Cancillo, ¿Qué el hombre no ha llegado a la Luna? de Hernán Toro y El hombre sí pisó la Luna con comentarios sobre algunos programas de TV y radio al respecto.

09 mayo 2006

Freud nos mira (desde sus cuencas vacías)

Este pasado fin de semana, el domingo 7 de mayo, el periódico El País nos regala con un editorial titulado Freud nos mira. Tengo una explicación para ese editorial pero como se relaciona con la hipótesis del imparable acercamiento del hombre ibérico a la estupidez en estos últimos años, voy a obviarla. Entresaco algunos párrafos ya que muestra un escaparate de afirmaciones y preguntas como mínimo peculiares. Empieza así:
La idea que los individuos occidentales poseen sobre sí mismos, e incluso Occidente en cuanto colectividad, sería radicalmente distinta sin pensadores como Sigmund Freud.
Lo cual me parece una afirmación sin sentido. Yo no sé cuál es la idea que los "individuos occidentales" tenemos de nosotros mismos o como colectividad (vaya palabrería) pero sí estoy seguro de que en España nadie contempla a Freud como un pensador que haya esclarecido ningún asunto al respecto sino, en todo caso, todo lo contrario.
¿Cómo hablar de la historia del arte, del cine, de la literatura, de la música, de los masivos movimientos políticos o los extraños movimientos del corazón ignorando a Freud?
Descartado que lo de "los extraños movimientos del corazón" aluda a la sístole y a la diástole ¿a qué se refiere entonces? ¿De verdad que debo buscar las claves de la música o de la literatura en las nunca verificadas ideas de don Sigmundo?
En fin, el editorialista sigue metiendo a Marx como comparación en cuanto a causa explicativa y un par de chorradas más. El final es desconcertante:
¿Podría imaginarse un trato más voluntariamente humano y una cura, gracias al habla, más acorde, en teoría, con el supremo bien de la comunicación?
Vaya, resulta que al periodista le va la marcha corporativa. El psicoanálisis es estupendo porque está relacionado en teoría (?) con el bla, bla, bla... Y resulta que eso es comunicación, supremo bien del oficio.
No quiero insistir en la bobada. Creo que el autor tuvo un mal día, no supo qué decir exactamente y encadenó la primera sarta de tópicos que le pasó por la cabeza. Le puede pasar a cualquiera. Incluso en un blog.
Y hoy, martes 9 de mayo, aparece una carta al director de Ignacio Morgado Bernal sobre el ya cansino asunto. Don Ignacio es catedrático de Psicobiología del Instituto de Neurociencia de la Universidad Autónoma de Barcelona; tal vez sepa algo del tema. Como su carta es breve la transcribo directamente:
No puedo entender el editorial de ayer domingo Freud nos mira. No acierto a alcanzar las razones que han llevado a un diario tan serio a publicar semejantes afirmaciones. Es cierto que la falacia del psicoanálisis ha sido tan señalada por sus detractores como contestada por sus defensores. La polémica ha sido secular y al final, creo yo, nada hay en la ciencia positiva moderna que pueda sintonizar con tal falacia. Quienes dedican su vida a investigar científicamente cómo funciona el cerebro y cómo organiza la mente y el comportamiento deben sentirse profundamente decepcionados por ese editorial. Es cierto que, a diferencia del psicoanálisis y los psicoanalistas, quienes estudiamos la mente siguiendo el método científico no lo sabemos todo, pero los éxitos de la ciencia en el tratamiento de los problemas mentales están más que demostrados y se pueden conocer simplemente repasando las excelentes páginas de Salud y Ciencia de EL PAÍS en las hemerotecas. El editorialista puede consultarlas sin dificultad, pero le resultará mucho más complicado explicar a los lectores de este maduro periódico de 30 años en qué consisten "los enredos anidados en zonas oscuras e inconscientes del espíritu", quién ha negado "la influencia de Freud en las artes, el cine o la literatura", dónde están el crecimiento actual del psicoanálisis, los científicos que niegan el habla como método terapéutico, o los enfermos generosamente curados por las artes de quienes se resisten a validar científicamente sus teorías y procedimientos. ¡Qué pensarían los modernos astrónomos si, de repente EL PAÍS, reivindicara las maravillas de la astrología! Quien nos mira en 2006 no es Freud sino Cajal.
Y quede claro que quiero agradecer a El País que haya publicado la réplica con tanta rapidez como la diligencia con la que Ignacio Morgado ha devuelto las vacías cuencas de Freud al sitio donde deben estar.
Por el medio, una entrada de Arcadi Espada de un estilo tan sarcástico como oscuro.

05 mayo 2006

[Breves] Tesis doctorales en la red

Libre acceso a 900 tesis doctorales con texto completo en Tesis Doctorales en Red (o, para quien lo prefiera, en Tesis Doctorals en Xarxa). Iniciativa patrocinada por el Departament d'Universitats, Recerca i Societat de la Informació de la Generalitat de Catalunya.

04 mayo 2006

La publicidad me mata

Donde comento algo sobre los mensajes de la publicidad a través de un bonito ejemplo

Sólo los anuncios darían para un blog monográfico. Y eso que siempre he mantenido que en España son de bastante nivel, alta creatividad y tal… (tal vez quitando aquel del oso de Mimosín). Pero hay algunos peculiares y hoy quiero compartir uno que me tiene algo perplejo. Pasen y vean:

Todo empezó bien: esta chica me recibía todos los días en la carretera desde un cartel publicitario. Enigmática, pensaba yo ¿qué me querrá decir desde su mudez impresa? Me señala ¿por qué? Me sonríe desde su exuberancia rastafari ¿hay alguna buena noticia?
Más tarde me enteré de que era un anuncio de Endesa (logotipo abajo a la derecha, pequeñito). Pero claro, una vez contextualizado (con perdón) el anuncio, las preguntas aumentaron: ¿cuál es el mensaje? ¿ por qué está tan contenta la chica? ¿por qué me señala como diciéndome “te ha tocado”? ¿qué me ha tocado exactamente?

Por fin logré desentrañar el misterio. Escuchen el anuncio sonoro de Endesa (enlace al final del post) que supongo hace juego con el anuncio gráfico, son apenas 30 segundos y no tiene desperdicio. Por si no les apetece o no tienen sonido, se lo describo: una voz masculina, cálida y acogedora, va recitando el anuncio en un suave pero estusiasta crescendo; de fondo, unos coros (¿angelicales?) cantan una tonadilla. Les transcribo aquí aproximadamente el anuncio (los coros entre corchetes, obviemos la letra en inglés):
Somos la compañía eléctrica líder en España
Y una de las 5 primeras en Europa [la, la, laaa… ]
Estamos entre las 10 primeras empresas del sector en el mundo [la, la, laaa…]
Por capitalización bursátil
Hemos obtenido un fuerte incremento del beneficio [la, la, laaa…]
En todos los negocios respecto al año anterior
Un 52.9% más en España y Portugal [la, la, laaa…]
Un 151.5 más en Endesa Europa
Y un 106.3% más en Latinoamérica [la, la, laaa…]
Por su dimensión
Por su progresión
La mejor compañía para el futuro es la tuya [la, la, laaa…]
Endesa
O sea, que Endesa ha decidido que una forma de hacerse publicidad es decir lo mucho (muchísimo) que ganan y lo grandes que son. Y al final me dicen que la empresa es mía (¿?). Y aún así, creo que el anuncio podría mejorarse porque cabe la posibilidad de que haya gente que no se entere todavía del mensaje. Ante todo se agradece la precisión: eso de comunicar los beneficios con una cifra decimal es estupendo para el cálculo. Lo de la "capitalización bursátil" se les ha escapado, no pega bien, tal vez haya algún neocon por ahí suelto. Mi sugerencia es cambiar un poquito el continente, que no el contenido, para que el mensaje llegue aún más nítido. Por ejemplo:
Somos grandes y estamos en muchos sitios
Ganamos un montón de dinero [la, la, laaa…]
Este año mucho más que el anterior
Ese dinero sale de ti [la, la, laaa…]
Sigue pagando chaval
Y si aún no eres cliente ¿a qué esperas? [la, la, laaa…]
El año que viene pensamos ganar todavía más
Mientras que a ti te subirán un 1.5% [la, la, laaa…]
Te necesitamos, pringao, apúntate al más grande
Danos tu número de cuenta, ven a Endesa
Música de fondo a elegir entre la misma que hay ahora (es un hallazgo) o Eleanor Rigby, por ejemplo. La letra es mejorable, ya lo sé. Pero yo no soy un profesional de la mercadotecnia y además lo hago gratis.
Ahora ya sé lo que quería decirme la chica del anuncio. Y luego alguien se extraña de que don Evo nacionalice los recursos de su país. Gracias Endesa por decirlo tan claro.
Aquí tienen el anuncio (240 kb). Si el Castpost no funciona, pinchen en este enlace al mp3.


Powered by Castpost

02 mayo 2006

La derrota del pensamiento

Este es el título de un libro que acabo de terminar. En él se intenta explicar históricamente las razones del resurgimiento de los nacionalismos y cómo se enlazan con la banalización de la cultura. La primera parte es prescindible, en mi opinión, pero debe leerse la segunda mitad.

Centrándome exclusivamente en la educación, una cita representativa:
“La actividad mental de la sociedad se elabora por doquier en una zona neutra de eclecticismo individual salvo entre las cuatro paredes de los establecimientos escolares. La escuela es la última excepción al self-service generalizado. Así pues, el malentendido que separa esta institución de sus usuarios va en aumento: la escuela es moderna, los alumnos son postmodernos; ella tiene por objeto formar los espíritus, ellos le oponen la atención flotante del joven telespectador; la escuela tiende, según Condoncet, “a borrar el límite entre la porción grosera y la porción iluminada del género humano”; ellos retraducen este objetivo emancipador en programa arcaico de sujeción y confunden, en un mismo rechazo de la autoridad y de la disciplina, el maestro que instruye y el amo que domina.
¿Cómo resolver esta contradicción? “Postmodernizando” la escuela, afirman tanto los gestores como los reformadores. Estos buscan los medios de aproximar la formación al consumo […] Los primeros preconizan, más seriamente, la introducción masiva de ordenadores en las aulas a fin de adaptar a los escolares a la seriedad de la técnica sin obligarles, por ello, a abandonar el mundo lúdico de la infancia. […] Poco importa que la comprensión así desarrollada por el juego con la máquina sea del tipo de la manipulación y no del razonamiento”.
Y para finalizar, la síntesis:
"Así pues, la barbarie ha acabado por apoderarse de la cultura. A la sombra de esa gran palabra crece la intolerancia, al mismo tiempo que el infantilismo. Cuando no es la identidad cultural la que encierra al individuo en su ámbito cultural y, bajo pena de alta traición, le rechaza el acceso a la duda, a la ironía, a la razón –a todo lo que podría sustraerle de la matriz colectiva-, es la industria del ocio, esa creación de la era técnica que reduce a pacotilla las obras del espíritu. Y la vida guiada por el pensamiento cede suavemente su lugar al terrible y ridículo cara a cara del fanático y del zombi."
Tal vez no estaré de acuerdo con otras opiniones de Alain Finkielkraut, pero los párrafos precedentes, en mi opinión, describen una parte de la realidad y de nuestros problemas con absoluta claridad.
P.S.: también acabo de leer el libro "La venta del alma" de Agustín García Calvo: no me he enterado de absolutamente nada.

01 mayo 2006

La vanguardia de la ciencia

Les comunico que su agenda semanal tendrá que contar con una hora de menos. O, si lo prefieren, duerman menos, caramba, pero suscríbanse al programa de Radio Exterior de España llamado La vanguardia de la ciencia. Desconozco su horario pero no importa porque han tenido el detalle de dejar todos los programas grabados en formato mp3 en su página web. Pueden suscribirse a su podcast para no perder detalle. Entre tanto programa estúpido y personaje capullo, este es como el libro de Sagan, una vela en la oscuridad. Gracias Ángel Rodríguez y que no decaiga.
Grab this Widget ~ Blogger Accessories
 
º